Enlaces de accesibilidad

Hay que contar con Sanders y Trump


Debate republicano en New Hampshire.

Los votantes de New Hampshire no aclararon, sin embargo, quiénes pueden ser los principales rivales de Trump.

El resultado de las primarias en el estado de New Hampshire ha dejado claro que hay que contar tanto el magnate Donald Trump en el Partido Republicano como el senador Bernie Sanders en el Partido Demócrata.

Aunque Trump nunca había participado en la política como candidato, el martes en la noche consolidó su primer puesto entre los candidatos republicanos.

Trump sacó el 35.3 por ciento de los votos, más del doble de lo que sacara el ex gobernador de Ohio, John Kasich, quien sacó el 15.7 por ciento del voto.

En el Partido Demócrata, tal como se esperaba, el Senador de Vermont, Bernie Sanders, más que duplicó el número de los votos que sacó la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton.

Para los expertos el resultado en ambos partidos muestra que hay que tomar en serio tanto a Trump como a Sanders.

La derrota de Clinton fue particularmente dolorosa porque tanto ella como su esposo, el ex Presidente Bill Clinton obtuvieron grandes victorias en New Hampshire en primarias anteriores. Ella le había ganado la primaria al actual Presidente Barack Obama en el 2008. Pero esta vez el estado que les favoreció en el pasado, les viró la espalda.

Seguidores de Bernie Sanders, precandidato presidencial por el partido Demócrata.
Seguidores de Bernie Sanders, precandidato presidencial por el partido Demócrata.

Sanders, de 74 años, ha sido una de las grandes sorpresas de la política este año. A pesar de su edad, una gran parte de su apoyo viene de los jóvenes y sorprendentemente del voto de las mujeres jóvenes, lo cual ha molestado mucho a las feministas en Estados Unidos.

Los votantes de New Hampshire no aclararon, sin embargo, quiénes pueden ser los principales rivales de Trump.

En segundo lugar quedó el ex gobernador de Ohio, John Kasich con el 15.7 por ciento del voto.

Después hay otros tres candidatos que están muy cerca el uno del otro. El Senador de Texas, Ted Cruz, quedó en tercer lugar con el 11.7 por ciento del voto. En cuarto lugar fue para el ex gobernador de la Florida, Jeb Bush, quien obtuvo el 11.1 por ciento del voto. Bush fue una de las sorpresas de la noche pasando de ser uno de los candidatos con mejor apoyo a quedar en cuarto lugar, muy cerca de Cruz.

El Senador de la Florida, Marco Rubio, quien era la esperanza de muchos de los funcionarios Republicanos quedó en quinto lugar con el 10.5 por ciento de los votos.

Rubio, uno de los favoritos después que quedara en un tercer lugar en las asambleas (caucus) de Iowa, cayó porque los votantes no le perdonaron su error en el último debate. Rubio, que usualmente tiene mucha facilidad de palabra en el debate se trabó como un disco rayado y repitió cuatro veces seguidas la misma frase.

El Gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, quien presionó a Rubio durante el debate, señaló una y otra vez, que Rubio se había aprendido de memoria una frase para impresionar en el debate. Christie fue duro contra Rubio, que parecía ser el favorito de los profesionales del partido, pero la jugada sólo le funcionó a medias.

Si bien es cierto que Rubio pagó su error cayendo de ser uno de los favoritos al quinto lugar en el voto en New Hampshire, Christie no logró aumentar el porcentaje de sus votos y el miércoles regresó a Nueva Jersey, de donde se espera que anuncie su retiro de la contienda.

Mientras los rivales de Trump se repartan el voto, el multi-millonario gana las primarias con poco más de un tercio del voto. Todavía hay que ver a quién favorecen los votantes de Christie y más aún cómo se reparten los votos cuando sólo sean dos o tres los aspirantes republicanos.

El proceso electoral apenas si ha comenzado. Hasta ahora se sabe que hay que contar con Trump y que Clinton no la tiene fácil con Sanders, quien tiene un gran apoyo entre los votantes más jóvenes.

En las próximas semanas vienen las asambleas de Nevada y las primarias de Carolina del Sur. Es posible que después del voto en estos dos estados se reduzca aún más el número de candidatos republicanos y ahí comenzaremos a ver si Trump consigue aumentar su porcentaje del voto o si los que votarían por los candidatos que se retiran prefieren a otro candidato y no a Trump.

XS
SM
MD
LG