Enlaces de accesibilidad

García-Margallo se marcha de Cuba sin reunirse con Raúl Castro


José Manuel García-Margallo, durante una conferencia en el Instituto de Relaciones Internacionales.

El canciller español fue recibido en la mañana de este martes por su homólogo cubano Bruno Rodríguez, y más tarde, por el primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz Canel.

El ministro español de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo se marchó hoy de Cuba sin que fuera recibido por el gobernante Raúl Castro ni reunirse con representantes de la oposición política.

Aunque ninguno de los dos encuentros estaba considerado en la agenda oficial, algunos analistas consideraban que el Canciller español coronaría su publicitada visita de dos días en la isla al menos con un apretón de manos con Castro y una foto con los opositores para calmar a sus críticos.

El gobernante cubano ha recibido este año a los cancilleres de Rusia, Francia y México quienes, al igual que el Ministro de Exteriores de España, han viajado a La Habana en visita oficial.

García-Margallo fue recibido en la mañana de este martes por el canciller cubano Bruno Rodríguez y más tarde por el primer vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz Canel.

En ambos casos hablaron sobre "temas de agenda global y regional" entre ellos la presencia de Cuba en la Cumbre Iberoamericana que se desarrollará en diciembre en Veracrúz, México.

En una declaración leída a los medios de prensa poco antes de partir, García-Margallo señaló que en sus encuentros con autoridades cubanas se interesó por "la situación de 12 cubanos, actualmente excarcelados en la isla bajo la figura de la licencia extrapenal, para que se les autorice a viajar fuera de Cuba".

El ministro de Asuntos Exteriores de España pidió al Gobierno cubano que permita viajar a la isla a ex presos políticos que fueron excarcelados en 2010 y 2011, fruto de los acuerdos entre la Iglesia y el Gobierno cubano, y que desde entonces residen en España.

Asimismo indicó que ha solicitado a Cuba que ratifique el pacto internacional de derechos civiles y políticos; y el de derechos económicos, sociales y culturales; además del convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la libertad sindical.

García-Margallo señaló que España desearía "un ritmo más rápido" en las reformas económicas iniciadas en Cuba, para que dejen "un margen mayor" a la iniciativa privada y a la inversión extranjera, que se avance en la unificación monetaria y se permita "una descentralización en la toma de decisiones".

Margallo habla de libertad de expresión y transición en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:43 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG