Enlaces de accesibilidad

Lleve un imán cuando vaya de compras


Las falsificaciones ya no abarcan sólo billetes, también las monedas de 1 CUC y hasta de 25 centavos.

Del peso convertible, o CUC, ya no sólo se falsifican los billetes...

Al pagar en una cafetería frente al Hospital de Maternidad Obrera, en Marianao, el dependiente sacó un imán de debajo del mostrador y lo pegó a la moneda de un peso convertible que dimos. Ante nuestras caras de sorpresa, explicó que era la forma de verificar si era falsa o no.


Es que ahora también son falsificadas las monedas de 25 centavos y de un peso de la moneda que sustituye al dólar americano en el mercado interno (CUC), y que equivale a 25 pesos de la denominada moneda nacional en que se pagan los salarios a los trabajadores cubanos.

Los comercios de la isla se dividen en los que venden en pesos cubanos y los que lo hacen en la popularmente denominada CUC. Frecuentemente se paga, en los de cobro en pesos, con CUC, y ello es bien recibido por los dependientes que valoran este último a solo 23 pesos, por lo que ganan en cada transacción dos pesos respecto al cambio oficial.

Con el orgullo que sentimos los cubanos cuando podemos enseñar a otros sobre algo, continuó nuestro maestro-dependiente advirtiéndonos que tuviéramos cuidado, pues a los billetes de un peso no convertible, que son de un color verde pálido, les colorean el frente de verde oscuro, como los de a 5 pesos, y así los pasan a los descuidados.

Añadió que los billetes de a peso coloreados, como los de a 5, no son alterados en nada más y los intercalan entre otros billetes, lo que más frecuentemente realizan de noche o en momentos en que están bajo presión los que lo reciben, como es el caso de los choferes de taxis que cobran mientras están al tanto de la conducción del vehículo.

Confesó que “me pasaron algunos pintados de esos, pero ahora estoy que no se me va nada”, mientras mantenía aun en sus manos el enorme imán redondo que fue parte alguna vez de una bocina de audio.

En este mismo orden de cosas, en días pasados pude saber por una empleada del Banco Popular del poblado de Managua que también están circulando euros falsificados. Esto lo dijo en alta voz a un cliente que le preguntó por qué revisaba tanto los euros que pretendía cambiar.

Ahora resulta que además de ver por todos lados a los que hacen transacciones mirando billetes a trasluz, para comprobar su autenticidad, también se debe añadir como medida preventiva un imán para que no le pasen falsas monedas.

(Publicado originalmente en Cubanet el 10/17/2013)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG