Enlaces de accesibilidad

Esposa de Mugabe ataca a modelo en Sudáfrica y escapa gracias a inmunidad diplomática


La primera dama de Zimbabue, Grace Mugabe (d), junto a su esposo, el presidente Robert Mugabe.

Grace Mugabe no es ajena a la controversia y el drama. Familiares de la modelo alegan que la primera dama de Zimbabue golpeó a la modelo Gabriella Engels, de 20 años, causándole heridas.

La madre de una mujer supuestamente agredida por la primera dama de Zimbabwe, Grace Mugabe, dijo que la lucha está lejos de terminar a pesar de la inmunidad diplomática que se ha concedido a la esposa del mandatario africano.

La primera dama dejó el país sudafricano el domingo con su esposo, Robert Mugabe, después de asistir a la cumbre de la Comunidad de Desarrollo de África Meridional (SADC) en Pretoria.

Debbie Engels dice que está decepcionada por la decisión del gobierno de poner trabas diplomáticas ante la justicia debida a su hija.

Grace Mugabe no es ajena a la controversia y el drama.

La historia de amor de la primera dama de Zimbabue, de 52 años, con el presidente Mugabe, que comenzó cuando ambos se casaron en 1996, estaba lo suficientemente condimentada en forma como para una telenovela mexicana.

Así, la presunta agresión contra una modelo en Sudáfrica, que se dice es novia de uno de sus hijos, puede contribuir a aumentar los ingredientes de telenovela en su vida.

Se alegó que la señora Mugabe golpeó a la modelo Gabriella Engels, de 20 años, y que además la hirió.

La Sra. Engels afirma que la Sra. Mugabe la asaltó después de encontrarla junto a sus hijos, Robert Jr y Chatunga Bellarmine.

Parece que la señora Mugabe también agredió a sus hijos, conocidos por sus estilos de vida extravagantes, según las especulaciones de los medios de comunicación sudafricanos.

La sra. Engels sufrió de cortaduras y moretones y tuvo que gatear fuera de la habitación para escapar, afirmó.

Dijo además que los guardaespaldas de la primera dama estaban allí y observaban. Su familia y abogados han prometido proseguir el caso.

La sra. Mugabe todavía no ha abordado públicamente las acusaciones de asalto, fomentando la especulación en los medios sociales.

Su paradero era un tema de intensa cobertura mediática. En primer lugar, se informó el lunes que se había entregado a la policía, que confirmó que iba a tener su día en corte más adelante en la semana.

El martes, la noticia fue que había huido a Harare.

Pero en el transcurso de la semana, surgió que estaba Sudáfrica, donde todavía estaba escondida en un hotel en que esperaba a su esposo, quien asistiría a la cumbre en Pretoria.

Y el sábado, hubo noticias de funcionarios zimbabuenses que trabajaban frenéticamente para buscar la inmunidad diplomática para protegerla contra su procesamiento y al final lo lograron, y pudo dejar el territorio sudafricano el domingo.

Una parte de los medios de comunicación sudafricanos afirmó el sábado que la señora Mugabe acusaba a la señora Engels de atacarla, por lo que entonces se defendió porque la señora Engels la atacó.

"Ella es inflexible en el tema de protegerse a sí misma", dijo el semanario sudafricano, Saturday Star, citando a una fuente anónima. "Ella dice que ha sido atacada por la víctima y que ella también tiene sus propias heridas, que va a publicar en los medios de comunicación".

De vuelta a casa en Zimbabwe, la sra. Mugabe es un elemento codiciado por los principales medios de comunicación.

El mes pasado, se hizo pública la noticia de que de alguna manera escapó ilesa de un extraño accidente que la habría dejado incapacitada.

La primera dama "reveló" que su pierna fue atropellada por la limusina a prueba de balas del sr. Mugabe y que era un "un milagro" que todavía pudiera caminar.

"Te digo que me ha atropellado el coche blindado... mi pierna estaba aplastada y pensé que no iba a caminar el resto de mi vida", dijo a los medios zimbabuenses.

(Con información de SABC News y Eyewitness News)

XS
SM
MD
LG