Enlaces de accesibilidad

Aumenta la violencia en Siria y Washington cierra su embajada en Damasco


Ante el aumento de la violencia en Siria por parte del régimen de Bashar Asad Estados Unidos retira a su personal diplomático y recomienda a sus ciudadanos que abandonen ese país

Este lunes Estados Unidos cerró su embajada en Siria y evacuó a los últimos miembros del personal diplomático que quedaban allí, anunció el Departamento de Estado, que también explicó que la decisión se tomó por motivos de seguridad e instó a sus ciudadanos a dejar ese país.

La embajada estadounidense en Damasco "suspendió todas sus actividades a partir del 6 de febrero como consecuencia de la continuación de la violencia y del deterioro de las condiciones de seguridad", detalló el comunicado del departamento de Estado. "Todos los funcionarios de la embajada, así como sus familias, se han ido", añadió. El cierre de la representación diplomática se produce después de que la violencia aumentara.

Esta madrugada las fuerzas sirias bombardearon violentamente con obuses la ciudad de Homs, una de las más críticas con el régimen de Bashar Al Asad. Los ataques cobraron la vida de al menos 50 muertos y decenas de heridos, según informaron militantes de la oposición.

Los canales de televisión árabes mostraron las imágenes en directo de la ciudad con columnas de humo que se elevaban al cielo con un fondo de llamadas a la oración desde las mezquitas.

El sábado en otro bombardeo fallecieron más de 230 víctimas mortales, según la oposición siria, que habla de una "masacre". El nuevo ataque llega en pleno debate sobre el veto de que protagonizaron Rusia y China este fin de semana contra la resolución de condena de la ONU al régimen sirio. La posición de ambos países fue elogiada por Irán pero condenada por prácticamente toda la comunidad internacional.

Entre ellos el presidente de Turquía, Abdullah Gül, quien envió un mensaje a las autoridades sirias – “la guerra fría se acabó”. En es país las autoridades manifestaron su decepción con el veto de China y Turquía a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condenaba la violencia del gobierno sirio contra los opositores. "El tiempo de utilizar el poder militar dentro de un país ha acabado", declaró Gül en conferencia de prensa en Ankara.

Actualmente unos 9.000 sirios viven en campamentos de refugiados en Turquía. El canciller turco prometió en la Conferencia de Seguridad de Munich que recibirán a todos los sirios que intenten escapar del régimen de Al Asad.

Los ataques más recientes a Homs se unen al de la ciudad de Zabadani. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, cientos de blindados del ejército sirio han iniciado el asalto a esta localidad, ubicada cerca de Damasco.

El CNS, el movimiento más importante de la oposición siria, afirma que el régimen desplegó sus carros de combate y tropas alrededor de Homs para una "ofensiva de gran envergadura" y ha llamado a la "comunidad internacional, las organizaciones internacionales y los medios a actuar rápidamente para impedir una nueva masacre en esta ciudad". Para el CNS, la matanza en la ciudad Siria de Homs "es parte de un plan del régimen para liquidar las zonas que escapan a su control".

Otras embajadas también se encuentran en alerta. Diplomáticos italianos, franceses y británicos se han reunido con las autoridades sirias en las últimas semanas para expresar sus temores.

XS
SM
MD
LG