Enlaces de accesibilidad

Gobierno cubano siente el beneficio de las medidas de Obama


Empresas de EEUU podrán vender a crédito a Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:43 0:00

Empresas de EEUU podrán vender a crédito a Cuba

El 80% de la economía cubana está en manos del Estado y las importaciones comerciales son todas controladas por empresas gubernamentales.

Estados Unidos ha decidido comerciar directamente con el Gobierno cubano, en una medida sin precedentes que favorecerá a empresas y organismos estatales controladores de la mayor parte de la economía en la isla.

El nuevo ofrecimiento de la Casa Blanca, anunciado ayer junto a un paquete de normativas de los Departamentos de Comercio y Tesoro, permite a empresas estadounidenses vender artículos a empresas estatales, organismos y otras entidades del Gobierno cubano que provean bienes y servicios para el uso y beneficio de la población de la isla.

La amplia gama de actividades comerciales aprobadas facilitan también a las compañías del país norteamericano filmar películas, financiar exportaciones y hacer negocios con el Gobierno de la isla caribeña vinculados a proyectos de infraestructura pública.

De manera que poderosos organismos del Estado cubano como el Instituto de Aeronáutica Civil, la empresa de Telecomunicaciones ETECSA, los ministerios de la Construcción, Transporte, Agricultura, las universidades, el Instituto Cubano de Cultura Física y Recreación (INDER), el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC) y hasta el Palacio de Convenciones de La Habana estarían en una amplia lista de beneficiados.

El 80% de la economía cubana está en manos del Estado. Las importaciones comerciales que realiza la isla están todas bajo el control del Gobierno.

"Es la primera vez que se acepta la participación del Estado cubano en este tipo de negociaciones; algo en lo que se venía insistiendo en diferentes momentos de las conversaciones entre ambas naciones", resaltó el periódico oficial Granma.

La decisión ha sido rechazada por representantes cubanoamericanos del estado de Florida, quienes acusan al presidente Barack Obama de hacer "concesiones unilaterales" y de empoderar más al Gobierno de La Habana.

La reexportación de productos como el petróleo venezolano, por ejemplo, ha sido un gran negocio para el Gobierno de la isla, que revende parte de unos 100.000 barriles diarios a precios preferenciales y que luego revende.

Obama se ha defendido de críticas a su política aludiendo en el pasado a que su intención es empoderar al pueblo cubano, no al Gobierno.

Entre las nuevas flexibilizaciones están la concesión de licencias para exportaciones que sean consideradas para beneficio de los cubanos.

El órgano oficial del Partido Comunista, no obstante, lamentó que el otorgamiento de licencias a empresas estatales, agencias y organizaciones del Gobierno esté sujeto a un análisis caso a caso.

Cuba quiere más

Aunque el embargo comercial aún vigente sigue prohibiendo la mayor parte del comercio estadounidense con Cuba, las ventajas están a la vista.

A partir de ahora, los bancos estadounidenses podrían financiar exportaciones autorizadas, indicó Reuters, a diferencia del pasado cuando los pagos debían ser por adelanto y en efectivo o ser financiados a través de bancos en terceros países.

La nota de Granma resaltó que sigue en vigor la política estadounidense de denegar exportaciones y reexportaciones de artículos de parte de empresas estatales, agencias y organizaciones del Gobierno que generen ingresos al Estado, incluyendo sectores como la Minería, Turismo, Fuerzas Armadas, la policía, los servicios de Inteligencia y órganos de seguridad.

Otra de las medidas aprobadas el martes, relativa a los viajes a la isla, autoriza exportaciones relacionadas con la investigación de mercado, mercadeo comercial, negociación de contratos y ventas, así como entregas acompañadas y la instalación, arrendamiento u ofrecimiento de servicios.

El Palacio de las Convenciones de Cuba, una institución del Consejo de Estado que ingresa divisas por organizar y ser sede de innumerables eventos internacionales cada año, estaría entre las instituciones beneficiadas en virtud de la ampliación de la licencia sobre la asistencia de eventos organizados en la isla.

A partir de ahora, Estados Unidos "permite la organización de reuniones y conferencias profesionales" en Cuba, celebró Granma.

"Todavía queda sendero por transitar, pues tampoco las actuales decisiones dicen una palabra sobre la posibilidad del uso del dólar en las transacciones financieras internacionales cubanas, algo que sin dudas encarece y entorpece todas las negociaciones de nuestro país", reclamó Granma.

Las nuevas reglas son parte de la política de acercamiento entre los dos países, que restablecieron el pasado año las relaciones diplomáticas tras más de medio siglo de enfrentamiento ideológico.

Funcionarios estadounidenses señalaron que el impacto práctico de los cambios, la tercera ronda de medidas semejantes, dependerá de la liberalización económica de Cuba, ya que intentos previos de promover el comercio se estancaron. A su vez, La Habana se ha quejado de la falta de crédito y de la prohibición de usar el dólar estadounidense.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG