Enlaces de accesibilidad

Londres y Buenos Aires de nuevo batallan por Falklands

  • Agencias

Archivo - Una mujer iza la bandera de las Islas Malvinas frente a la puerta de su casa en Stanley (Islas Malvinas).

Cristina Fernández publica carta al premier Cameron que es contestada con prontitud por el jefe del gobierno de Londres y las autoridades de las islas del Atlántico Sur.

El primer ministro de Gran Bretaña David Cameron desestimó hoy la carta abierta en la que la presidenta argentina Cristina Kirchner pide el "fin del colonialismo" y la devolución del disputado archipiélago de las islas Falklands/Malvinas, reporta la agencia AFP.

Un portavoz del jefe de gobierno reafirmó ante periodistas que los habitantes de las islas denominadas oficialmente Falklands "tienen un deseo claro de seguir siendo británicos" y podrán demostrarlo en el referéndum previsto para principios de marzo próximo.”El gobierno argentino debe respetar su derecho a la autodeterminación", aseguró el portavoz, subrayando que Cameron "hará todo para proteger los intereses" de los isleños.

En una carta publicada como anuncio publicitario en los diarios The Guardian y The Independent, Kirchner denuncia el jueves que Argentina fue "despojada por la fuerza" del archipiélago del Atlántico Sur situado a "14.000 kilómetros" de Londres "hace 180 años (...) en un ejercicio flagrante de colonialismo del siglo XIX".

"Desde entonces, Gran Bretaña, la potencia colonial, se ha negado a devolver los territorios a la República Argentina, impidiendo de este modo restablecer su integridad territorial", escribe en su texto dirigido a Cameron, con copia al secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon.

La mandataria sudamericana recuerda que la ONU decretó en 1960 la necesidad de "poner fin al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones" y que su Asamblea General adoptó en 1965 "una resolución que consideraba las islas como un caso de colonialismo e invitaba a los dos países a negociar una solución a su disputa de soberanía", seguida por otras numerosas resoluciones con este fin.

Las autoridades de las islas, que tienen actualmente el estatuto de territorio británico de ultramar, también rechazaron las demandas de Kirchner. "No somos una colonia. Nuestra relación con el Reino Unido es por elección", declaró Barry Elsby, uno de los ocho miembros de la asamblea legislativa del archipiélago.

"Contrariamente al gobierno de Argentina, el Reino Unido respeta el derecho de nuestro pueblo a determinar nuestros propios asuntos, un derecho consagrado en las Carta de la ONU y que es ignorado por Argentina", agregó a través de un comunicado.
Un portavoz del gobierno de las islas confirmó por su parte que los cerca de 3.000 habitantes de las Malvinas, en su mayoría británicos, están convocados a las urnas los próximos 10 y 11 de marzo para pronunciarse mediante referéndum sobre su estatus político.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG