Enlaces de accesibilidad

Un disco sobre El Maleconazo


Gorki Aguila durante la Gira de la Libertad

Ese es el nuevo proyecto de Gorki, cuya música es un símbolo de la contracultura y de la resistencia, para una generación desencantada.

Gorki Águila fue uno de los rockeros cubanos que inspiró la historia del filme “Habana Blues”, del español Benito Zambrano, sobre las dificultades de los músicos underground para crear en la Cuba de hoy. Zambrano, el director, le dedicó la película en los créditos finales, lamentó no haberse podido encontrar con él, pues, en el año en que se exhibió (2005) Gorki estaba encarcelado.

Águila volvió a ser detenido en 2008 mientras ensayaba en su casa, y acusado de “peligrosidad”, pero después fue liberado. Es el líder de la banda “Porno para Ricardo” y con sus letras satiriza, con pocas metáforas, a los símbolos y gobernantes del gobierno castrista.

Su música, como la de Pedro Luis Ferrer, se ha convertido en un símbolo de la contracultura y de la resistencia, para una generación desencantada que se sabe de memoria discos como Rock para las masas... (cárnicas) (2002), Soy porno, soy popular (2006), A mí no me gusta la política, pero yo le gusto a ella, compañero (2006), y Rojo desteñido (2009).

Recientemente Gorki Águila denunció que le habían instalado una cámara enfrente de su casa para vigilar sus movimientos. Esta entrevista la concedió desde La Habana.

P- Me gustaría comenzar hablando de música, pero no puedo. Tengo que arrancar con su detención más reciente. ¿Por qué fue esta vez?
R-Las autoridades cubanas nos tienen un cerco de censura muy férreo, nosotros habíamos planeado hacer un performance en una calle muy céntrica de aquí del Vedado, que se llama G, donde todos los jóvenes a partir de que no tienen otra cosa qué hacer, van a sentarse ahí. Y como nosotros estamos muy censurados quisimos ir adonde está nuestro público -ya que ellos no pueden ir donde estamos nosotros-, para hacer un performance y denunciar la situación, que la gente sepa que sí estamos trabajando y que seguimos en activo. Es que hay personas que creen que no existe el grupo (Porno para Ricardo), y no es así. El grupo ahora mismo está en un uno de sus mejores momentos, tenemos un estudio y autonomía para crear nuestra obra, y estamos haciendo otro disco. Entonces a ellos (al Gobierno cubano) les molesta eso. Se asustaron mucho, fue uno de los operativos más grandes que yo he visto con respecto a censurarnos. Fueron más de 30 activos de la Seguridad del Estado que nos cayeron arriba en la calle 23 y F, no nos dejaron llegar a G. Para que el hecho fuera bien evidente yo lo que hice, cuando vinieron para arriba de nosotros, fue en vez de quedarnos ahí, cruzar la acera con mis amigos, para que el secuestro fuera en el medio de la calle y todos supieran lo que estaba pasando. Yo empecé a gritar, ellos empezaron a forcejear conmigo y a decirme que me callara. Nos llevaron hacia una estación de Policía relativamente cerca, en Centro Habana. Estaba Danilo Maldonado, un grafitero muy popular ahora mismo, y un videoasta llamado Ismael.

P- ¿Qué vino después del arresto?
R- Decidieron que tenían que separarme y me llevaron a otra estación de Policía que queda en Lawton (yo no sabía ni que existía: era un lugar bastante remoto de la ciudad, llamado Aguilera). Ellos saben que unidos somos mucho más fuertes, por eso nos separan cada vez que nos secuestran. Ya te digo: se ve el temor de las autoridades hacia estas actividades, sobre todo cuando es en las calles, porque hacen evidente todos sus atropellos y las medidas que toman para que no nos expresemos.

P-La Seguridad cubana ha instalado una cámara enfrente de su casa, para captar todos sus movimientos, quién entra, quién sale. ¿Es cierto que ha ironizado y les ha pedido que le pasen las grabaciones para hacer un videoclip en el balcón?
R-Bueno, no es a mí solo, a casi todos los disidentes destacados les han puesto cámara, violando todos sus derechos y metiéndose en su vida íntima, esto es algo realmente muy humillante. Cada vez que ellos hacen algo hemos decidido denunciarlo. Es un arma muy potente, les molesta mucho que cada vez que hacen algo, se denuncie. Por eso es muy importante que la gente sepa que en este país hay muchas violaciones a los derechos humanos, y una de las tantas es ésta: una cámara enfrente de nuestra casa, de nuestro estudio. Porque como tienen falta de efectivos (no pueden monitorear constantemente nuestras actividades), decidieron poner la cámara para poder estar bien informados de todo lo que pasa. A partir de que dijimos que cada concierto que nos censuren lo íbamos a dar en el balcón, por eso la pusieron. Pero ya te digo, no es a mí solo, a muchos disidentes también se la tienen puesta.

P-¿Cómo se le ocurrió la canción El general, dedicada a Raúl Castro?
R-Bueno, primero salió un tema que se llamaba El Comandante y que se lo dedicamos a quien tú sabes, ¿no?, a Castro primera parte, el hermano mayor. Entonces por un problema de seguir la saga dijimos: “Este señor también se merece una canción”. Porque para él no ha habido ningún reconocimiento de ese tipo, ¿no?, de una canción que se le haya dedicado. Es un personaje hasta este momento muy anodino, muy a la espalda de su hermano, entonces nosotros, a modo de jodedera, quisimos hacer la segunda parte. Castro segunda parte yo creo que es un tipo más repulsivo que el otro, en muchos sentidos. Y decidimos hacerlo de esa manera. El enfoque de nosotros siempre es a partir del humor, porque creemos que muchas veces es más efectivo, y más incisivo, hacia la gente que nos molesta. A ellos les disgusta realmente que el enfoque de nosotros no sea panfletario, sino que sea a manera de burla.

P-Hace un par de años usted viajó a EE.UU., y a México. Después de algunas trabas, regresó. ¿Por qué una figura tan contestataria decidió regresar a Cuba?
R-Porque como he dicho otras veces aquí está lo que más quiero y lo que más me apasiona, aquí está mi hija, mi grupo y mi proyecto de vida, y quiero seguir con ellos. Quiero seguir con mi grupo, mi familia y mis amigos. Voy a seguirlo intentando y te voy a decir más: no todo sufrimiento acá, tenemos también reconocimiento, y este regocijo que da por hacer lo que uno quiere realmente. Entonces aquí vamos a estar hasta que queramos.

P-Quisiera que me cuente cómo es la relación con su padre. Se ha dicho que él es del Partido Comunista, y usted todo lo contrario. La relación debe ser un poco tirante.
(Risas). No, no, eso no es así, eso creo que se dijo -o se tomó- en el guión de la película Habana Blues, pero no es así. (Risas de nuevo). Mi papá nunca ha sido de ningún partido, y él tiene una posición bastante apolítica. Para nada. Mi mamá sí es bastante radical con el régimen, de ahí es donde viene mi manera de ser y mi pensamiento. Ella no me inculcó nada, pero toda su proyección en la vida diaria ha sido de odio al régimen de Castro. Por eso es que yo digo que a mí no me costó trabajo enfrentarme a ellos y no sufrí lo que otros cubanos sufrieron, que es el desengaño. Yo siempre supe que el régimen de Castro era una estafa, ¿entiendes?

P-Su banda tiene varias grabaciones, pero todas underground. ¿Cómo las consiguen sus seguidores, a través de Radio Bemba?
R-Sí, exactamente, siempre hacemos los piquetes así: pasamos nuestra música de mano en mano. Ahora con las técnicas digitales es mucho más fácil, antes sí era muy difícil con el cassette, pero ahora la información se pasa mucho más rápido. Es algo que, dicho sea de paso, le molesta a la Tiranía. Saben que no pueden detener ese tipo de cosas, como lo hacían antes.

P-Músicos cubanos como Juan Formell han descalificado lo que usted hace, diciendo que “no tiene nada de valor”. Y que por eso no tenía que hacer nada en el concierto que dio Juanes en La Habana. ¿Qué piensa de eso?
R-Bueno, realmente a mí ese tipo de comentarios no me interesan mucho porque, entre otras cosas, yo creo que están puestos en boca de ellos, no son opiniones reales, son cosas postizas que le mandan a decir a ese tipo de gente, voceros del Estado cubano. Yo creo que aquí nadie es Dios para decir qué es lo bueno y qué es lo malo en cuanto al arte; el arte es algo muy complejo para estar diciendo si es malo o es bueno. Esas son cosas de artistas como ellos que se prestan para todo ese espectáculo de la oficialidad. Son cosas muy penosas que pasan aquí.

P-¿Qué está grabando actualmente con Porno para Ricardo?
R-Estamos grabando un disco que se llama “El Maleconazo”. No sé si sabes que aquí, en el año 94, hubo una manifestación totalmente espontánea, yo participé en ella y me pareció lo más genuino en cuanto a la expresión del pueblo cubano en cuanto a cansancio, al sufrimiento pasado durante todos estos años. Y creo que ese hecho se merece una canción, se merece que lo resalten. Estamos haciendo este disco con tremenda pasión. Y hemos puesto todo nuestro interés en que se conozca.
XS
SM
MD
LG