Enlaces de accesibilidad

Expelotero de Industriales y su hijo abandonan Cuba


Miguel Antonio Vargas, pelotero cubano.

Lázaro Vargas y su hijo de 16 años Miguel Antonio Vargas, que quiere jugar en las Grandes Ligas, abrían llegado a Miami.

El ex tercera base del equipo Industriales Lázaro Vargas (La Habana, 1951) abandonó Cuba con su hijo Miguel A. Vargas Echarri, de 16 años, informó el reportero nacional de las Grandes Ligas Jesse Sánchez, quien indicó que el joven "busca un contrato" con un equipo de las Mayores.

Además, dos fuentes confirmaron que Lázaro "se encuentra en esta ciudad (Miami) con su hijo Miguel", señaló el periodista de El Nuevo Herald Jorge Ebro, quien manifestó que "en caso de establecer la documentación que lo acredita como agente libre, lo más seguro es que el muchacho sería elegible para firmar a partir del 2 de julio, cuando comienza el nuevo periodo de contrataciones internacionales".

Miguel, quien estudió en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) Mártires de Barbados, en La Habana, jugó 1B y 3B en la isla.

Bateó para .382, con 13 dobles, 2 triples, 2 cuadrangulares y 29 carreras impulsadas en 127 juegos para el equipo Industriales cuando tenía 15 años, en 2014.

El año anterior, conectó para .297 con 8 dobles y 2 triples con la misma novena. Tenía 13 años entonces.

Además, integró el equipo Cuba en la Copa del Mundo 2014 y el equipo nacional en la categoría de 18 años o menos que compitió en Japón en septiembre.

Su padre, Lázaro Vargas, jugó 22 temporadas con Industriales en la Serie Nacional e integró el equipo Cuba durante varios años. Fue líder en imparables en los campeonatos cubanos de 1983-84 y 1985-86. En esta última temporada encabezó el departamento de carreras anotadas. Otro hecho significativo fue que entre 1985 y 1995 tuvo el récord de más juegos consecutivos bateando de hit con 31.

Al dejar a un lado su guante y bate, Lázaro Vargas bateaba para .317 con 108 cuadrangulares y 1.064 carreras impulsadas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG