Enlaces de accesibilidad

Congresos de la Lengua Española


El escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura.

El Premio Nobel, Camilo José Cela, fue quien puso la polémica en uno de los congresos al arremeter contra quienes "se avergüenzan" de llamar al español por su nombre y prefieren llamarlo "castellano".

El Congreso de la Lengua Española que inauguró este domingo el Premio Nobel peruano Mario Vargas Llosa en Panamá es la continuación de otros cinco encuentros similares de escritores, académicos y expertos de la lengua, cada uno de los cuales ha dejado una nota peculiar para un prontuario de anécdotas.

El I Congreso, que tuvo como escenario la ciudad de Zacatecas, México (1997), con el tema "La lengua y los medios de comunicación", es recordado por el discurso inaugural del Premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez, quien propuso liberar de sus amarras ortográficas a una lengua que "ya no cabe en su pellejo".

La propuesta escandalizó a eruditos y preceptores sobre todo cuando propuso jubilar a la ortografía, "terror del ser humano desde la cuna".

"Enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la ge y la jota, y pongamos más uso de razón en los acentos escritos, que al fin y al cabo nadie ha de leer lagrima donde diga lágrima ni confundirá revólver con revolver", afirmó.

El II Congreso, celebrado en Valladolid, España en 2001, estuvo dedicado al tema "El idioma español en la sociedad de la información".

Otro Premio Nobel, el español Camilo José Cela, fue quien puso la polémica en este Congreso al arremeter contra quienes "se avergüenzan" de llamar al español por su nombre y prefieren llamarlo "castellano".

La cuestión concitó una discusión dentro y fuera de los salones del Congreso, entre quienes repudian el término "español" por tener un cierto "perfume imperial" y quienes lo defienden por considerar que abarca las otras lenguas regionales de España: gallego, catalán y vasco.

Con el lema "Identidad lingüística y globalización", el III Congreso se llevó a cabo en Rosario, Argentina, en 2004.

En esta ocasión, la controversia la planteó otro Premio Nobel, pero no de Literatura, sino de la Paz, el izquierdista argentino Adolfo Pérez Esquivel quien organizó un congreso paralelo y "de ideología opuesta", el Congreso de laS LenguaS (sic).

En este otro espacio, de participación abierta, se reunieron representantes de instituciones académicas y culturales para discutir sobre el carácter pluricultural y multilingüe de América Latina, y recuperar la memoria de las lenguas aborígenes.

El IV Congreso tuvo como marco la ciudad colombiana de Cartagena de Indias en 2007, bajo el lema "Presente y futuro de la lengua española: unidad en la diversidad".

Lo peculiar de esta ocasión fue el cálido homenaje a Gabriel García Márquez por su octogésimo cumpleaños, que coincidió con el sesenta aniversario de la publicación de su primer cuento, "la tercera resignación"; los cuarenta años de Cien años de Soledad y los 25 del Premio Nobel de Literatura.

El V Congreso, que se realizaría en Valparaíso (Chile) en 2010, coincidía con el bicentenario de la independencia de muchos países latinoamericanos, pero no pudo realizarse en forma presencial debido a un violento sismo que sacudió a Chile una semana antes. El evento acabó reducido a una versión virtual.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG