Enlaces de accesibilidad

Evo Morales enfrenta fuerte reto electoral


Los boliviano votarán este domigo en elecciones regionales y locales. Foto Archivo.

Si se cumplen los vaticinios de las encuestas, el presidente boliviano y su partido el MAS, enfrentan en las elecciones de este domingo un probable retroceso a causa del millonario escándolo de corrupción del Fondo Indígena.

El presidente Evo Morales y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), afrontan mañana domingo las elecciones regionales y locales más difíciles de sus nueve años al frente de Bolivia, con la posible pérdida de su principal bastión depoder urbano, la ciudad de El Alto.

Estos comicios, si se cumplen los vaticinios de las encuestas difundidas en las últimas semanas, no serán la marcha triunfal
protagonizada por Morales en las presidenciales de octubre pasado,
en las que más del 60 % de los bolivianos le otorgó su confianza
para un tercer mandato.

Entre los factores que explican el posible retroceso del MAS
figura el escándalo millonario del Fondo Indígena, que ha salpicado
a varias figuras del oficialismo, entre ellos a la candidata a la Gobernación de La Paz, la aimara Felipa Huanca.

Una reciente investigación reveló un fraude de más de 10 millones
de dólares en este organismo, un órgano que adjudica fondos para
iniciativas de desarrollo en comunidades indígenas, muchos de los
cuales han resultado ser proyectos fantasma.

Un total de 6.043.162 ciudadanos eligen a nueve gobernadores y
339 alcaldes, además de asambleístas departamentales y concejales
municipales.

El MAS encabeza, según los sondeos, la intención de voto para las
gobernaciones de cinco de las nueve regiones de Bolivia, pero con
menos apoyo que en comicios anteriores.

Tales encuestas dan a la oposición la victoria en Santa Cruz,
Tarija, Beni y La Paz. El caso más llamativo es el del departamento de La Paz y de su ciudad más poblada y de mayoría aimara, El Alto.

La Gobernación de La Paz y la Alcaldía de El Alto están controlados ahora por el MAS, pero los sondeos vaticinan una victoria aplastante de otros partidos. En El Alto, la candidata a la alcaldía Soledad Chapetón, de Unidad Nacional, encabeza las encuestas con el 46 %, frente al
oficialista Edgar Patana (28 %), que busca la reelección.

La misión de observación electoral enviada por la Organización de
Estados Americanos (OEA) ha anunciado que seguirá con atención el
caso de Beni, región en la que el MAS nunca ha ganado unas
elecciones.

Otro de los terrenos difíciles para el oficialismo es el próspero
departamento oriental de Santa Cruz, que escenifica el abismo entre
los comicios presidenciales y los regionales, en los que Morales no
aparece en las papeletas.

El presidente venció por primera vez en Santa Cruz en las
generales de octubre pasado, pero el oficialismo no logra rendir a
la Gobernación cruceña, donde el candidato opositor a la reelección,
Rubén Costas, lidera los sondeos con un 56 %.

Algo similar sucede en la ciudad de La Paz, otra de las "espinas"
del MAS.

La candidatura presidencial de Morales ganó en octubre en La Paz,
pero la Alcaldía se ha mantenido siempre como un feudo opositor.
La situación no tiene visos de cambiar, pues Luis Revilla, que
opta a la reelección, parte como favorito con un apoyo del 48 %,
trece puntos por delante del oficialista Guillermo Mendoza.

XS
SM
MD
LG