Enlaces de accesibilidad

Exiliado cubano Demetrio Pérez Jr. escribe un elogio a la perseverancia


Demetrio Pérez, perfiles de la perseverancia.

El educador y periodista cubano llegó a Miami bajo la conocida Operación Pedro Pan. En el exilio ha sido conocido por impulsar las escuelas del grupo Lincoln-Martí.

El educador y periodista cubano Demetrio Pérez Jr. destacó el jueves que la "perseverancia" es el atributo que mejor retrata a la mayoría de los inmigrantes que, como él, han logrado su realización en Estados Unidos, y a todos ellos rinde homenaje en su libro de memorias Perfiles de la perseverancia.

En entrevista con Efe, Pérez manifestó ser "un convencido de la importancia de ese poder, para el cual los obstáculos se convierten en alientos", tal como él mismo lo ha podido comprobar y demostrar, y por lo mismo constituyen la razón ulterior que lo llevó a elaborar una "constancia" de su itinerario migratorio en una autobiografía.

Lo que inicialmente debía ser una carta a sus familiares y descendientes al hallarse próximo a alcanzar los 70 años de edad, que cumplió el pasado mes de agosto, el director del Grupo Lincoln-Martí, una red de escuelas establecida en el condado Miami-Dade, escribió un libro de memorias y fotos de más de 260 páginas.

Demetrio Pérez, autor de "Perfiles de la perseverancia".
Demetrio Pérez, autor de "Perfiles de la perseverancia".

Pérez arribó a Miami (Florida) el 3 de junio de 1962, con 16 años de edad, dentro de la Operación Pedro Pan, el exilio infantil que entre 1960 y 1962 desplazó a más de 16.000 menores de edad hacia Estados Unidos que huían del Gobierno comunista que se instaló en Cuba.

"Conservo incluso la lista de las personas que vinieron en aquel vuelo, y claro que mantengo relaciones con personas de entonces", reveló Pérez, originario de la provincia cubana de Matanzas y organizador en Miami desde el año 1967 del "Día del Matancero Ausente", que se celebra cada 4 de noviembre en honor al patrono de esta provincia, San Carlos de Borromeo.

Poco después de verse obligado "por decisión propia" a separarse de su familia a causa de las condiciones políticas en su país, Demetrio Pérez Jr. se graduó de la secundaria Miami Edison y al cabo de dos años tramitó vía México la reunión con sus padres en 1964, quienes retomaron en esta ciudad su labor docente.

Demetrio Pérez Jr. se desempeñó en diferentes oficios hasta que logró su primer empleo formal en una agencia de noticias, que lo llevó a fundar en 1966 el semanario Libre, que edita hasta el día de hoy.

Siguiendo la estela de sus padres, la obra que marcaría su devenir personal y profesional fue la red de centros educativos Lincoln-Martí, cuya primera guardería fue fundada en 1968. En la actualidad, el grupo Lincoln-Martí cuenta con 45 guarderías y centros educativos en todo el condado, en los que atiende a estudiantes de más de 50 países, ofrece servicios a más de 7.000 familias y brinda más de 20.000 raciones diarias de alimentos.

"Inspirados en el legado de Abraham Lincoln y José Martí", el proyecto educativo que al inicio se dirigía a una población de ascendencia cubana y latinoamericana ha creado "un sistema que da espacio a las características de una población de diferentes orígenes", explicó Pérez.

Echando la vista atrás, se muestra satisfecho de que el proyecto educativo haya dejado de ser "una iniciativa personal para convertirse en una gran realización colectiva".

Aun cuando han pasado 53 años desde que salió de la isla, y a la que nunca más volvió, el educador nacido en Matanzas resalta que nunca abandonó "su causa" y por ello, a raíz del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, se muestra escéptico de que se produzcan cambios políticos y sociales en su país de origen.

"Las verdaderas relaciones surgirán cuando un clima de libertad total impere en la nación, lo cual hoy no existe ni podrá existir mientras esté el país bajo la tiranía comunista que hoy la oprime, cuyas tácticas represivas siguen siendo las mismas", afirmó el educador.

Recomendamos

XS
SM
MD
LG