Enlaces de accesibilidad

Feria del libro de La Habana, ajena a éxitos editoriales mundiales


En la Feria del Libro de La Habana las novedades editoriales no coinciden con los últimos éxitos internacionales.

Las grandes editoriales internacionales no participan en la Feria del Libro de La Habana porque no les da negocio y, aunque los lectores cubanos están ávidos de buena literatura, la feria está ajena a los éxitos mundiales.

La Feria del Libro de La Habana cumple 25 años como una de las citas más populares de Cuba, aunque es un peculiar evento donde las novedades editoriales no coinciden con los últimos éxitos internacionales y donde lo recreativo parece ganar terreno a la literatura.

El mejor ejemplo de las peculiaridades de esta feria está en su sede principal, la antigua fortaleza militar de La Cabaña en La Habana.

Junto a sobrias propuestas de las editoriales cubanas sobresalen coloridos calendarios, textos de autoayuda, camisetas y hasta carteles de estrellas del fútbol como Lionel Messi, vendidos por expositores extranjeros.

Puede asombrar el entusiasmo de los cubanos ante productos de papelería difíciles de encontrar en la red comercial del país, como agendas de años atrasados o antiguos números de revistas del corazón.

"Todos los años vengo a comprar carpetas y agendas, sobre todo para los niños. Aquí nada de eso se vende y si lo encuentras, es mucho más caro", dice a Efe Marta, una madre habanera.

La mujer explica que para muchos "lo que viene de fuera es mucho más bonito", señalando un diario rosado con una pequeña cerradura.

En la actual edición de la Feria, algunos pabellones podrían confundirse con tiendas de regalos de equipos de la Liga Española de Fútbol, para alegría del creciente número de aficionados que en la isla siguen al Real Madrid o el Barça y que aprovechan la cita literaria para comprar afiches, camisetas y bufandas de su conjunto favorito.

Postales, los "libros más pequeños del mundo" de Perú, materiales escolares, bolsos y artesanías traídas principalmente desde países latinoamericanos son otras de las ofertas más populares entre los cubanos.

La Feria del Libro de La Habana, una oportunidad para comercializar productos que poco tienen que ver con la literatura.
La Feria del Libro de La Habana, una oportunidad para comercializar productos que poco tienen que ver con la literatura.

Alrededor y dentro del recinto ferial de La Cabaña no faltan los espacios de venta de comida y bebida, por lo que muchos aprovechan para acudir a la cita en familia y pasar parte del día en el lugar, ubicado en un promontorio de la bahía habanera y con unas privilegiadas vistas sobre la ciudad.

Entre los casi 190.000 cubanos que ya han pasado por la Feria del Libro abundan quienes acuden en busca de buena literatura, ávidos por conocer las novedades que ofrecen tanto las editoriales cubanas (todas estatales) y las extranjeras que participan en la cita, unas 100 este año, la mayoría procedentes de Latinoamérica y España.

Los expositores extranjeros son distribuidoras de saldos en su mayoría.

Una feria del libro sin grandes casas editoras

Las grandes editoriales internacionales no acuden a la cita porque no encuentran atractivo el mercado cubano, según reconoció en declaraciones a Efe el director general de la Feria, Eduardo Fernández.

"El nivel adquisitivo de los cubanos no es alto, de ahí que para muchas grandes editoriales no sea negocio venir. Aunque pueden encontrarse algunas importantes como el Fondo de Cultura Económica, que nos visita por segunda vez", explicó Fernández quien, no obstante, defiende que el interés por la Feria del Libro de La Habana crece cada año.

Otra de las dificultades radica en el tema de los derechos de autor, según señala Gertrudiz Ortiz, del departamento de Comunicación de Arte y Literatura, sello de la isla especializado en editar a autores extranjeros en Cuba.

Los autores extranjeros que publican en Cuba "nos ceden sus derechos para que los lectores cubanos los conozcan", precisó.

Según Ortiz, el criterio que sigue su editorial para publicar a un autor extranjero es que el texto "sea de calidad", porque en ocasiones "lo que se considera best-seller, realmente no lo es para nosotros".

Arte y Literatura ha protagonizado uno de los lanzamientos más peculiares de la Feria con la primera edición oficial cubana de 1984, la famosa obra de George Orwell y que ya se ha convertido en el libro más vendido por la editorial.

La Feria Internacional del Libro de La Habana finaliza este domingo pero, como es tradicional, después recorrerá toda las provincias de la isla.

Dedicada este año a Uruguay como invitado de honor, en la Feria se han presentado más de 900 nuevos títulos de editoriales cubanas, entre ellos 31 de autores de ese país suramericano, donde destacan las obras de Eduardo Galeano y Mario Benedetti.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG