Enlaces de accesibilidad

Falleció en Kentucky, EEUU, el expreso de conciencia cubano Omar Pernet


Omar Pernet

"Yo estuve torturado en las cárceles castristas en cuatro procesos desde 1965, cuando iba a cumplir 19 años", le dijo Pernet, condenado a 25 años de prisión durante la Primavera Negra del 2003 en Cuba, al diario español ABC.

Omar Pernet Hernández, anticastrista impenitente y exprisionero político cubano que cumplió 22 años de cárcel en cuatro causas diferentes, falleció este sábado a los 72 años de un cánce,r en el Norton Hospital de la ciudad de Louisville, estado norteamericano de Kentucky.

Pernet, de 72 años de edad, fue condenado a 25 años de prisión en la Causa de los 75 de la Primavera Negra de 2003, llegó deportado a España en 2010 y luego pudo viajar a los Estados Unidos.

Nació el 15 de agosto de 1945, en el municipio de Placetas, en el seno de una familia humilde. Cursó sus estudios primarios en una escuelita católica, Capilla de Santa Rita, en ese mismo pueblo de la provincia de Villa Clara.

Por la pésima situación económica de su hogar, desde niño se vio obligado a dedicarse a buscar la ayuda y el sustento de su casa desempeñándose como limpiabotas, mandadero y aprendiz de zapatero.

Cuando alcanza la edad del Servicio Militar Obligatorio, por no estar de acuerdo con las leyes y oponerse, es conducido a los campos de concentración de las llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción, U.M.A.P., donde se inició como opositor al régimen, el cual desata contra él su represión, hostigamiento y persecución.

Ante el acoso decide escapar del país de forma clandestina y es por una delación que es descubierto y sancionado, junto con los demás que lo intentaron, acusado de "robo con fuerza", lo que extinguió en el año 1983. Los demás viven en Estados Unidos.

Posteriormente es condenado por una causa de Propaganda Enemiga a cinco años de privación de libertad. Debido a a la humedad de su clelda, la negativa a sacarlo a tomar sol, así como la deficiente alimentación y otros malos tratos, su salud se resquebraja.

Una vez liberado, en el año 1997 decide crear en la región central de la isla la delegación provincial del Partido 30 de Noviembre "Frank País”.

De la misma forma trabaja con el Club de Presos y Expresos Políticos. En el año 2000 crea el Movimiento Nacional de Derechos Humanos "Mario Manuel de la Peña", y después, la Biblioteca Independiente 20 de Mayo.

El 19 de marzo del 2003 fue detenido y sancionado en juicio sumario, junto a 74 hermanos más en todo el país, a 25 años de privación de libertad, acusado de violar la Ley 88 o “Ley Mordaza",.

Estuvo en la cárcel de Guanajay, en la entonces provincia Habana, en un área especial donde las malas condiciones de vida eran el orden del día y donde solo recibía visitas cada 6 meses por 2 horas, en total aislamiento,

El 31 de enero del 2004 fue trasladado a la prision de Las Mangas en Bayamo, en la region oriental.

En prisión padeció diferentes enfermedades, entre ellas hipertensión arterial, úlcera gástrica y tuberculosis, que adquirió en prisión.

Salió al exilo en febrero de 2008 por una licencia extrapenal, debido a que estaba inmovilizado de sus piernas: un accidente de tránsito ocurrido cuando lo conducían oficiales del Ministerio del Interior lo dejó en esa condición para siempre. En la prisión se declaró en huelga de hambre para exigir una intervención quirúrgica.

El exprisionero político Omar Pernet junto al expresidente George Bush y la esposa de éste, Bárbara.
El exprisionero político Omar Pernet junto al expresidente George Bush y la esposa de éste, Bárbara.

En una entrevista concedida al diario español ABC en 2010, Pernet Hernández, describió sus años de presidio y su fatal accidente:

“Pues mire: yo estuve torturado en las cárceles castristas desde 1965, en cuatro procesos, cuando iba a cumplir 19 años. Diga que la amenaza mayor era cuando nos trasladaban: cinco días sin conocimiento y tres meses y medio sin memoria. Que luego le dijeron a mi familia que tenía un germen en la sangre y que por eso me cortaron la pierna izquierda: me aserraron ocho centímetros de hueso con anestesia local. Rabié de dolor. Querían amputármela, y no me dejé. Que me enteré de que me faltaba ese trozo cuando llegué a España y me miraron. Que continuamente nos apalizaban (SIC), tanto los custodios como los presos a los que les pagaban por pegarnos. ¿Es eso respetar derechos?”.

(Redactado por Rolando Cartaya, con información de Payo Libre)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG