Enlaces de accesibilidad

Indígenas se unen a huelga de militares en Bolivia


Una multitudinaria marcha de suboficiales, sargentos y sus esposas es vista hoy, jueves 24 de abril de 2014, en La Paz (Bolivia), asimismo en la ciudad de El Alto, para reclamar al Gobierno acciones y reformas para frenar lo que consideran racismo y la di

Nueve militares entre suboficiales y sargentos fueron dados de baja por liderar la protesta.

Un grupo de indígenas aymaras aliados del presidente izquierdista Evo Morales se solidarizó el jueves con las protestas callejeras que por tercer día consecutivo realizan militares de bajo rango en demanda de un trato igualitario en las Fuerzas Armadas.

"No puede ser que den de baja a nuestros hermanos sólo por exigir sus derechos, masificaremos la protesta si no son restituidos", advirtió el dirigente indígena Samuel Coarite, quien encabezó la marcha.

Nueve militares entre suboficiales y sargentos fueron dados de baja por liderar la protesta que el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, calificó de "indisciplina" sin precedentes. Entre los despedidos hay dos que pertenecen al pueblo aymara de Coarite.

El jueves se duplicaron a por lo menos un millar los militares que salieron a marchar, esta vez en traje de combate, con la cara pintada y desde la vecina ciudad de El Alto hasta las calles céntricas de La Paz en medio de la simpatía de los transeúntes.

Una veintena de dirigentes indígenas aymaras ataviados con ponchos rojos encabezó la protesta. En la retaguardia marcharon esposas de militares. Un centenar de ellas mantienen una huelga de hambre desde hace cuatro días en varias ciudades en apoyo al movimiento, dijo a la The Associated Press Sandra López, dirigente de las esposas. Las huelguistas no han sufrido hasta ahora graves problemas de salud debido al ayuno, aseguró López.

La protesta de suboficiales y sargentos parece ganar apoyo entre las organizaciones sociales pesar de que Saavedra dijo que sólo un 8% está en huelga de los casi 10.000 efectivos de bajo rango.

Los militares dicen que en los cuarteles sargentos y suboficiales no pueden usar los mismos sanitarios que los oficiales, tampoco tienen acceso a los mismos salones; que el traje de ellos es de una tela barata y el de los oficiales es de mejor calidad. Tampoco pueden aspirar a cursos de posgrado en las mismas condiciones y hasta la atención médica en hospitales militares es preferente para los oficiales.

Saavedra dijo la víspera que esa situación está cambiando y que desde 2015 sargentos y suboficiales accederán a becas para estudiar en las mismas condiciones que los oficiales.

Los oficiales se forman en la academia militar mientras que los suboficiales lo hacen en la escuela de sargentos. Los manifestantes han pedido reunirse con Morales -Capitán General de las Fuerzas Armadas- pero el mandatario ha evitado hasta ahora referirse al conflicto.

La constitución aprobada por Morales en 2009 consagra un estado plurinacional con igualdad de derechos para todos, pero sargentos y suboficiales -que en su mayoría son de origen indígena o de estratos populares-, aseguran que los cambios no llegaron a los cuarteles no obstante los estrechos vínculos del mandatario con los jefes militares.

De la protesta no participan soldados rasos quienes no reciben un salario del Estado y suman poco más de 20.000, mientras que los oficiales en sus diversos grados son unos 10.000.
XS
SM
MD
LG