Enlaces de accesibilidad

Arrestan en Honduras a una mujer siria y dos paquistaníes


Policias hondureños custodian una unidad policial. EFE

Los inmigrantes viajaban de forma ilegal y presumiblemente con destino a Estados Unidos, dijeron las autoridades del país centroamericano.

Las autoridades policiales de Honduras arrestaron este sábado a una mujer siria y dos ciudadanos paquistaníes que ingresaron al país de manera ilegal procedentes de Nicaragua y pretendían viajar a Estados Unidos.

La detención estuvo a cargo de agentes policiales en el sector de Guasaule, puesto fronterizo de Honduras con Nicaragua, dijo a periodistas el portavoz de la Secretaría de Seguridad, Leonel Sauceda.

La siria y los paquistaníes se encuentran a las órdenes de las autoridades del Instituto Nacional de Migración que investigan su caso para determinar si los pasaportes que presentaron son robados y establecer qué procede en materia migratoria, explicó.

El portavoz policial indicó que la siria y los paquistaníes viajaban en un autobús del servicio interurbano que cubre la ruta entre Guasaule y la ciudad sureña de Choluteca, y su destino era Estados Unidos.

La siria llegó a Honduras procedente de Nicaragua y se identificó como Hanaa Maissoun Halawi, de 39 años, dijo a Efe un portavoz de la Policía Nacional.

Los paquistaníes, que también procedían de Nicaragua, fueron identificados como Muhammad Shafiq y Naseem Abbas, de 30 y 21 años, respectivamente.

La misma fuente indicó que la mujer y los dos paquistaníes se encuentran detenidos a la espera de que las autoridades corroboren sus identidades.

Las autoridades hondureñas investigan si esta mujer tiene relación con los cinco sirios detenidos esta semana en un aeropuerto de Tegucigalpa, cuando pretendían viajar a Estados Unidos con pasaportes griegos robados, apuntó sin más precisiones el portavoz policial.

Envían a prisión a sirios detenidos

Mientras, un tribunal hondureño envió a prisión en la noche del viernes a cinco sirios con pasaportes falsificados que fueron arrestados el pasado martes.

La fiscalía acusó a los sirios de "falsificación de documentos públicos y adulteración del estado civil", y un juzgado ordenó su "detención judicial" y los remitió a la Penitenciaría Nacional, situada en Támara, 25 km al norte de la capital, dijo la portavoz del tribunal, Bárbara Castillo.

Explicó que las acusaciones por falsificación de documentos y usurpación del estado civil presentadas por la fiscalía se deben a que ellos portaban pasaportes de otras personas de origen griego cuando fueron arrestados en el aeropuerto Toncontín de Tegucigalpa la noche del martes.

La falsificación de documentos públicos se castiga con cárcel de dos a nueve años y la usurpación del estado civil de tres a seis años.

Sin embargo, organismos de derechos humanos han intercedido por los sirios --que argumentaron haber salido huyendo de los conflictos armados de su país--, para que puedan solicitar asilo.

Los cinco fueron identificados como Majd Ghanout Kousa (21 años), Fady Freej Shehada (26), Mazen Mikhail (30), Lourans Samaan (21) y William Gahnem (21).

Ellos fueron detenidos en el marco de las medidas de seguridad reforzadas en puertos, aeropuertos y fronteras de Honduras tras los atentados en París, y dado que el país centroamericano es usado para el paso de miles de migrantes ilegales hacia Estados Unidos.

La directora de Migración, Carolina Menjivar, aclaró que los sirios "no pertenecen a ninguna célula terrorista y "cuatro de ellos son estudiantes universitarios y uno es profesional universitario", sin "antecedentes penales".

El ministro de Derechos Humanos y Justicia, Rigoberto Chang Castillo, declaró que "como firmantes de la Convención Internacional de Asilos, estamos obligados, si una persona lo pide, a evaluar esa petición de asilo y (...) resolver conforme a la legislación internacional".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG