Enlaces de accesibilidad

noticias

Gingrich promete "final pacífico de dictadura" en Cuba si gana presidencia


Afirma que Estados Unidos debe "colocarse de forma inequívoca y sin disculpas a favor de la libertad del pueblo cubano"

El precandidato presidencial republicano Newt Gingrich, que ha repuntado en las encuestas, prometió que, si gana la presidencia de Estados Unidos en noviembre próximo, buscará el "final pacífico la dictadura de Castro" en Cuba.

"Si se me otorga el privilegio y la responsabilidad de servir como presidente, buscaré el final pacífico de la dictadura de Castro", dijo Gingrich en un comunicado en inglés y español divulgado por su campaña al reaccionar a la muerte del disidente cubano Wilman Villar el jueves pasado.

Villar, de 31 años, había sido condenado en noviembre a cuatro años de cárcel por desacato, atentado y resistencia. Falleció el jueves tras una huelga de hambre de 50 días.

Su muerte, según Gingrich, es "otro recordatorio de la naturaleza maligna del régimen ilegítimo de Castro".

"Villar se une a la larga lista de mártires que han pagado el máximo precio por la libertad de su nación", enfatizó Gingrich.

La agencia Efe dijo que Gingrich, ganador de las primarias republicanas del sábado en Carolina del Sur, explicó que el objetivo de su Administración, si gana en noviembre, "será que el pueblo cubano sea libre y su Gobierno libre se unan a nosotros para apoyar la democracia por todas las Américas".

Por ello, es necesario "llevar a Washington un cambio real y liderazgo conservador", afirmó Gingrich, uno de cuatro aspirantes republicanos en liza cuyo objetivo es desbancar al presidente demócrata Barack Obama en los comicios del próximo 6 de noviembre.

En ese sentido, el expresidente de la Cámara de Representantes (1995-1999) acusó al mandatario de no querer "decir la verdad sobre las amenazas" que enfrenta EE.UU., incluyendo "el peligro que corre la libertad en nuestro propio hemisferio".

Gingrich calificó de "tiranos" al presidente venezolano, Hugo Chávez, y a los hermanos Fidel y Raúl Castro, a quienes además acusó de cooperar "cada vez más con nuestros enemigos externos al tiempo que están socavando a Gobiernos responsables en las Américas".

Asimismo, Gingrich reiteró la queja de los republicanos de que Obama "pide disculpas en nombre de Estados Unidos" por su política exterior y, con ello, "ha alejado a Gobiernos y líderes pro-estadounidenses en las Américas, poniéndose de parte de los aliados de Chávez y otros izquierdistas".

"La debilidad del presidente Obama es provocadora", sentenció Gingrich, al tiempo que insistió en que Estados Unidos debe "colocarse de forma inequívoca y sin disculpas a favor de la libertad del pueblo cubano".

Según Gingrich, en vez de "abrazar dictadores y rechazar aliados", como presuntamente ha hecho Obama, Estados Unidos debe "reformar radicalmente" su política exterior, de manera que se le haga "la vida más difícil a quienes odian a Estados Unidos".

Otro precandidato republicano, el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, reaccionó a la muerte de Villar en un tono similar y también responsabilizó al régimen castrista por su fallecimiento.

"Los que creemos en la libertad y valoramos la democracia debemos poner de nuestra parte para contar la historia de Wilman y denunciar las injusticias y las crueldades de la tirana de Castro", dijo Romney en un comunicado.

"Cuba será libre por el coraje y sacrificio de disidentes como Wilman Villar. Su joven esposa y familia están en mis pensamientos y oraciones", puntualizó Romney, quien ha conseguido el respaldo de los legisladores republicanos cubano-estadounidenses de Florida.

Ya antes de las primarias de Carolina del Sur, tanto Romney como Gingrich han viajado a Florida a cortejar el voto hispano, en particular de los cubano-estadounidenses, de cara a las primarias en el "estado del Sol", el próximo 31 de enero.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG