Enlaces de accesibilidad

Arte y Cultura

Hamlet Lavastida describe sus días como prisionero de la Seguridad del Estado: "tienen carta abierta para hacer cualquier cosa" (VIDEO)

Hamlet Lavastida. Tomado de @hamletlavastida
Hamlet Lavastida. Tomado de @hamletlavastida

El artista cubano Hamlet Lavastida, después de su salida forzada a Polonia junto a su pareja, la poetisa y activista Katherine Bisquet, conversó con la revista El Estornudo y contó parte de su experiencia en Villa Marista, donde estuvo detenido más de 90 días.

En entrevista con el periodista y escritor Carlos Manuel Alvarez, el artista ofreció una descripción detallada del interior del Cuartel General de la Seguridad del Estado, su funcionamiento y la dinámica que siguen con todos los presos a los que denominan detenidos.

"Ahí tú si de tas cuenta del increíble poder que tiene el Departamento de Seguridad del Estado que tributa al Partido Comunista. Es, básicamente, la policía política del partido y que sobre la Fiscalía, sobre los tribunales, sobre cualquier otro tipo de institución, tienen carta abierta para hacer cualquier cosa con tu cuerpo, con tu psiquis y con la ciudadanía en general”, denunció.

Lavastida, quien desde los primeros días de su detención fue identificado con el número "2239", relató que fue sometido a varios interrogatorios que buscaban que se inculpara por la creación de "un plan" en contra del régimen. "Qué viniste a hacer acá, quién te pagó, con quién te has preparado, qué viniste a preparar", eran algunas de las preguntas que los agentes le hacían al artista.

El miembro del grupo 27N señaló que el gobierno cubano lo acusaba de haber regresado a Cuba "por órdenes de alguien a hacer algo", por lo que primeramente lo acusaron de "incitación a delinquir", también de preparar "actos de terrorismo" por menciones hechas desde audios privados.

Según el artista, el plan de los agentes era que aceptara las acusaciones porque supuestamente "tenían las pruebas" y de esta manera podrían "reducirle la condena", lo cual el artista siempre se negó a hacer.

"No puedo autoinculparme porque me voy a embarcar", recordó el creador.

Según Lavastida, durante su detención pudo determinar tres métodos que usa la Seguridad del Estado ante los detenidos políticos: el primero, es lograr que el detenido se autoinculpe de los hechos que se le acusan, el segundo es "crear falsos testimonios" y denunciar a otras personas y el último es "el arrepentimiento" en el cual el detenido se compromete a no cometer más los actos de los que se le acusa y de no involucrarse en temas políticos y sociales.

El creador, nacido en 1983 y egresado del Instituto Superior de Arte de La Habana, declaró que al estilo del escritor Heberto Padilla y Reinaldo Arenas, eligió el método del arrepentimiento y las retractaciones como salida.

"Tenía que escribir que yo no quería participar más en la vida política, en ningún tipo de activismo...después también me llegaron a presentar un papel donde yo tenía que decir que tenía que colaborar con ellos… recuerdo que el oficial Darío me los sugirió y básicamente me estaba dictando lo que tenía que decir", explicó.

Lavastida aseguró que esas cartas son un arma que el gobierno puede usar si de alguna manera continúa cercano al activismo, la inquietud política, social y cívica. "O sea, ellos tienen documentos que dicen que yo soy colaborador de ellos, pero evidentemente no soy y lo primero que hay que hacer es decirlo".

Después de tres meses detenido, la policía política impuso al artista y a su pareja sentimental Katherine Bisquet el exilio forzado. De acuerdo con las declaraciones de Bisquet en su Facebook, esta operación del gobierno cubano fue llamada "racionalidad política".

Los supuestos delitos cometidos por el artista eran “incitación a la rebelión” e “instigación a delinquir” y según las autoridades cubanas era un "presunto terrorista" por lo cual fue obligado a estar en prisión preventiva. Amnistía Internacional lo declaró prisionero de conciencia.

Durante su injusta detención, Lavastida fue sometido a horas de interrogatorios, a veces con varias personas interrogándolo, y el gobierno lo mantuvo incomunicado en varias ocasiones, incluso cuando fue diagnosticado por Covid-19 y su familia no fue notificada. Bisquet, dijo que durante la detención de su pareja, ella fue sometida a detenciones arbitrarias, arresto domiciliario ilegal y hasta amenazas por parte de la Seguridad del Estado.

Lavastida solicitó tratamiento psicológico y pidió calmantes para las crisis de migrañas. El artista aseguró que solo una vez tuvo acceso a una consulta con un psicólogo.

Su exilio forzado fue condenado por Amnistía Internacional, así como la organización Human Rights Watch y activistas y artistas cubanos dentro y fuera de la isla.

Vea todas las noticias de hoy

Daymé Arocena: "Alkemi" es un viaje hacia mi verdadera libertad y la de Cuba

La cantante cubana Daymé Arocena en la presentación de su disco "Alkemi", en the Citadel, Miami, el sábado 18 de mayo. (Foto: @daymearocena)
La cantante cubana Daymé Arocena en la presentación de su disco "Alkemi", en the Citadel, Miami, el sábado 18 de mayo. (Foto: @daymearocena)
Getting your Trinity Audio player ready...

Alkemi significa alquimia en lengua yoruba y es el título del nuevo álbum de la cantante cubana Daymé Arocena.

El pasado sábado la vocalista, arropada por su público, ofreció un concierto en The Citadel, en la ciudad de Miami, donde deleitó a todos con los temas incluidos en el disco.

“Necesitaba un álbum que fuera como yo, que sonara como yo, que tuviera mi energía, que las personas supieran lo amplio que es mi mundo”, dijo la cantante, nacida en La Habana en 1992, en declaraciones exclusivas a Martí Noticias.

Arocena ahondó en las razones que la llevaron al nacimiento de un disco como "Alkemi".

“Sentía que en el mundo del jazz ya me había realizado bastante. En mis producciones anteriores siempre estuvo presente el cubaneo y el gozo, pero necesitaba ese lado pop, comercial. Una realidad que fui entendiendo poco a poco”, confesó.

Declaraciones de la cantante Daymé Arocena a Martí Noticias.
please wait

No media source currently available

0:00 0:17:19 0:00

“Tenía, como muchas mujeres, muchas inseguridades, pensando siempre en cómo nos vemos, cómo nos ve el mundo. De ahí empecé a bailar, a entrenarme para eso. Durante ese proceso te miras al espejo y cambia todo en ti y comienzas a sentirte a gusto contigo misma”, argumentó la vocalista.

Su nueva producción salió a la venta el 23 de febrero de este año y, como antesala, Arocena presentó el video clip del sencillo "American Boy", que es parte del disco, el cual incluye también otras colaboraciones como “Por ti”, un canto a la autoestima y el reconocimiento personal.

El LP lo produjo el puertorriqueño Eduardo Cabra, conocido por el nombre artístico de "Visitante", cuando era miembro del dúo Calle 13.

“Nunca imaginé que alguien tan famoso conociera mi música y que me brindara su estudio, su talento y su casa para armar el disco, algo que se logró gracias a una amiga en común”, comentó Arocena.

“Fue un proceso bonito, emotivo, que me abrió los ojos ante la industria musical. La Daymé que llegó a Puerto Rico es otra distinta a la de hoy”, dijo la artista.

En ese momento de transformación, la cantante sintió el apoyo incondicional de su familia y pensó en los cubanos de la isla.

"Siempre hablo de mi familia, de su apoyo. Vengo de una familia numerosa y unida, que me enseñó a ser muy frontal, por esa razón me duele y denuncio la situación del pueblo cubano”, subrayó.

La cantante cubana Daymé Arocena presentó su disco Alkemi en The Citadel, Miami, el pasado sábado 18 de mayo.
La cantante cubana Daymé Arocena presentó su disco Alkemi en The Citadel, Miami, el pasado sábado 18 de mayo.

Daymé Arocena, unida a su pasión por la música, mantiene su compromiso con Cuba y denuncia a través de sus redes sociales la situación del país.

“Soy muy frontal; cuando no hablo de algo, es porque, probablemente, no lo entiendo, pero si veo una injusticia la denuncio, y en el caso de Cuba es injusticia y manipulación con el pueblo”, continuó Arocena. “Entendí que ese proceso lo ha sufrido mi familia, y en mi caso particular, por ser negra y pobre”.

“En una ocasión me atacaron diciéndome que 'los negros no hubieran sido nadie si no fuera por la Revolución cubana', entonces respondí escribiendo un post mencionando figuras de la raza negra que ya eran famosas antes del 59. Ahí te das cuenta del poder de la manipulación en los cubanos”, dijo la cantante.

"No seré la más preocupada por la situación de Cuba, pero me duele, entonces la denuncia comienza por mí y va hacia todo un dolor colectivo. Muchos piensan que es un acto heroico, pero así es Daymé”.

“No le temo a nada, soy bien trasgresora, apuesto por todo, no soy de medias tintas. Siempre voy con todo, como lo hago en este disco, donde la alquimia busca el oro como una energía de durabilidad, de relucir, de no pasar nada por alto, y no pasar desapercibidos nunca. Eso es Alkemi”, concluyó la vocalista.

El Festival de Cine de Miami se vistió de gala con la proyección de documental "El Caso Padilla"

El Festival de Cine de Miami se vistió de gala con la proyección de documental "El Caso Padilla"
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:32 0:00

Una producción galardonada por el testimonial que representa el discurso pronunciado por el poeta Heberto Padilla en 1971 tras ser liberado por el régimen de Cuba, una polémica intervención ante intelectuales en la isla, marcada por la duda de la autoincriminación.

MAZZANTINI una revista de sátira política cubana

MAZZANTINI una revista de sátira política cubana
please wait

No media source currently available

0:00 0:23:58 0:00

Entrevista con Alen Lauzán, periodista gráfico y editor de MAZZANTINI, una revista de sátira política cubana que promueve el humor gráfico que se realiza dentro y fuera de Cuba.

Black Panthers, Hollywood y Cuba convergen en nueva serie de Apple TV+ (VIDEO)

En esta fotografía de archivo del 2 de mayo de 1967, miembros armados del Partido Panteras Negras se encuentran en el pasillo del Capitolio en Sacramento, California. (Foto AP/Walt Zeboski, archivo)
En esta fotografía de archivo del 2 de mayo de 1967, miembros armados del Partido Panteras Negras se encuentran en el pasillo del Capitolio en Sacramento, California. (Foto AP/Walt Zeboski, archivo)
Getting your Trinity Audio player ready...

La plataforma multimedios Apple TV+ estrenará el próximo 17 de mayo “The Big Cigar”, una serie que narra la historia de la fuga del líder de los Panteras Negras, Huey P. Newton, a Cuba, y reafirma el rol del régimen comunista de La Habana como santuario de prófugos y terroristas.

El Black Panther Party (Partido Pantera Negra, BPP), fundado en 1966 en Oakland, California, fue la organización militante del poder negro más influyente de la época y en los 70 sumó simpatías como un símbolo emancipador, liberal y progresista. Tuvo en realidad fuertes vínculos con el crimen, profundas relaciones con grandes nombres de la industria del entretenimiento y encontró en Cuba un refugio para algunos de sus miembros.

Dirigida y producida por el afamado actor Don Cheadle, la serie promete desentrañar el papel del famoso productor Bert Schneider y su círculo de influencias en un minucioso plan para ayudar a Newton a escapar a Cuba, donde permaneció hasta 1977. La fuga del controvertido activista fue planeada como una verdadera producción hollywoodense y así lo plasma la serie.

El Ministro de Defensa de los Panteras Negras, que posó con boina, rifle y lanza, amenazando con desatar "la ira del pueblo armado contra los perros policía racistas", logró sumar a su causa a importantes políticos y celebridades como Marlon Brando, Jane Fonda, Dennis Hopper y el director de orquesta Leonard Bernstein. Cuando escapó a Cuba estaba acusado de una serie de crímenes que supuestamente cometió en el verano de 1974, entre ellos dispararle a una prostituta de 17 años en una calle de Oakland, quien murió luego a consecuencia de los disparos, y apuntar con armas a un par de policías.

El ex líder de los Panteras Negras, Huey Newton, habla con los periodistas frente al juzgado de Oakland, California, el 7 de marzo de 1979. (Foto AP/Sal Veder)
El ex líder de los Panteras Negras, Huey Newton, habla con los periodistas frente al juzgado de Oakland, California, el 7 de marzo de 1979. (Foto AP/Sal Veder)

El Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana reconoce que los Black Panthers enfrentaron a los políticos, desafiaron a la policía, protegieron a los ciudadanos negros de la brutalidad y organizaron programas de servicio comunitario. Sin embargo, en lugar de integrar la sociedad estadounidense, buscaban cambiarla en lo fundamental. "Para ellos, el poder negro fue una revolución global".

Según revela la publicación progresista Salon.com, Newton presidió un negocio de extorsión que involucraba a proxenetas, traficantes de drogas y clubes nocturnos: "También se llevaron a cabo asesinatos de rivales por orden superior por supuesta deslealtad hacia los Panthers; las brutales palizas a los machos Panther de rango inferior eran castigos habituales, además de convertir a las mujeres Panther en prostitutas en el bar y restaurante Lamp Post, propiedad de Panther. Los Panthers siempre necesitaron dinero en efectivo para ellos y sus programas. La paranoia era rampante, con cismas internos avivados por el FBI y los escuadrones rojos locales de la policía, pero también anclados en los egos y el miedo a los rivales".

Más allá del entretenimiento, la acción y el glamour de los 70, “The Big Cigar” se asoma a uno de los temas de mayor tensión en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos: la inclusión de La Habana en la lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo.

El Departamento de Estado estadounidense ha argumentado que desde 1982 (salvo cuando fue rescindida entre 2015 y 2021) Cuba ha tenido una "larga historia de brindar asesoramiento, refugio seguro, comunicaciones, capacitación y apoyo financiero a grupos guerrilleros y terroristas individuales”, algo que La Habana y sus aliados niegan insistentemente.

En la lista de los más buscados del FBI, Joanne Chesimard aparece acusada de terrorismo y asesinato entre otros delitos.
En la lista de los más buscados del FBI, Joanne Chesimard aparece acusada de terrorismo y asesinato entre otros delitos.

Entre los prófugos más conocidos que fueron a parar a la isla están la también miembro de las Panteras Negras, Joanne Chesimard "Assata Shakur", en la lista de terroristas más buscados del FBI y condenada por asesinar a un policía de Nueva Jersey y 10 líderes de las guerrillas colombianas Ejército de Liberación Nacional (ELN), entre ellos Víctor Orlando Cubides “Pablo Tejada” y Ramírez Pineda “Pablo Beltrán”.

Otros fugitivos que escaparon a la isla fueron William “Guillermo” Morales, fabricante de bombas para las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), una organización extremista por la independencia de Puerto Rico a la que se le atribuyen más de 100 atentados con bombas que causaron la muerte de varias personas, lesiones múltiples y millones de dólares en daños; Ishmael LaBeet, también conocido como Ishmael Muslim Ali, quien recibió ocho cadenas perpetuas luego de ser declarado culpable de matar a ocho personas en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos en 1972 y secuestrar un avión para huir a Cuba en 1984; Charles Lee Hill, acusado de matar a un policía estatal de Nuevo México y secuestrar y desviar un vuelo hacia La Habana; Ambrose Henry Montfort, quien usó una amenaza de bomba para secuestrar un avión de pasajeros y volar a Cuba en 1983; y Víctor Manuel Gerena, un militante puertorriqueño que robó $7 millones en un atraco a un banco.

También es conocido que Cuba fue el resguardo de numerosos miembros de la organización terrorista ETA desde 1984, entre otros prófugos de la justicia.

Más allá de los que acogió por afinidades ideológicas, se ha documentado que Cuba refugió a ladrones, estafadores y otros delincuentes como el estadounidense Robert L. Vesco, el rumano Ovidiu Tender y a múltiples cubanoamericanos que tras desfalcar el sistema de salud estadounidense o cometer fraude, escapan con su botín a la isla.

Cineasta cubano estrena cortometraje “Parole”: "Es un regalo para mi madre"

Escena del cortometraje "Parole", del cineasta Lázaro J. González.
Escena del cortometraje "Parole", del cineasta Lázaro J. González.
Getting your Trinity Audio player ready...

El realizador cubano Lázaro J. González estrenará el próximo 12 de mayo el cortometraje “Parole”, un filme de 23 minutos de duración donde explora de manera íntima los desafíos de la migración.

“La idea surgió del deseo personal de reunificarme con mi familia a través del parole humanitario", explicó el cineasta a Martí Noticias en referencia al programa migratorio aprobado por la actual administración de Joe Biden que beneficia a ciudadanos de cuba, Venezuela, Haití y Nicaragua.

El corto se estrenará en el marco del Pacific Film Archive, adscrito a la Universidad de California en Berkeley.

"Presentarlo ese día es un regalo para mi madre”, dijo González, graduado de la carrera de Periodismo en la Universidad de La Habana y egresado de varios talleres de la Escuela Internacional de Cine en San Antonio de los Baños.

Declaraciones del cineasta cubano Lázaro J. González a Martí Noticias.
please wait

No media source currently available

0:00 0:07:38 0:00

Para él, esta es “una película que juega con la metáfora de la comunicación, en este caso los audios entre mi madre y yo, a través de WhatsApp, así como el rejuego con la palabra parole”.

“El cortometraje está estructurado como una videocarta, como un coprotagonista/dirigiendo a su madre con un ritmo epistolar, haciéndose eco de los problemas de comunicación y el anhelo de conexión a través de divisiones físicas y culturales”, destacó.

"Es la vivencia de mi madre en Cuba, lo que ve, lo que evidencia en estos momentos de espera que se traduce en la experiencia de tantos migrantes que esperan también por estos días”.

Escena del corto "Parole" del cineasta cubano Lázaro J. González.
Escena del corto "Parole" del cineasta cubano Lázaro J. González.

Para González, su película también une "muchas de las perspectivas de las cuales estas personas no hablan: la vulnerabilidad económica, laboral, la gentrificación que afecta ciudades como San Francisco, donde resido y donde el costo de la vida es muy alto”.

Enfatizó que “esta idea no es el centro de la película, pero sí es un reflejo entre el imaginario, por ejemplo, de los cubanos, de lo que es vivir en Estados Unidos y las dificultades que aparecen en el exilio”.

El realizador utiliza elementos como las estaciones de trenes y autobuses para enfatizar la metáfora del desplazamiento, de las olas migratorias y la experiencia del exilio, como desprendimiento de una raíz original, marcando su condición como exiliado cubano.

“Con esos planos espero establecer una reflexión y conectar con el público sobre las complejidades del exilio, no solo desde un plano personal, sino también entre el dolor de no poder regresar a tu país y los miedos que te acompañan”, explicó.

“Es una película muy personal escenográficamente hablando, muy íntima, es sobre mi vida, la de mi mamá, pero al final es una historia que busca dialogar con la experiencia de miles de personas que hoy en día están pasando por esta misma situación”, concluyó.

Lázaro J. González dirigió los cortos Padre Nuestro, Margot, Del fango a la fe (De la inmundicia a la fe), Tatá y Villa Rosa, con el que ganó el Premio al Mejor Documental en el Festival de Cine Latino e Ibérico de Yale (Estados Unidos) y el Premio del Público en el Festival Internacional de Cine Gay y Lésbico de Barcelona (España).

Cargar más

XS
SM
MD
LG