Enlaces de accesibilidad

La Infanta Cristina en el banquillo de los acusados


La infanta Cristina en el juicio que juzga el presunto desvío de 6,6 millones de dólares de fondos públicos.

Por su parte, la abogada del sindicato Manos Limpias que ejerce la acusación popular en el caso Nóos, Virginia López Negrete, dijo que "si la Infanta Cristina no va a juicio quedará estigmatizada".

La Abogacía del Estado quiere que se archive la acusación contra la Infanta Cristina por el caso Nóos, con el argumento de que el lema "Hacienda somos todos" debe circunscribirse "al ámbito para el que fue creado: el de la publicidad, exclusivamente como forma de concienciación al país". El juicio sobre corrupción al marido de la Infanta, Iñaki Urdangarían, comenzó hoy en Palma de Mallorca.

La representante de la Hacienda Pública en la causa, Dolores Ripoll, se alineaba así con la defensa de la hermana del Rey de España, Felipe VI, aludiendo al auto con el que el juez José Castro decidió definitivamente sentar a la Infanta Cristina en el banquillo, informa el diario El Mundo.

El Estado, por tanto, considera que la infanta debe beneficiarse de la doctrina Botín porque la Agencia Tributaria entiende que ella no ha cometido ningún delito. Esa jurisprudencia, inaugurada en 2007 para el banquero Emilio Botín, impone el sobreseimiento de la causa cuando así lo reclaman la Fiscalía y el perjudicado por el posible delito (y Hacienda repite que sólo ella lo es en este caso), aunque la acción popular sostenga la acusación. Únicamente Manos Limpias pretende la condena de la ex duquesa de Palma, a ocho años de cárcel como cooperadora necesaria en dos delitos fiscales que su marido habría cometido a través de la sociedad familiar Aizoon.

Por su parte, la abogada del sindicato Manos Limpias que ejerce la acusación popular en el caso Nóos, Virginia López Negrete, ha respondido al fiscal Pedro Horrach y a la abogada del Estado, Dolores Ripoll, quienes se oponen a su legitimidad para acusar por delito fiscal a la Infanta Cristina, y en este mismo sentido a la mujer de Diego Torres.

López Negrete dijo que "si la Infanta Cristina no va a juicio quedará estigmatizada".

Para concluir su intervención ha apuntado a tres consecuencias, "un triple perjuicio". En primer lugar, explica, "para la Justicia española, que no sería igual para todos". Como segunda consecuencia apunta a que se produciría "un gravísimo ataque a las Instituciones del Estado, incluida la Corona". En tercer y último lugar y parafraseando al juez José Castro señala que no llevar a juicio a la Infanta perjudicaría a la "propia Infanta".

Y lo explica así: "Pierde el derecho a defenderse en un juicio justo y quedará estigmatizada socialmente". La primera vez que el juez Castro se negó a imputar a la Infanta -a la que imputaría después a instancias precisamente de Manos Limpias-, apuntó precisamente a que no la encausaba para "no estigmatizarla".

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarín muestran gestos de preocupación en el juicio del caso Nóos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:15 0:00

XS
SM
MD
LG