Enlaces de accesibilidad

Europa muy atenta a elecciones en Grecia


Las elecciones en Grecia son vistas con preocupación en las principales capitales de Europa y también en EE.UU.

Los comicios legislativos de este domingo decidirán si el país se queda o sale de la Eurozona y tendrán implicaciones económicas no sólo para los griegos.

Con un país al borde de la quiebra y con toda Europa expectante, los griegos regresan a las urnas este domingo para tratar de formar gobierno en unos comicios que se han convertido en un referendo sobre la permanencia o no de Grecia en la Eurozona.

Sumido en una grave crisis financiera, con una deuda astronómica, un desempleo asfixiante, Grecia se debate entre dos extremos, la derecha y la izquierda radical, después de que el pasado 6 de mayo las fuerzas políticas de la nación fueron incapaces de formar gobierno.

Encuestas de opinión dan de manera informal una ventaja mínima al candidato conservador de Nueva Democracia, Antonis Samaras, que se proclama como partidario de que el país se mantenga dentro de la zona euro, aunque desea renegociar los duros acuerdos de austeridad pactados como rescate con los prestamistas internacionales.

Su contrincante, el joven Alexis Tsipras, de la agrupación de izquierda Syriza y muy temido por los mercados financieros, demanda poner fin al memorando pactado por los partidos tradicionales con los acreedores del país, lo que en la práctica dejaría a Grecia fuera de la Eurozona.

Aunque en los últimos días Tsipras moderó su discurso para contrarestar el miedo que causa lo mismo en Bruselas que en Berlín, sigue declarándose enemigo del programa de austeridad impuesto a Grecia por la troika, integrada por la FMI, el Banco Central de Europa y la Comisión Europea.

Otro sondeo difundido este fin de semana por la agencia VPRC da la victoria a Syriza con un 30 por ciento de los votos frente al 26,5 por ciento para Samaras.

En sólo dos años, para tratar de solventar su crisis de la deuda, los griegos han recibido de Europa en ayuda unos 347 mil millones de euros (más de $430 mil millones de dólares) y eso ha podido mantenerla a flote, pero todo ha quedado ahora en suspenso en espera del desenlace de los comicios.

Hasta China, considerada la segunda economía del mundo, está muy preocupada con lo que ocurra en Grecia, ya que la Unión Europea es su principal socio comercial y teme que una salida de los griegos de la Eurozona pueda incidir indirectamente de manera negativa en su crecimiento económico.

Ocurra lo que ocurra el domingo, los resultados pesarán en el futuro del euro y de la propia Eurozona como proyecto, y serán punto principal en la agenda de la cumbre del G-20 que el lunes reunirá en Los Cabos, México, a los líderes de las principales economías del mundo.
XS
SM
MD
LG