Enlaces de accesibilidad

Financial Times dictamina fragilidad del cuentapropismo cubano


Casi todos los cuentapropistas venden sus productos en sus casas o en las calles, porque no tienen dinero para alquilar locales

El gobernante Raúl Castro desea que la reciente liberalización de la pequeña empresa (cuentapropismo) refuerce la decadente economía cubana y absorba a cerca de un millón de trabajadores estatales, que perderán sus empleos.

Financial Times señala que desde noviembre de 2011 más de 350 mil cubanos se han registrado para iniciar sus mini empresas, pero carecen de los elementos fundamentales para salir adelante.

Miguel Ángel, de 37 años de edad, propietario del restaurante habanero “La Moneda Cubana”, manifestó que él continúa comprándole los alimentos al Estado en lugar de a los campesinos privados, porque estos últimos “no pueden garantizar un abastecimiento seguro y constante”.

El periodista John Paul Rathborne menciona en su artículo, que en Cuba la pequeña empresa es frágil y el éxito que acompaña a Miguel Ángel resulta difícil reproducir en otros lugares de la isla.

Añade que la mayoría de los cuentapropistas cubanos venden sus productos en sus casas o en las calles. O sea, que no es el caso de Miguel Ángel, quien trabajó durante muchos años en sector turístico en el Restaurante El Floridita y en el Hotel Sevilla, y según él, restauró su restaurante con recursos propios.

Rathborne considera que las reformas económicas que el gobernante Raúl Castro está tratando de implementar “lentamente, pero sin pausa” serán irreversibles.

XS
SM
MD
LG