Enlaces de accesibilidad

Estudian enviar astronautas en estado de coma a Marte


Los peligros de la radiación son altos para la vida humana en un viaje de ida y vuelta de 360 días a Marte. Foto: NASA.

Un estudio respaldado por la NASA subraya que los astronautas en estado de letargo recibirían impulsos eléctricos para prevenir la atrofia muscular y mantener sus funciones metabólicas en el espacio.

Un estudio respaldado por la NASA explora una forma innovadora de reducir drásticamente el costo de una expedición humana a Marte: poner la tripulación en estado prolongado de hibernación.

El sueño profundo, llamado torpor, y aplicar los procedimientos médicos existentes reducirían las funciones metabólicas de los astronautas en una misión al planeta rojo.

"El letargo también puede ocurrir naturalmente en los casos de hipotermia. La teoría inició en la década de 1980. Pero desde el 2003, ha sido un sostén básico para los pacientes de trauma en cuidados críticos en los hospitales", afirma el ingeniero aeroespacial Mark Shaffer, durante un Congreso Internacional de Astronomía realizado en Toronto, Canadá.

El investigador subraya que "los protocolos existen en la mayoría de los principales centros médicos para inducir la hipotermia terapéutica en los pacientes y mantenerlos esencialmente con vida hasta que puedan obtener el tipo de tratamiento que necesitan".

Asegura que "junto a la alimentación intravenosa, una tripulación podría ser puesta en hibernación durante el tiempo de tránsito a hacia Marte, que en el mejor de los casos tomaría 180 días solo de ida".

Hasta el momento, la duración del tiempo de un paciente en estado de letargo, sopor o coma se ha limitado a casi una semana. Schaffer señala que "no hemos tenido la necesidad de mantener a alguien en (sopor terapéutico) por más de siete días".

Agrega que "para las misiones de humanos a Marte tenemos que propulsarlos de 90 a 180 días. Esos son los tipos de tiempos de vuelo de una misión de la que estamos hablando".

Desde el punto de vista económico, la recompensa podría ser impresionante. Las tripulaciones pueden vivir dentro de las naves más pequeñas con menos comodidades como galeras, equipo de ejercicio y, por supuesto, agua, alimentos y ropa, y más protección en sus módulos frente a radiaciones solares dañinas.

Un diseño incluye un módulo hilado para proporcionar un ambiente de baja gravedad para evitar el debilitamiento de los huesos y la pérdida de masa muscular de los astronautas en estado de coma. Además, una computadora controlaría el suministro de alimentos vía intravenosa.

El estudio de la NASA muestra una reducción de cinco veces en la cantidad de volumen presurizado necesario para una tripulación en hibernación y una reducción de tres veces en la cantidad total de masa requerida, incluidos el consumo de los alimentos y el agua.

En general, poner a una tripulación en estado de hibernación terapéutica reduce los requisitos de la misión de incluir en su carga entre 220 a 400 toneladas para un viaje interplanetario. Para Schaffer "eso es más que una carga pesada para un vehículo de lanzamiento".

XS
SM
MD
LG