Enlaces de accesibilidad

Socialista Hollande gana elecciones en Francia


Nicolás Sarkozy votó en París junto a su esposa.

El flamante presidente se manifestó "orgulloso de haber sido capaz de devolver la esperanza" y prometió ser "el presidente de todos"

François Hollande afirmó este domingo que los franceses acaban de elegir el cambio al designarlo presidente de la República en la segunda vuelta de la elección, y afirmó que la austeridad fiscal no puede ser una fatalidad en una Europa en crisis.

El presidente saliente, Nicolas Sarkozy, reconoció este domingo su derrota en la segunda vuelta de la elección presidencial francesa, y afirmó que el socialista, François Hollande, es el "nuevo presidente de Francia y debe ser respetado".

"Francia tiene un nuevo presidente de la República, el pueblo francés ha elegido, es una elección democrática, republicana. François Hollande es el nuevo presidente de Francia y debe ser respetado", declaró ante sus simpatizantes en una sala en París.


Mientras que el dijo el nuevo jefe de Estado en un discurso ante sus simpatizantes en Tulle (centro), en el departamento de Corrèze del que es diputado, dijo: "En este 6 de mayo, los franceses acaban de elegir el cambio llevándome a la presidencia de la República",

El flamante presidente se manifestó "orgulloso de haber sido capaz de devolver la esperanza" y prometió ser "el presidente de todos".

Reiteró además su compromiso en favor del crecimiento económico en un continente en crisis. "Hoy, responsable del porvenir de nuestro país, mido también que Europa nos mira. En el momento en que el resultado fue proclamado, estoy seguro que en no pocos países europeos se sintió un alivio, una esperanza, la idea de que por fin la austeridad no puede ser una fatalidad", dijo.

Durante la campaña electoral, Hollande abogó por introducir medidas en favor del crecimiento en el tratado de rigor fiscal acordado por 25 de los 27 países de la Unión Europea, promovido por Alemania, partidaria de ajustar las cuentas presupuestarias para salir de la crisis.

No obstante, el socialista indicó en su discurso que está comprometido con "la reducción de los déficit y la deuda". Abogó también por "la recuperación de nuestra producción para salir de la crisis económica".

Hollande tuvo palabras para el presidente saliente Nicolas Sarkozy.

"Dirijo un saludo republicano a Nicolas Sarkozy, que dirigió Francia durante cinco años y por eso merece todo nuestro respeto", añadió ante sus simpatizantes, que abuchearon el nombre del mandatario saliente.
XS
SM
MD
LG