Enlaces de accesibilidad

Nuevo gobierno egipcio bajo la lupa internacional


Detractores del presidente de Egipto, Mohamed Mursi, prenden fuego a la oficina de la hermandad musulmana en Alejandría, Egipto.

"Llamo a los militares egipcios a ceder toda la autoridad rápidamente y de manera responsable a un gobierno civil democráticamente electo a través de un proceso abierto y transparente", dijo Obama.

La comunidad internacional parecía dispuesta a trabajar este jueves con el nuevo gobierno de Egipto y, aunque numerosos países pidieron un rápido regreso al orden constitucional, ninguna potencia occidental calificó el derrocamiento de Mohamed Mursi como golpe de Estado militar.

"Llamo a los militares egipcios a ceder toda la autoridad rápidamente y de manera responsable a un gobierno civil democráticamente electo a través de un proceso abierto y transparente", dijo Obama, sin calificar la toma militar como un golpe de Estado.

Gran Bretaña, anunció que cooperaría con las nuevas autoridades. "No apoyamos las intervenciones militares en un sistema democrático", dijo el jefe de la diplomacia británica, William Hague, "pero trabajaremos con las autoridades en Egipto".

Por su parte el ministro de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, consideró la intervención de los militares como "un fracaso mayor para la democracia en Egipto".
"Es urgente que Egipto vuelva cuanto antes al orden constitucional", afirmó.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó a "restablecer cuanto antes un gobierno civil que refleje las aspiraciones del pueblo".

En tanto, China declaró que respetaba "la elección del pueblo egipcio" y llamó también al diálogo y la reconciliación.

Rusia pidió por su lado a todas las fuerzas política de Egipto "contención" y que se permanezcan en el marco "democrático".

"Consideramos importante que todas las fuerzas políticas de Egipto den muestras de moderación y confirmen en actos la voluntad de resolver los problemas políticos y socioeconómicos en el marco democrático", declaró la cancillería rusa en un comunicado.

La Unión Europea también llamó a todas las partes a "regresar rápidamente al proceso democrático", en especial con nuevos comicios presidenciales, como prometieron los militares al suspender la Constitución.

El bloque europeo evitó referirse a un golpe de Estado y pidió que los derechos del presidente Mursi sean respetados.

Francia "toma nota" del anuncio de los militares en Egipto de convocar a nuevas elecciones, cuya fecha no precisaron. El canciller francés, Laurent Fabius, deseó "que se establezcan los plazos en el respeto a la paz civil, al pluralismo, a las libertades individuales y a los logros de la transición democrática para que el pueblo egipcio pueda elegir libremente a sus dirigentes y su futuro".
XS
SM
MD
LG