Enlaces de accesibilidad

Se estima que el terremoto afectó un aproximado de 3 millones de personas, incluyendo alrededor de 1.5 millones de personas que fueron desplazadas a 1,330 campamentos en Puerto Príncipe.

Las Naciones Unidas y otras agencias de asistencia han caracterizado el terremoto del 12 de enero de 2010, que estremeció a Haití, como el desastre de mayor magnitud en la historia moderna.

Se estima que el terremoto afectó un aproximado de 3 millones de personas, incluyendo alrededor de 1.5 millones de personas que fueron desplazadas a 1,330 campamentos en Puerto Príncipe.

Uno de los retos más grande después del desastre ha sido refugiar a aquellos que perdieron sus casas.

Los más de 10 millones de escombros que dejó el terremoto han afectado los esfuerzos de reconstrucción.

Más allá, los derechos a la propiedad que no son claros y la ausencia de títulos de propiedad han afectado los procesos de recuperación de hogares.

Con el terremoto se perdieron los records públicos, lo que ha hecho extremadamente difícil saber quiénes son los verdaderos dueños de las parcelas de tierra, por lo que no han podido identificar a los propietarios para la reconstrucción.

Dos años después del desastre en Haití, la agencia USAID en conjunto con otras agencias estadounidenses, la comunidad internacional con el apoyo de los objetivos del gobierno de Haití han ofrecido un apoyo significativo en la respuesta de emergencia y el proceso de recuperación.

Se habilitó una base para el desarrollo sostenido a largo plazo en las áreas de infraestructura, energía, seguridad económica, seguridad alimenticia, salud, educación, democracia y gobernación.

Junto al pueblo haitiano y a su gobierno, a la comunidad internacional, USAID y el gobierno de los Estados Unidos sigue ayudando a construir a un Haití estable y económicamente viable.

Para la infraestructura, junto con la comunidad internacional se ha proveído asistencia de refugios de emergencia básicos para 1.5 millones de personas.

Se han colectado, certificado y validado la titularidad de terrenos y del estatus de su posesión de más de 8.800 entre inmuebles y parcelas de tierra.

Para la energía comenzaron la construcción de una facilidad de 10 MW para proveer electricidad al nuevo Parque Industrial Caracol.

Se comenzó a actualizar 5 subestaciones eléctricas en Puerto Príncipe que recibió daños considerables con el terremoto.

Para la seguridad económica se creó el Centro de Ropa de Haití, HAC por sus siglas en inglés, donde se han entrenado a más de 1,900 operadores de maquinarias, mecánicos, e inspectores en el 2011, el 41 por ciento de ellos mujeres.

Se entregó financiamiento de casi 10 millones de dólares para un total de 46 instituciones microfinancieras y cooperativas financieras, que sostienen a los más necesitados y a otros sectores como el agrícola.

En la seguridad de los alimentos se habilitaron centros de colección móvil, mesas de sorteo y 6 mil cajones plásticos para la recolección de mango incrementando las ventas de esta fruta por tres asociaciones exportadoras por encima del 65 por ciento.

En la salud continúan apoyando a 251 localizaciones que ofrecen cuidado primario y 52 que ofrecen cuidados secundarios en toda la nación, a casi el 50 por ciento de la población.

En la educación se han construido más de 600 aulas temporales amuebladas, permitiéndoles así a más de 60 mil estudiantes que regresen a la escuela después del terremoto.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG