Enlaces de accesibilidad

Expertos: La gran mayoría de los "marielitos" eran trabajadores, no antisociales


125.000 cubanos llegaron desde Mariel, Cuba a Cayo Hueso, EEUU, entre abril y octubre de 1980.

Fidel Castro les llamó "escoria", pero la mayor parte de los 125.000 cubanos que llegaron a EEUU por el puente marítimo de Mariel se integró a la sociedad estadounidense, señalaron especialistas en un foro de la Universidad Internacional de la Florida.

Aunque delincuentes sacados de las cárceles y enviados por Fidel Castro a Estados Unidos en el llamado puente marítimo del Mariel protagonizaron disturbios y atemorizaron a comunidades, estos eran sólo un 2% de todos los llamados "marielitos".

Fueron 125.000 inmigrantes, que en su mayoría se integraron plenamente a la sociedad estadounidense, señalaron expertos en un foro sobre la ola migratoria, organizado en Miami por la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

El simposio "El éxodo del Mariel, 35 años después: Impacto en Estados Unidos y Cuba" analizó la evolución que han vivido los inmigrantes que arribaron como parte del éxodo que tuvo lugar entre abril y octubre de 1980.

El director del Instituto de Investigaciones Cubanas de FIU, Jorge Duany, explicó a la agencia Efe que la integración de estos cubanos en la sociedad en Miami reafirma que, en su mayoría, no eran "antisociales", ni "escoria" social como les llamó Castro.

Cerca de 20.000 cubanos del Mariel, entre ellos presuntos criminales, fueron recluidos en Fort Chafee, Arkansas.
Cerca de 20.000 cubanos del Mariel, entre ellos presuntos criminales, fueron recluidos en Fort Chafee, Arkansas.

Duany, uno de los oradores de la jornada, señaló que sólo el 2% de los cubanos que salieron rumbo a Florida en un periodo de ocho a nueves meses tenían problemas penales, y algunos de los que fueron enviados desde las prisiones estaban condenados por delitos como tenencia de dólares, que no son castigados en Estados Unidos.

"Hubo una serie de estereotipos, se hablaba de antisociales, prostitutas, homosexuales y retrasados mentales. La prensa exageró", lamentó Duany.

En el mismo sentido se expresó Eduardo Gamarra, director del Departamento de Estudios de América Latina de FIU, quien señaló que hay muchos estudios que han demostrado que la mayoría de los llamados "marielitos" no eran criminales sino "trabajadores".

Gamarra aseguró que la "mayoría" de estos inmigrantes exhiben "historias exitosas" de incorporación a la sociedad estadounidense.

Según Duany, además de revivir uno de los "episodios más prolongados y dramáticos del exilio cubano", el foro sirvió para resaltar que estos inmigrantes "se han integrado perfectamente a la comunidad después de 35 años".

Refugiados cubanos del Mariel eran inicialmente albergados en hangares de la base aérea de Boca Chica.
Refugiados cubanos del Mariel eran inicialmente albergados en hangares de la base aérea de Boca Chica.

El experto destacó, asimismo, que la mayor parte de los llamados "marielitos" eran "personas trabajadoras con las mismas motivaciones que tienen otras para mejorar sus condiciones de vida".

Los oradores coincidieron en que el éxodo de Mariel fue uno de los acontecimientos que más ha conmocionado a la sociedad cubana en la isla y a la de Miami.

Por el puente marítimo Mariel-Cayo Hueso (Florida) llegaron a Estados Unidos a partir de mediados de abril de 1980 más de 125.000 cubanos en unas 2.000 embarcaciones.

Aunque los exiliados iban en busca de sus familiares, debían aceptar a bordo a otros cubanos, entre los que el Gobierno incluyó a varios cientos de delincuentes endurecidos. Esta pequeña fracción contribuyó a crear un estigma social en torno a los "marielitos".

Duany reconoció que el tema del éxodo de Mariel aún "desata pasiones" y sobre la discusión con respecto a si fueron inmigrantes políticos o económicos, el experto opinó que en el caso cubano "no se pueden separar las dos cosas".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG