Enlaces de accesibilidad

Impresora 3D de la NASA fabrica primera pieza en el espacio


La tecnología podría reducir los costos de repuestos en viajes de exploración a otros mundos.

La máquina diseñó una placa extrusora o un pedazo de sí misma de casi tres pulgadas de largo, lo que aporta una solución a problemas futuros en misiones espaciales.

En un hecho sin precedentes, una impresora 3D diseñada y construida por la empresa Made in Space, de California, creó una placa extrusora –un pedazo de sí mismo– durante una hora el pasado 24 de noviembre a bordo de la estación Espacial Internacional.

El hito marca un paso clave hacia un futuro en el que las naves espaciales Voyaging impriman sus propias piezas de repuesto en viajes de colonización en otros mundos y hacer lo que necesitan de la tierra bajo sus botas, aseguran los defensores de la nueva tecnología.

"Este es el primer objeto fabricado verdaderamente fuera del planeta Tierra", afirma Aaron Kémmer, CEO de la empresa Space.com. Subraya que "es un gran hito, no sólo para Made In Space y la NASA, sino para la humanidad en su conjunto".

La placa extrusora, que mide casi 3 pulgadas de largo por 1.5 pulgadas de ancho por 0.25 pulgadas de grosor (7,6 por 3,8 por 0,6 centímetros), cuenta con los logotipos de ambas empresas, Hecho en Espacio y la NASA, dijo Kemmer. Agrega que la placa tiene en el tablero y el cableado electrónico de la impresora un significado simbólico por ser la primera en su tipo en espacio ingrávido.

"Pensamos mucho sobre cómo podríamos demostrar el cambio histórico aquí", señala Kemmer, tras señalar que ello "representa la idea de que si algo sale mal en la estación espacial o futuras estaciones espaciales, la tripulación y la NASA tienen ahora la capacidad de construir una solución".

La presencia de la impresora 3D en la estación espacial es parte del proyecto de impresión 3D, una colaboración entre la NASA y Made In Space. La máquina llegó en septiembre a bordo de la cápsula no tripulada Dragón carga de SpaceX, y luego se instaló en microgravedad en el laboratorio orbital por la Expedición 42, comandada por Barry "Butch" Wilmore en noviembre 17. Las actividades de calibración siguieron de inmediato.

El principal objetivo de la primera fase del proyecto es validar la tecnología de impresión 3D, asegurando que funciona en órbita, así como lo hace en Tierra, han dicho funcionarios de la NASA. Elementos de prueba impresa en el espacio serán comparados con muestras idénticas producidas por la misma máquina antes que saliera de la Tierra.

La segunda fase se centrará en la utilización real de las piezas impresas en la estación espacial, dijo el gerente de programa de impresión 3D, Niki Werkheiser, del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama. La NASA tiene grandes esperanzas para la impresión en 3D, lo que crea productos capa por capa de plástico, metal u otro material de materia prima.

La tecnología 3D podría reducir el costo de los vuelos espaciales y permitir misiones de exploración tripuladas más ambiciosas, aseguran funcionarios de la agencia espacial de los Estados Unidos.

XS
SM
MD
LG