Enlaces de accesibilidad

Festival Habanarte: la nueva estrella del turismo cultural en Cuba


Cartel de Habanarte.

Por un promedio de 400 dólares el visitante extranjero amante de las artes podrá dar una probadita a la cultura cubana, puestas de sol y almuerzos incluidos.

El turismo histórico-cultural cubano tiene una nueva estrella: el festival Habanarte. Las autoridades del Ministerio de Cultura lo inauguran este viernes 12 de septiembre con un concierto del retornado artista Issac Delgado, en el Centro Cultural El Sauce.

Por un promedio de 400 dólares, además del costo del pasaje de avión y el hospedaje, el visitante extranjero podrá dar una probadita a la cultura cubana, puestas de sol, charlas y algunas cenas incluidas. Estos paquetes de excursiones artísticas cubren cinco o seis días de los 10 que dura el festival.

El deterioro de los cines cubanos no ha impedido que la primera propuesta invite a conocer el séptimo arte de la isla. Ni falta que hace. Por 385 dólares, los participantes disfrutarán de unos cuantos cortometrajes en la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños, una película en la Fundación del Nuevo Cine y un corto animado en los Estudios de Animación del ICAIC.

El primer día, por ejemplo, se encontrarán con cineastas y jóvenes realizadores en los jardines del Hotel Nacional, además de un “recorrido y observación de la puesta de sol con el disfrute de un cóctel,” según detalla el programa.

El resto serán paseos por la ciudad, charlas con cineastas y críticos, y visitas a Instituto Superior de Arte y la Casa del Festival del Cine Latinoamericano.

El Gran Festival de la Cultura Cubana, como han dado en llamarle, también tiene un espacio para quienes prefieren la pintura: “Cuba, el arte de los colores”. Este ofrece más el espectador y los organizadores lo saben: cuesta 445 dólares.

Los participantes podrán visitar más de 18 galerías y talleres de artistas cubanos, incluidos los de Eduardo Roca Salazar (Choco), Zaida del Río, Nelson Domínguez y Ernesto Rancaño. El Museo de Bellas Artes, el Centro Wifredo Lam y la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro se cuentan entre los sitios a visitar.

Bailar le costará más al visitante foráneo: 466 dólares por talleres diarios de bailes populares cubanos con “profesores calificados”, advierten en el programa. Y después de bajar unas cuantas calorías con las clases de baile mañaneras: a subirlas, con almuerzos en los restaurantes “El Baco” del Museo Nacional de Bellas Artes, “Rancho Palco”, “Casa Española”, Café Taberna, El Aljibe y Habana Café del Hotel Meliá Cohíba.

Este paquete no prevé mucha charla. Salvo una visita al Instituto Superior de Arte y el intercambio con bailarines la compañía Danza Abierta, luego de ver su ensayo, solo quedará tiempo para descargas de música bailable en la Casa del Músico de la EGREM y algunos barrios habaneros.

Quienes disfrutan más admirando la danza que bailándola con 445 dólares están servidos. El paquete “La danza eterna” les llevará a los ensayos de las compañías Retazos, Habana Compás Dance y el Ballet Nacional de Cuba.

Otros “encuentros” tendrán lugar en el Museo de la Danza, la Escuela Nacional de Ballet de Cuba, el Centro Nacional de la Danza y el Teatro Nacional, sede de Danza Contemporánea de Cuba.

Además de las anteriores, el programa contiene otras excursiones diarias a precios más discretos. Las visitas a conocidos destinos turísticos de la región occidental cuestan 19 y 58 dólares. Habanarte pretende dar a los participantes la oportunidad de apreciar lo mejor del arte cubano, ya sea en música, literatura, artes visuales, danza, cine, teatro, patrimonio o circo.

Más de un millar de extranjeros, en su mayoría venezolanos, se han anotado para el evento, asegura la agencia Paradiso, citada por medios de prensa oficiales de Cuba. Parece que ya no este, pero el próximo año los organizadores prometen agotar con los participantes e invitados del exterior hasta la última de las vacantes en los hoteles habaneros.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG