Enlaces de accesibilidad

Derechos Humanos

Impulsarán en el Parlamento Europeo la propuesta al Premio Sájarov 2022 para José Daniel Ferrer

Una sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo. (Foto de JULIEN WARNAND / POOL / AFP
Una sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo. (Foto de JULIEN WARNAND / POOL / AFP

El Consejo para la Transición Democrática en Cuba anunció en una declaración divulgada este jueves que impulsará en el Parlamento Europeo la propuesta al Premio Sájarov 2022 para José Daniel Ferrer.

La agrupación, que presidía el también líder de la Unión Patriótica de Cuba antes de ser detenido cuando intentaba unirse al levantamiento nacional contra el régimen comunista ocurrido el 11 de julio, considera que otorgar el premio a Ferrer sería un reconocimiento a los miles de ciudadanos y ciudadanas que tomaron pacíficamente las calles en demanda de democracia.

Familiares del líder opositor divulgaron esta semana un documento de la Fiscalía en el que se indica que el exprisionero de la Causa de los 75 deberá cumplir en prisión cuatro años y 14 días por supuestamente haber incumplido los requisitos de limitación de libertad establecidos en una sanción impuesta previamente en 2020.

El Consejo considera que la detención de líderes opositores y activistas muestra "el temor a los liderazgos auténticos en condiciones y capacidad de representar las demandas genuinas de los ciudadanos cubanos, en el nuevo escenario de cambios de una sociedad que se auto democratiza".

El premio Sájarov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo ha reconocido a varios cubanos: Oswaldo Payá en 2002, el colectivo de las Damas de Blanco en 2005 y al opositor Guillermo Fariñas en 2010.

A continuación reproducimos íntegramente la declaración:

La Tiranía en pleno esplendor tardío

El régimen cubano ha hecho una lectura incorrecta de las jornadas de julio. La reacción derivada, llena de pavor hacia la sociedad, le lleva a emplear la ley como castigo, no como reparación ante el delito cierto, demostrado en los tribunales y siguiendo las pautas del debido proceso. Es la tiranía en pleno esplendor tardío.

La revocación de la libertad a José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica y Presidente del Consejo para la Transición Democrática en Cuba (CTDC), las detenciones de Félix Navarro, líder del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel y Vicepresidente del CTDC, de Francisco Rangel, Armando Abascal y Lázaro Díaz, miembros de este partido, junto a la detención de Ramón Salazar, Presidente del Partido Autónomo Pinero, de Luis Manuel Otero, del Movimiento San Isidro, y la condena judicial a José Silva, Coordinador del Movimiento Opositores por una Nueva República, todos integrantes del CTDC, muestran el temor a los liderazgos auténticos en condiciones y capacidad de representar las demandas genuinas de los ciudadanos cubanos, en el nuevo escenario de cambios de una sociedad que se auto democratiza.

La detención de miles de ciudadanos pacíficos, ya anticipada con la detención de los manifestantes de Obispo y de Maikel Castillo, y el encarcelamiento parejo de algunos de sus líderes, nacionales o locales, es índice de la ruptura entre el gobierno y los ciudadanos, y del intento fallido y forzado de impedir la identificación entre una ciudadanía que empezó a recuperar su soberanía el 11 de julio y parte del liderazgo democrático de la nación.

Una ruptura y un intento a través del quebrantamiento del orden judicial y constitucional del país. Los manifestantes están siendo juzgados por el ejercicio del derecho a la manifestación recogido en el Artículo 56 de la Constitución, y estos líderes han sido detenidos, juzgados y encarcelados por supuestos delitos que no tuvieron la oportunidad de cometer.

El precipitado recorrido del régimen hacia el abismo constitucional acaba de completarse con la entrada en vigor del Decreto-Ley 35, una actualización del marco jurídico en materia de telecomunicaciones, que limita la libertad de expresión en Internet y, entre otras, califica las convocatorias a protestas como ciberterrorismo. Esta mordaza digital viola el Artículo 54 de la misma Constitución, ley superior del Estado, y rompe el orden precario de convivencia entre sus instituciones y la ciudadanía. Una de las señas de los Estados fallidos.

No obstante, la vuelta de tuerca inconstitucional sobre el activismo y sobre los derechos digitales de la ciudadanía no serán suficientes para detener el clamor de un pueblo que reclama su libertad.

Pero seguimos requiriendo del apoyo de la comunidad democrática internacional ante políticas totalitarias enquistadas, que bloquean cualquier tipo de disposición o voluntad política necesaria para reconducir una situación insostenible para la nación y sus propios gobernantes.

El Consejo para la Transición Democrática en Cuba quiere reiterar que es la Hora de la Solidaridad con Cuba, nombre de nuestra campaña por la liberación de todos los detenidos en las jornadas de julio y por la amnistía de los presos políticos y de conciencia.

Dentro de ella damos un paso más: impulsar en el Parlamento Europeo la propuesta al Premio Sájarov 2022 para José Daniel Ferrer. Sería, en esta ocasión, un reconocimiento en la persona de este destacado luchador por los derechos humanos, incluyendo los sociales, a los miles de ciudadanos y ciudadanas que tomaron pacíficamente las calles en demanda de democracia.

Al mismo tiempo, el CTDC presentará ante organismos internacionales de derechos humanos el Reporte 11jCuba, un trabajo de documentación y análisis sobre las manifestaciones populares más importantes en los últimos 62 años y sobre la conducta de las autoridades cubanas hacia todo el pueblo cubano.

Vea todas las noticias de hoy

Preso político del 11J Aníbal Palau estaría otra vez en celda de castigo, denuncia su madre

 Aníbal Yasiel Palau Jacinto y su madre, Layda Yirkis Jacinto Abad. (Fotos: Facebook)
Aníbal Yasiel Palau Jacinto y su madre, Layda Yirkis Jacinto Abad. (Fotos: Facebook)

El preso político Aníbal Yasiel Palau Jacinto habría sido llevado la pasada semana a una celda de castigo, en la prisión Melena II, en Melena del Sur, provincia de Mayabeque.

Layda Yirkis Jacinto Abad, madre del joven encarcelado, dijo a Martí Noticias que la información le llegó a través de la llamada telefónica de un recluso y que hasta el momento no ha tenido más información sobre la situación de su hijo.

“El pasado día 24 de este mes recibimos una llamada telefónica de Melena II, donde se encuentra Aníbal, avisándonos de que había sido conducido a celda de castigo”, dijo la mujer.

Según explicó Jacinto Abad, a la pregunta de por qué su hijo había sido enviado a celda de castigo, su interlocutor respondió de inmediato: “Aníbal no hizo nada, se lo llevaron para una celda y ya”.

Aníbal Yasiel Jacinto, preso del 11J, otra vez en celda de castigo, denunció su madre
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:55 0:00

“No hemos tenido más información, no hemos obtenido ninguna llamada más desde el lugar; tampoco contacto con él, ni físico ni por vía telefónica. Estamos a la espera de poder actualizar la situación de mi hijo y, por el momento, agradecerles a todos ustedes, desde ahí, desde Martí Noticias, cuánto nos apoyan”, apuntó

La madre del preso político extendió su agradecimiento “a todas las organizaciones y a nuestros exiliados en todas partes del mundo, que están apoyando, una vez más, la liberación, la tan noble causa de luchar por la libertad de los presos políticos acá en Cuba, porque son inocentes, no merecen otra cosa que libertad”.

El 10 de diciembre de 2023, Palau Jacinto fue también encerrado en celda de castigo por declararse en huelga de hambre junto a otros prisioneros políticos de la cárcel Melena II “demandando, primero, libertad para todos los presos políticos, además del respeto a los derechos humanos de todos los reos, no solo de los políticos, sino de los comunes, pues sabemos que en las mazmorras castristas los están matando, incluso de sed. Y, por supuesto, por el cese de la represión en Cuba”, explicó en su momento a Martí Noticias la madre del joven prisionero.

Aníbal Yasiel Palau Jacinto, de 28 años, fue condenado a 5 años de cárcel por participar en las protestas del 11 de julio de 2021 en Güines, provincia de Mayabeque.

(Con reporte de Ivette Pacheco para Martí Noticias)

Nace nueva entidad de derechos humanos en Cuba y la Seguridad del Estado frustra su primer evento

Foto Archivo. Un operativo policial en La Habana. La primera reunión del Foro Permanente de Derechos Humanos en Cuba fue frustrado por las autoridades el 15 de febrero de 2024.
Foto Archivo. Un operativo policial en La Habana. La primera reunión del Foro Permanente de Derechos Humanos en Cuba fue frustrado por las autoridades el 15 de febrero de 2024.

Un grupo de activistas pertenecientes al Foro Permanente de Derechos Humanos en Cuba, que pretendían reunirse este jueves, fueron hostigados por la Seguridad del Estado con el propósito de impedir el intercambio de estrategias para impulsar los objetivos de la iniciativa.

El Foro fue fundado el 1 de febrero para desarrollar un "espacio de activación, acción y articulación" que promueva y divulgue dentro de la isla los derechos humanos, así como las libertades que recoge la Constitución de 2019.

Del mismo modo, busca concienciar a la ciudadanía para que exija el disfrute de los derechos y libertades a que le corresponden por la Carta Internacional de Derechos Humanos y la legislación cubana.

“Nosotros teníamos pensado como una acción del Foro Permanente de Derechos Humanos, tener un primer encuentro, específicamente, sobre la violencia de género y se iba a reunir a un grupo de activistas, sobre todo mujeres, acompañadas por un par de hombres, para generar esa primera conversación de violencia de género y violencia en sentido general”, explicó a Martí Noticias, Manuel Cuesta Morúa, vicepresidente de la plataforma DFrente y uno de los fundadores del Foro.

“Parece que, de algún modo, ellos se enteraron y quisieron impedir que sucediera: a mí, hoy, desde la mañana y también incluso a Marielena Mir, nos sitiaron la casa, en el caso mío de forma muy visible, tenían puestos dos jóvenes de la Sección 21, la policía política y una perseguidora para impedir mi salida. Además, citaron para este jueves a María Mercedes Benítez para la policía”, denunció.

Esta última fue interceptada por tres agentes de la policía política en las afueras de su vivienda en Centro Habana, cuando se dirigía a gestiones personales.

“Había tres oficiales de la Seguridad. Me detuvieron y me dijeron que estaba citada para las 10 de la mañana del jueves a la estación de Zanja. Yo le dije a ellos que yo no iba a ir a ninguna citación ni verbal, ni por teléfono, ni con papeles, que yo no tengo nada que hablar con ellos, que lo que tenían que hacer es velar a todos los delincuentes que están cometiendo actos de crimen”, señaló Benítez en conversación con nuestra redacción.

“El encuentro era en mi casa. Íbamos a tener un conversatorio con varias mujeres sobre los feminicidios y sobre violencia de género”, dijo.

Entre las tareas que se proponen los integrantes del Foro están “divulgar y, educar” a la ciudadanía en "todos y cada uno de los derechos", así como en la "defensa institucional" de los derechos.

Cuba es miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y en 2008 firmó -aunque aún no los ha ratificado- los Pactos de Derechos Civiles y Políticos, Sociales, Económicos y Culturales de la Carta Internacional de Derechos Humanos.

"Nos maltratan aquí como locos", padre e hijo condenados por sedición denuncian lo que ocurre en el Combinado del Este

José Luis Castillo de la Torre y su hijo, José Luis Castillo Bolaños, fueron condenados por sedición tras las protestas del 11y 12 de julio de 2021 en La Güinera, La Habana.
José Luis Castillo de la Torre y su hijo, José Luis Castillo Bolaños, fueron condenados por sedición tras las protestas del 11y 12 de julio de 2021 en La Güinera, La Habana.

Un padre y su hijo, condenados por las manifestaciones antigubernamentales del 11 y 12 de julio de 2021, denunciaron desde la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, en La Habana, la difícil situación en que se encuentran.

"Nos maltratan aquí como locos", dijo José Luis Castillo de la Torre, de 58 años, sancionado a 11 años de privación de libertad.

Él y su hijo, José Luis Castillo Bolaños, de 32 años de edad, quien cumple condena de 10 años, estuvieron en las protestas de La Güinera, en Arroyo Naranjo, y fueron condenados por el delito de sedición.

En una llamada telefónica, a la que Martí Noticias tuvo acceso por cortesía del Centro de Relatores de Derechos Humanos, explicaron que como reclusos tienen todos los derechos negados.

"Somos los de La Güinera y nos negaron la mínima, por gusto", aseguró Castillo Bolaños, quien ejercía como tatuador antes de ser detenido.

"Aquí no han atención médica, soy asmático y nunca me han dado ni un sala'o aerosol; soy diabético al igual que mi papá, no tenemos ayuda. Mi mamá falleció en el 2022. No tienen ni cómo justificar las cosas que han hecho y entonces están amenazándonos que nos van a dar golpes", denunció.

Su padre también alertó: "Nosotros no tenemos familia afuera, nadie nos ayuda. Llevamos dos años y pico aquí, entonces ahora fui al lío de la mínima y me aparece una pila de cosas que yo no he hecho. Los comunistas estos te ponen cosas por gusto, no te dan medicamentos, yo soy diabético, no dan atención médica, no dan nada”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:17 0:00

Otra denuncia por falta de atención médica fue divulgada por Magalys González, quien explicó el delicado estado de salud en el que se encuentra su hijo Ismael Rodríguez González, de 26 años de edad.

El joven, que cumple nueve años de sentencia por su participación en las protestas populares de Güira de Melena, en la provincia de Artemisa, sufre un trastorno bipolar y no está tomando los medicamentos, requeridos.

La señora explicó que su hijo estaba en el campamento de trabajo Ceiba Cinco, donde tuvo un enfrentamiento con otros reos, y debido a este incidente, fue trasladado para la prisión de Máxima Seguridad de Guanajay, donde lo mantienen en una celda aislada, sin mediación, ni atención psiquiátrica.

Foto tomada en la cárcel de máxima seguridad de Guanajay, Artemisa, Cuba
Foto tomada en la cárcel de máxima seguridad de Guanajay, Artemisa, Cuba

"Ya hace 20 días hoy que está en Ceiba Cinco, él tuvo una recaída porque los medicamentos nunca se los dieron como debe de ser. Desde que lo llevaron para Guanajay no ha salido más, no ha tomado medicamento más, más nada, ni lo ha visto un psiquiatra”, se quejó su madre.

“Ismael tiene deficiencia mental, le dan ataques de epilepsia, es bipolar desde los 8 años, lo mismo se ríe que llora. Los certificados se los di al abogado, lo presentó allí en el juicio", indicó.

Según su relato, el abogado le cuestionó a la fiscal que a el joven le habían dado la baja del Servicio Militar, y que cómo es que iba a asumir una prisión, a lo que la fiscal argumentó que el servicio es un problema de aptitud y la prisión es un problema de conducta.

“Él no puede seguir encerrado ahí porque se va a volver más loco”, dijo González.

Cuba mantiene un régimen represivo "insoportable", que puede terminar en "protestas masivas": Informe

Presos políticos cubanos. (Facebook/Albert Fonse)
Presos políticos cubanos. (Facebook/Albert Fonse)

Cuba tiene un promedio de 14 nuevos presos políticos por mes, dijo este miércoles la organización independiente Prisioners Defenders, que reportó el ingreso a su lista de otros 13 presos de conciencia en el mes de enero de 2024, para un total de 1.066.

La organización con sede en Madrid, España, añadió en 2023 al listado que actualiza cada mes 170 nuevos presos políticos. "Esto supone que a lo largo de estos 12 meses estuvieron presentes en la lista un total de 1.236 prisioneros políticos”.

Hasta el 31 de enero de 2024, el total de presos políticos y de conciencia en la isla ascendió a 1.066, los cuales, denunció Prisoners Defenders, sufren “condenas judiciales o disposiciones de limitación de libertad por parte de las fiscalías sin supervisión judicial alguna, debido proceso o defensa efectiva, en flagrante violación de la ley internacional”.

La organización dijo que los datos que colecta, además de ser publicados, se envían a “todos los ámbitos políticos, diplomáticos y de defensa de los derechos humanos”.

El reporte de enero actualiza la cantidad de prisioneros que fueron detenidos cuando eran menores de edad, y de los que 33 siguen estando en la lista, 29 cumpliendo sentencia y 4 en proceso penal.

En un informe a Naciones Unidas, el régimen cubano reconoció la veracidad de estas cifras. "Hay que tener en cuenta que la cifra actual, sin embargo, no contempla otros muchos menores que ya han salido de la lista por haber cumplido íntegramente sus condenas”, subrayó Prisoners Defenders.

“17 de los menores mencionados han sido ya condenados por “sedición”. La pena media de estos menores condenados por sedición es de 5 años de privación de libertad, un castigo en promedio superior al que sufrían, antes del #11J, los adultos en prisión política. En la actualidad la mayoría se encuentran en reclusión domiciliaria o trabajo forzado sin internamiento”, añadió.

La organización detalló que actualmente se encuentran en las prisiones cubanas “831 convictos de conciencia, 199 condenados de conciencia y 36 presos políticos”, aclarando que esta última denominación se basa en que están condenados “por acciones penalmente reprochables, si bien, en su causa de origen, está la represión de derechos fundamentales, y no la infracción o delito per se, y cuyos desproporcionados procesos y penas han sido ejecutados mediante una violación grave a sus derechos de defensa y debido proceso, causado todo ello por motivos políticos y/o ideológicos”.

Evolución de la lista de presos políticos en Cuba en los últimos 12 meses, según CPD
Evolución de la lista de presos políticos en Cuba en los últimos 12 meses, según CPD

Analizando el trienio 2021-23, Prisoners Defenders se refiere a 2021, año de las históricas protestas conocidas como el 11J, como “el año donde la violencia y la represión policial fue la predominante”. En cuanto a derechos humanos, la organización refiere que en “2022 se vivió con especial énfasis la represión judicial” en la isla, y 2023 fue "un año para la desesperanza”.

Sobre el recién comenzado 2024, la organización prevé que la mala administración del régimen, que ha elevado los niveles de pobreza de la población a niveles insoportables “puede llevar a vivir de nuevo un ciclo de protestas populares masivas, a pesar de la inmensa represión a la que ya el pueblo sabe se tendría que enfrentar”.

Concluso para sentencia juicio contra joven acusado de las pintadas contra el Partido Comunista

 El Nuevo Directorio publicó imágenes del cartel.
El Nuevo Directorio publicó imágenes del cartel.

El Tribunal Municipal de Diez de Octubre, en La Habana, dejó concluso para sentencia, este martes, el juicio contra el rapero y activista Yasmany González Valdés al que la Fiscalía pide seis años de privación de libertad por el delito de propaganda enemiga.

“Dice el fiscal que propaganda enemiga es un delito del Código penal que está en vigor desde 2022 y que fue aprobado por más de un 79% de la población”, indicó Ilsa Ramos, la esposa del preso político.

“El fiscal quería ponerle agravantes, propaganda por el teléfono, incitación a las manifestaciones, pero la abogada lo defendió argumentando que Yasmany estaba siendo juzgado por los carteles”, relató.

González Valdés, conocido en las redes sociales como Libre Libre, fue aprehendido el 20 de abril de 2023 por pintadas contra el Partido Comunista y el régimen que aparecieron en diferentes sitios de la capital cubana.

Yasmany González Valdés.
Yasmany González Valdés.

La primera pintada "No al PCC" fue descubierta en los muros de la Facultad de Física de la Universidad de La Habana. La segunda, en el parque de Aguirre, una tercera fue escrita en la entrada del estadio universitario, en la calle Ronda y la cuarta, hecha el mismo día de la detención de Yasmany, en el número 7 de la calle Humboldt, en Centro Habana.

Había sido citado a principios de abril a la estación policial de Zanja, donde lo acusaron de estar relacionado con el grupo que se hacía llamar El Nuevo Directorio y se atribuía los letreros contra el régimen escritos en paredes de lugares emblemáticos de La Habana.

El letrado aseguró a Ramos que está abogando por bajar la sentencia a tres años.

"Dice que Yasmany no tiene que tener una pena tan cercana a la máxima sanción por ese delito, que son ocho años, porque él admitió que puso los carteles y cooperó en la prueba caligráfica. Ahora hay que esperar la sentencia firme que puede tardar hasta más de un mes”, indicó la esposa.

Al juicio, como todos los que se celebran en Cuba por causas políticas, permitieron asistir únicamente a unas pocas personas.

“Sólo dejaron entrar a familiares cercanos, sus padres y yo. Empezó tardísimo porque no traían a los presos que eran él y otro muchacho, también del Combinado del Este, por ‘propaganda enemiga’ pero no en la misma causa. Un juicio previsto para las 9 de la mañana comenzó a las 11”, agregó la misma fuente.

Durante su reclusión, González Valdés, que, antes de ser encarcelado se ganaba la vida como albañil, ha estado varias veces en celdas de castigo, una de ellas tras una pelea con un recluso común que lo acusó de estar creando un movimiento opositor "dentro de la prisión".

Cargar más

XS
SM
MD
LG