Enlaces de accesibilidad

Evalúa Mesa Lago reformas cubanas


El profesor de la Universidad de Pittsburg de Estados Unidos Carmelo Mesa-Lago, en foto de archivo

En general, Mesa-Lago concluye que las reformas institucionales en Cuba están avanzando en una dirección positiva, aunque muy lentamente.

Carmelo Mesa-Lago, profesor emérito de economía y estudios latinoamericanos de la Universidad de Pittsburgh, evalúa los pros y los contras de los planes y reformas económicas en Cuba en lo que se refiere al cambio institucional, destaca este jueves la publicación digital Brookings.

En general, Mesa-Lago concluye que las reformas institucionales en Cuba están avanzando en una dirección positiva, aunque muy lentamente. El más importante de estos cambios hasta el momento ha sido la creación de microcréditos, las cuentas bancarias y de los mercados al por mayor para el sector no estatal, y la venta de viviendas y el establecimiento de los derechos de herencia de los usufructuarios y los dueños de casa.

Sin embargo, los principales cambios estructurales y los elementos se encuentran aún desaparecidos, como son reforma integral de los precios, eliminación de la dualidad monetaria, un tipo de cambio realista y reestructuración del sistema bancario.

El autor afirma que si Cuba se adapta a seguir un "mercado socialista" o modelo de economía mixta, como en China y Vietnam, con un sector privado, apertura de los mercados e inversión extranjera, junto con un plan indicativo que implique descentralización de la toma de decisiones, redundaría en un crecimiento económico sostenido.

Por otra parte, el estado debe permitir el empleo libre con un alto valor añadido para los trabajos universitarios, la autorización de las empresas medianas y las empresas de propiedad cooperativa, la reducción de los impuestos, así como detener las medidas del gobierno que crean incertidumbre y ampliar el microcrédito y los mercados al por mayor.

Mesa-Lago ofrece una variedad de otras recomendaciones de políticas que ayuden a hacer avanzar el proceso de reforma institucional en el marco del proceso de reformas en curso. No obstante, el tiempo apremia, y Raúl Castro se ha comprometido en retirarse en febrero de 2018, lo cual le ha dejado sólo con cuatro años para completar los cambios institucionales clave que la nación necesita urgentemente.

XS
SM
MD
LG