Enlaces de accesibilidad

Terroristas presos en Guantánamo no quieren guardias mujeres


Centro de detención de la Base Naval de Guantánamo.

Los detenidos en la base naval se niegan a reunirse con los abogados a menos que les asignen hombres para escoltarlos a las reuniones, y no guardias mujeres.

Algunos de los prisioneros en la unidad de alta seguridad del centro de detención en la Base Naval de Guantánamo lanzaron una protesta por lo que consideran el uso religiosamente ofensivo de mujeres guardias para llevarlos de un lugar a otro en la base estadounidense en Cuba, dicen abogados de los hombres.

Los hombres son musulmanes devotos y sus creencias religiosas les prohíben tener contacto físico con mujeres con quienes no tiene parentesco. ...

Los prisioneros, designados por el gobierno de Estados Unidos como "detenidos de alto valor" por su presunta intensa participación en actividades terroristas, comenzaron recientemente a negarse a reunirse con los abogados asignados por el Pentágono para defenderlos ante los cargos de crímenes de guerra a menos que sólo les asignen hombres para escoltarlos a las reuniones, según varios de los abogados involucrados.

Los hombres son musulmanes devotos y sus creencias religiosas les prohíben tener contacto físico con mujeres con quienes no tienen parentesco. El mayor Derek Poteet, abogado de la Infantería de Marina que representa a Jalid Sheikh Mohamed, dijo que su cliente se negó a participar en una reunión el jueves porque una guardia lo iba a trasladar. La práctica de usar guardias femeninas se interrumpió en 2007 pero fue reanudada recientemente.

Los abogados de Mohamed (acusado de orquestar los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001) y de otros prisioneros, han pedido a las fuerzas militares que usen sólo hombres en los traslados, pero hasta ahora no les han respondido.

"No estamos pidiendo nada nuevo", dijo. "Lo que pedimos es volver a como era antes, cuando ellos respetaron y se adaptaron a sus objeciones religiosas de ser tocados sin su consentimiento por una integrante del sexo opuesto".

Las protestas se limitan al Campamento 7, una parte de la base que se cree alberga a unos 15 de los llamados detenidos de alto valor. No se ha revelado públicamente cuántos detenidos han protestado o cuántas veces se han negado a salir de sus celdas para citas con sus abogados, médicas o de otro tipo en que se requiere que sean escoltados. Estados Unidos tiene un total de 149 prisioneros, cuya mayoría vive en situación de comunidad en que tienen poco o ningún contacto físico con los militares.

Los abogados de esos detenidos se han mostrado reacios a hablar en detalle sobre las protestas, en parte porque saben que sus clientes probablemente no cuentan con mucha afinidad entre el público estadounidense. Pero dicen que es un asunto serio para los detenidos. "Es una sensibilidad religiosa con una fuerte raíz y ninguna potencia puede abusar de eso", dijo Walter Ruiz, quien representa a Mustafá al-Hawsawi, otro de los acusados en el caso del 11 de septiembre.

Thomas Gresback, capitán de la Marina y portavoz de la base, declinó discutir en detalle la objeción a las escoltas femeninas e incluso se negó a confirmar que ha habido una protesta, pero dijo que no hay planes de realizar cambios. "No tenemos intención de cambiar las asignaciones de guardias sobre la base del género", dijo Gresback.

XS
SM
MD
LG