Enlaces de accesibilidad

El líder demócrata Harry Reid anuncia su retiro


Harry Reid, líder de la mayoría demócrata del Senado de EEUU.

Con 75 años y más de 40 en la política, continúa siendo uno de los políticos más influyentes en Estados Unidos.

Tras casi 30 años en los pasillos del Senado, el histórico líder demócrata Harry Reid anunció hoy que no volverá a presentarse a la reelección en 2016, cuando dirá adiós a toda una vida dedicada a la política.

Uno de los más recios supervivientes a los envites de la oposición republicana, Reid se ha definido con los años como la gran batuta de los demócratas en la Cámara Alta, incluso cuando hace cuatro años una "espada de Damocles" pendió sobre su cabeza y casi pierde su escaño por Nevada.

Con voz calmada, pero mano firme, Reid ha sido el gran defensor de las políticas más progresistas del presidente Barack Obama durante su mandato, impulsor ferviente de la todavía fallida reforma migratoria, pero que bajo su liderazgo en el Senado consiguió que se aprobase con apoyo bipartidista al menos en esa cámara.

"Harry Reid es un luchador", subrayó Obama hoy tras conocer la decisión. "Nunca se retractó de una decisión difícil ni tuvo miedo de elegir lo correcto sobre lo fácil", agregó el Presidente.

Como líder de los demócratas en la Cámara Alta, "Harry se ha convertido no solo en un aliado, sino en un amigo. Estoy orgulloso de todo lo que hemos logrado juntos y sé que el Senado no será lo mismo sin él", insistió el mandatario.

Desde que los republicanos recuperasen la mayoría en la Cámara de Representantes en 2010, Reid ha sido el mayor de sus rivales, frenando una y otra vez los intentos conservadores por derrotar la reforma sanitaria o el empeño republicano por adjuntar enmiendas a las partidas presupuestarias.

Sin embargo, el pasado noviembre el legislador perdió el liderazgo del Senado cuando los conservadores recuperaron su mayoría, cediendo su lugar al republicano por Kentucky, Mitch McConnell.

Tras anunciar su retiro, llegó la avalancha de elogios y agradecimientos a su trabajo por el bien del país. "Harry Reid es y será siempre un luchador y un campeón. Los ciudadanos de Nevada han tenido la suerte de llamarlo líder durante tantos años. Y me he sentido orgulloso de trabajar con él, acompañarlo en su campaña, y aprender los entresijos de su liderazgo", aseguró el presidente del Caucus Demócrata, el congresista Xavier Becerra.

Nacido en una familia pobre de Searchlight (Nevada), Reid se convirtió en el líder de la mayoría demócrata cuando éstos recuperaron el mandato en el Senado en 2006 y hoy, con 75 años y más de 40 en la política, continúa siendo uno de los políticos con más peso del país.

Hijo de un minero alcohólico que se suicidó cuando él tenía 32 años, y de una lavandera, el Senador encarna la figura del estadounidense hecho a sí mismo, capaz de aprovechar y exprimir las oportunidades que se le presentan a base de tesón y constancia.

Conocido por su tenacidad, probablemente la más poderosa de sus virtudes, Reid obtuvo su licenciatura de la Universidad Estatal de Utah en 1961, donde se hizo mormón, y su diploma de abogado de la Universidad de George Washington, en la capital, en 1964.

Comenzó su carrera política como asambleísta estatal en 1968, fue vicegobernador de Nevada y llegó a la Cámara de Representantes en 1982, para cuatro años más tarde saltar al Senado, donde se ha labrado durante 28 años y cinco mandatos una reputación de político razonable.

Casado desde hace más de 50 años, tiene cuatro hijos y una hija, y en su vida impera la rectitud sacrificada de la doctrina mormona, pese a haberse criado en el agnosticismo.

Sin duda, todos coinciden en que dejará un profundo espacio en el seno del Senado, aunque él mismo ya ha manifestado su apoyo a Charles Schumer para que lo reemplace, uno de los senadores que lideró la victoria demócrata en 2006 para recuperar la Cámara Alta.

XS
SM
MD
LG