Enlaces de accesibilidad

Recuerdan en Praga la llegada al poder hace 25 años de Vaclav Havel


Havel ante los ciudadanos de Praga tras haber jurado como presidente de Checoslovaquia.

Havel fundó el Comité Internacional para la Democracia en Cuba, convirtiéndose en una de las voces solidarias de más resonancia mundial para apoyar una transición democrática en la isla caribeña.

Los ciudadanos checos evocan hoy el 25 aniversario de la elección de Vaclav Havel como primer presidente democrático de Checoslovaquia, un hito en la caída del Telón de Acero.

Conciertos, obras de teatro y actos políticos se han sucedido en los últimos días para conmemorar la elección hace hoy 25 años de Havel como primer presidente democrático checoslovaco tras décadas de régimen comunista y, al mismo tiempo, rendirle tributo al cumplirse el pasado 18 de diciembre el tercer aniversario de su fallecimiento.

La Asamblea Federal de la Checoslovaquia comunista eligió por unanimidad al antiguo "enemigo del régimen socialista" Havel para ser el Presidente del país el 29 de diciembre de 1989, una elección seguida con asombro por televisión por millones de personas.

Havel, que entonces tenía 54 años, había estado en prisión hasta mayo de ese año por su oposición al régimen comunista y en el momento de su elección su obra como escritor seguía prohibida. "Prometo, por mi honor y en conciencia, fidelidad a la República Socialista Checoslovaca. Cuidaré del bienestar de la nación y nacionalidades que viven aquí. Cumpliré mis obligaciones según la voluntad del pueblo y en su interés", fueron las primeras palabras de Havel como Jefe de Estado electo.

Los dos mandatos presidenciales de Havel (1993-2003) estuvieron marcados por su firme defensa de los Derechos Humanos y la libertad, por lo que lanzó numerosas críticas a los regímenes de Cuba, Myanmar y Bielorrusia.

La defensa de estos principios le valió numerosas nominaciones al premio Nobel de la Paz, que nunca obtuvo, y el Premio a los Derechos Humanos que por primera vez otorgó la sección checa de Amnistía Internacional (AI) en 2002. Otros momentos estelares de la era Havel fue la disolución del Pacto de Varsovia, rubricada en Praga (1991), la invitación a la República Checa para integrarse en la Alianza Atlántica (1997) y la Cumbre de la OTAN celebrada en Praga en noviembre del 2002.

Tras agotar sus dos mandatos presidenciales, en 2003, Havel fundó el Comité Internacional para la Democracia en Cuba, convirtiéndose en una de las voces solidarias de más resonancia mundial para apoyar una transición democrática en la isla caribeña.

XS
SM
MD
LG