Enlaces de accesibilidad

Euros resucitan fábrica cubana de conservas


Fábrica de conservas Ponupo, en Santiago de Cuba

“Esto es una joya en pleno monte, ya que por vez primera contamos con cuatro líneas tecnológicas que conjuntamente procesarán cerca de 60 toneladas de frutas y superarán las 25 toneladas de productos terminados diariamente.¨, afirmó el administrador de Ponupo, Violeidis Marrero Columbié.

La participación de capital español ha resucitado a la añeja minindustria de conservas Ponupo, en la provincia de Santiago de Cuba, que se ha transformado en una moderna planta procesadora de frutas y vegetales, tras años de inactividad.

El diario provincial Sierra Maestra asegura que “la asociación con una agencia española”, que no identificó, dotó a la deteriorada instalación “de una tecnología italiana de punta que le permitirá el máximo aprovechamiento de las potencialidades de las frutas de elevada calidad y diversidad que reinan en el territorio.”

El reportaje omitió también informar a cuánto ascendió la inversión, ni el porcentaje de participación que tiene la empresa española en esa industria nacional.

Sin embargo, la Agencia Española para la Cooperación Internacional y el Desarrollo (AECID) informó el pasado año que la fábrica de conservas Ponupo es "uno de los principales proyectos con un presupuesto cercano al millón de euros, y que forma parte del Proyecto Oriente Rural".

Construída en marzo de 1984, en el municipio santiaguero de Songo-La Maya “sus deliciosas cremas y mermeladas reinaron por muchos años en una provincia de tradición conservera, hasta que la obsolescencia del equipamiento, la carencia de recursos y el déficit de materias primas, mermaron sus variadas producciones.”, reconoció el diario provincial Sierra Maestra.

“Esto es una joya en pleno monte, ya que por vez primera contamos con cuatro líneas tecnológicas que conjuntamente procesarán cerca de 60 toneladas de frutas y superarán las 25 toneladas de productos terminados diariamente.¨, afirmó el administrador de Ponupo, Violeidis Marrero Columbié.

Además de producir cremas, mermeladas y dulces en almíbar la nueva tecnología permitirá producir también “encurtidos de vegetales y esterilizados de tomate, ají, pepino, rábano, calabaza china y habichuela”.

“Perteneciente a la Empresa Alimentaria Provincial, inicialmente las producciones de Ponupo serán destinadas al sistema de mercados ideales para su venta en moneda nacional, así como a las tiendas recaudadoras de divisas de la provincia, y acorde con el incremento productivo podrán distribuirse en otros territorios del país.”, dijo el diario.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG