Enlaces de accesibilidad

Carromero pide prudencia a la prensa, según diputado español

  • Agencias

El diputado del Partido Popular Pablo Casado.

El diputado del PP, Pablo Casado, llevó en su auto a la madre de Carromero a la prisión de Segovia

El diputado del Partido Popular (PP) Pablo Casado aseguró el sábado que la negociación del Ministerio de Asuntos Exteriores para llevar de regreso a España al dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero, condenado en Cuba a cuatro años de cárcel, "no ha tenido contraprestación ninguna y se debe a un éxito diplomático".

Como la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, Pablo Casado acompañó la tarde del sábado a la madre de Ángel Carromero, que visitó a su hijo en el Centro Penitenciario de Segovia.

En nombre de la madre de Carromero, el parlamentario popular ofreció disculpas porque la mujer no pudo atender a los medios, al encontrarse muy emocionada.

Según el testimonio de la madre de Carromero, expresado por Casado, "Ángel lo primero que ha hecho es pedir a su madre que transmita el agradecimiento al Gobierno español; ha sido una gestión muy complicada, y el apoyo de la sociedad española, muy en especial a sus compañeros de trabajo y de organización".

Pablo Casado explicó a los periodistas que Carromero "desea estar en la calle, es delito que no está tipificado con prisión en España, y confiemos en que pueda disfrutar la libertad, cuanto antes".

También, según el diputado, a través de lo que ha hablado Carromero con su madre, el dirigente de Nuevas Generaciones ha pedido prudencia a los medios de comunicación a la hora de tratar con la familia y de explicar los antecedentes del accidente, "no del todo acertados", en agosto pasado.

Pablo Casado dijo que Ángel Carromero tenía en vigor su permiso de conducir y que las multas de tráfico no eran todas suyas, ya que compartía automóvil con su familia, y otras que no son susceptibles de hacer pensar que "es un conductor temerario.Esa imagen no ha sido justa", matizó el parlamentario.

Además, Ángel Carromero ha pedido a su familia que recuerden, como hizo en el juicio, que no conducía con exceso velocidad, sino que la vía se encontraba en malas condiciones, que no había señalización o que no la vio.

De ahí que Carromero, por boca de sus interlocutores, haya insistido en que "ha sido un desgraciado incidente y que lo que más lamenta son las consecuencias, porque estaba encantado de conocer a Oswaldo Payá".

De hecho, la primera llamada que realizará desde la cárcel será al hermano del opositor cubano, Carlos, que reside en España desde hace muchísimos años.

Pablo Casado explicó que Carromero se encuentra bien, cansado por el viaje y muy sorprendido por las muestras de apoyo, ya que no había visto prensa española desde su estancia en Cuba.

El diputado del PP subrayó que el viaje de Carromero, como muchos que realizan parlamentarios de diferentes partidos, "no era nada político, el partido no sabía absolutamente nada de este viaje, ni el Gobierno. Hay que verlo como una iniciativa personal".

A Carromero, de acuerdo con el diputado del PP, se le juzgó por un delito de tráfico que en cualquier país de Europa no solo no sería punible, sino además susceptible de indemnización por el estado de la vía.

Aclaró que el Gobierno "no está haciendo ninguna excepción, está aplicando un acuerdo con otro Estado, no entra a valorar la sentencia, sigue un protocolo para que una persona que no ha cometido un delito según el sistema español, pueda disfrutar de beneficios penitenciarios cuanto antes".

Casado, que llevó en su automóvil a la madre de Carromero a la prisión de Segovia, señaló que, durante este tiempo, "la familia ha guardado un durísimo silencio, ni siquiera ha rectificado publicaciones que no han beneficiado nada a Ángel, incluso gran parte de las acusaciones del fiscal se basaron en lo que decía la prensa española".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG