Enlaces de accesibilidad

Irán estrecha más sus lazos con Bolivia


Esta es la tercera visita en cinco años que hace a Bolivia el gobernante iraní.

De camino a Brasil, el gobernante iraní, Mahmud Ahmadineyad, se entrevista en La Paz con su aliado Evo Morales, presidente de Bolivia.

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, se entrevistó en privado con el mandatario de Bolivia, Evo Morales, durante una visita relámpago que hizo a esa nación suramericana camino a Brasil, donde asistirá a la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río de Janeiro (Río+20).

Ros-Lehtinen sobre Irán

Declaración de Ileana Ros-Lehtinen

La presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., Ileana Ros-Lehtinen, difundió un comunicado a propósito de la visita de Ahmadineyad en el que subrayó que éste “ha sido muy bien recibido por los dictadores en América Latina".

La congresista dijo que el regreso de Ahmadineyad "esta semana para reuniones adicionales con (Evo) Morales y (Hugo) Chávez demuestra que la amenaza de la influencia iraní en el Hemisferio Occidental sigue creciendo”.

Según la influyente legisladora, “la declaración iraní de que el nuevo acuerdo de cooperación entre Irán y Bolivia significa una ‘nueva etapa’ en las relaciones es escalofriante para cualquier persona familiarizada con el apoyo de Irán a los grupos extremistas, como Hezbolá, y su ilegal programa nuclear”.

El comunicado también señala que “Teherán ha encontrado almas gemelas en los regímenes tiránicos de La Paz, Caracas, La Habana, y Quito, que comparten su odio hacia la libertad, la democracia y los Estados Unidos”.

La tercera visita que Ahmadineyad hace a Bolivia transcurrió en medio de fuertes críticas de la oposición a los nexos La Paz-Teherán, a pesar de que la importancia comercial de las relaciones bilaterales, según alega el Instituto Boliviano de Comercio Exterior, es “marginal” para el país.

Tras recibir a Ahmadineyad en el Palacio Quemado, Morales subrayó que Irán está altamente comprometido con los estados miembros de la denominada Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), integrada además de Bolivia por Cuba, Venezuela, Nicaragua y Ecuador.

Luego, el canciller boliviano, David Choquehuanca, y el iraní, Ali-Akbar Salehi, firmaron un memorando de cooperación bilateral en la lucha antidrogas.

Ambos presidentes ya se habían entrevistado en 2008 durante la visita de Morales a Teherán, la primera hecha por un mandatario a esa nación, lo que repitió en 2010. Por su parte, Ahmadineyad había estado previamente en La Paz en 2007 y 2009, como parte de sus esfuerzos por buscar aliados en Latinoamérica.

En septiembre de 2007, los dos gobernantes firmaron un amplio plan de cooperación por unos $1.100 millones de dólares en materia agrícola, de hidrocarburos, petroquímica y de salud.

En virtud de otros acuerdos de cooperación suscritos con carácter estratégico, militar y de seguridad, la oposición boliviana ha demandado mayor transparencia en las relaciones bilaterales, fuertemente matizadas por una política común de enfrentamiento con EE.UU.

La diputada opositora del partido Convergencia Nacional (CN) Alejandra Prado calificó de “relaciones peligrosas” el diálogo establecido por los gobiernos de Morales y Ahmadineyad. “Sabemos que Irán está instalando tecnología militar en América Latina (...) Nos preocupa la visita del presidente iraní a Bolivia”, dijo.

Convergencia Nacional condenó la visita del mandatario iraní, destacó que su régimen teocrático "no respeta los derechos fundamentales de mujeres, niños y homosexuales", y denunció que las relaciones bilaterales "nunca han sido claras".
XS
SM
MD
LG