Enlaces de accesibilidad

Freedom House pide a EEUU que se enfoque en los Derechos Humanos en Cuba


Integrantes de las Damas de Blanco son desalojadas por la Policía (diciembre, 2013). Archivo.

Mark Lagon declaró que "en Irán y Cuba, Estados Unidos tiene que aprovechar su diplomacia para mirar a los temas de Derechos Humanos" y no separarlos de su diplomacia.

Los principales grupos de Derechos Humanos pidieron a los legisladores estadounidenses que los avances diplomáticos históricos con Irán y Cuba no protejan a cualquier nación de la vigilancia sobre las violaciones de Derechos Humanos.

En una sesión del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el presidente de Freedom House, Mark Lagon, declaró que "en Irán y Cuba, Estados Unidos tiene que aprovechar su diplomacia para mirar a los temas de Derechos Humanos y no separar su diplomacia para buscar, en el caso de Irán, la importancia de la paz nuclear, o en el caso de Cuba, el tratamiento de la diplomacia como un fin en sí mismo".

"La decisión de Estados Unidos de mirar hacia adelante, a toda velocidad, con la restauración de las relaciones diplomáticas con Cuba al tiempo que fueron detenidos 100 activistas pacíficos, envía mensajes inquietantes y confusos", agregó Lagon.

Durante la sesión, el presidente de la comisión, el senador republicano Bob Corker, no se refirió a los Derechos Humanos con respecto a Irán o Cuba, pero reconoció el problema de manera más amplia en el escenario mundial.

En su opinión, "uno de los mayores desafíos que tenemos en relación con las cuestiones de Derechos Humanos es que tenemos otros asuntos –si se quiere decir así–, con los Gobiernos que a veces ponen en peligro nuestra capacidad [para valorar violaciones de derechos]".

En la comisión también testificó el subsecretario de Estado para la Democracia y los Derechos Humanos, Tomasz Malinowski, quien afirmó que "es importante ser completamente honesto acerca de eso. Por supuesto, tenemos otros intereses", dijo Malinowski en respuesta a Corker. "Tiendo a resistirme a la idea de que nuestro interés en promover los Derechos Humanos y nuestro interés en la protección de nuestra seguridad, nuestra prosperidad, vayan en contra de esto".

"Creo que a veces nos centramos en soluciones a corto plazo cuando deberíamos trabajar con un determinado país sobre algo que es esencial para nuestra seguridad en este momento. Y a veces esto puede llevarnos a calibrar nuestros esfuerzos en otras cuestiones importantes", añadió.

Por su parte, el senador demócrata cubanoamericano Robert Menendez aprovechó la discusión en relación con Cuba y cuestionó a sus colegas del Congreso por sus itinerarios cuando visitan la isla.

"Me resulta llamativo que cuando nuestros colegas en el Senado van a visitar Cuba, no visitan a activistas de Derechos Humanos, disidentes políticos, periodistas independientes, porque si lo hacen quedan excluidos de una reunión del Gobierno", dijo Menendez.

También afirmó que "tenemos que romper esa idea, porque si a nivel mundial el mensaje que enviamos es ese para poder reunirnos con los funcionarios del Gobierno de un país, y no podemos vernos con los activistas de Derechos Humanos, disidentes políticos, periodistas independientes en China, en Malasia y cualquier otro lugar en el mundo, sería una situación triste para Estados Unidos", sin que nadie en el comité respondiera a los comentarios.

El Gobierno de Obama sostiene que la restauración de las relaciones diplomáticas con La Habana se enfocarán en promover las libertades civiles y los Derechos Humanos al aumentar las comunicaciones y los intercambios entre los dos países, que habían sido interrumpidas durante más de 50 años.

En el acuerdo nuclear con Irán, el presidente Barack Obama ha dicho en repetidas ocasiones que Estados Unidos todavía tiene serias diferencias con Teherán sobre muchas cuestiones, pero que las negociaciones se limitaron al programa atómico del país.

XS
SM
MD
LG