Enlaces de accesibilidad

Irán aboga por diálogo nuclear, pero deja de vender crudo a París y Londres


El general estadounidense Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor conjunto, consideró "prematuro" optar por un ataque militar contra Irán a causa de su programa nuclear en estos momentos

Irán reiteró el domingo su disposición a reanudar rápidamente las negociaciones con las grandes potencias sobre su controvertido programa nuclear, poco antes de suspender la venta de petróleo a Francia y Reino Unido.

"Entendemos la posición de la otra parte y queremos otorgarle la posibilidad de salvar las apariencias. Vamos a asistir a esas conversaciones con un enfoque positivo y esperamos que ellos vengan con buena voluntad", dijo el canciller iraní, Ali Akbar Salehi.

Por otra parte, el portavoz del ministerio iraní de Petróleo, Alireza Nikzad, indicó el domingo que las ventas de crudo "a las compañías británicas y francesas han cesado". "Hemos decidido suministrar nuestro petróleo a otros clientes", añadió, citado por el sitio oficial del ministerio.

Irán es el segundo productor de la OPEP, con una producción de 3,5 millones de barriles diarios, de los que exporta 2,5 millones.

Este país vende poco más del 20% de su petróleo a la Unión Europea (unos 600.000 barriles/día), esencialmente a Italia, que le compró unos 185.000 barriles diarios en 2011 (13% de sus importaciones), España (161.000 barriles, o sea 12% de sus importaciones) y Grecia (103.000 y 30% respectivamente). El anuncio de este domingo podría constituir una advertencia para estos países.

En 2011, Francia importaba 58.000 barriles diarios de crudo iraní, cerca de 3% de sus necesidades en oro negro.

Irán había anunciado el miércoles que iba a revisar a la baja sus ventas de petróleo a los países europeos, aunque sin interrumpirlas "de momento", replicando así al embargo gradual sobre el petróleo iraní decidido previamente por la Unión Europea (UE).

El viernes, la jefa de la política exterior de la UE, Catherine Ashton, y su homóloga estadounidense, Hillary Clinton, habían saludado el envío por parte de Teherán de una carta en la que decía estar dispuesto a reanudar las conversaciones sobre su programa nuclear.

El principal negociador iraní para los temas nucleares, Said Jalili, propuso en dicha misiva a las potencias del grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Gran Bretaña y Alemania) reanudar las negociaciones sobre el programa nuclear iraní, siempre y cuando respeten su derecho a la energía atómica con fines pacíficos.

Por su parte, el comandante estadounidense de mayor rango consideró "prematuro" optar por un ataque militar contra Irán a causa de su programa nuclear en estos momentos.

"Creo que las sanciones económicas y la cooperación internacional lograda en torno a las sanciones están comenzando a surtir efecto", afirmó el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor conjunto estadounidense, en el programa "Fareed Zakaria GPS" de la cadena CNN.

El sábado por la noche, antes del comienzo de una visita del consejero de seguridad nacional del presidente estadounidense Barack Obama, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas israelíes, el general Benny Gantz, afirmó que su país tomará solo la decisión de atacar a Irán.

Esta entrevista coincide con la llegada a Israel del asesor de seguridad nacional estadounidense Tom Donilon para mantener "consultas con los altos responsables israelíes sobre numerosos temas", entre ellos Irán.

XS
SM
MD
LG