Enlaces de accesibilidad

Escándalo de carne en Brasil desata suspensión de importaciones


Brasil intenta limitar impacto de crisis de la carne y salvar exportaciones

Compañías mejoraban apariencia y olor de las carnes vencidas aplicándoles sustancias químicas, agua y harina de mandioca. Luego sobornaban a los inspectores. UE, China, Chile y Hong Kong toman medidas.

China y la Unión Europea frenaron el lunes las importaciones de carne desde Brasil después de que la policía brasileña, en el marco de una investigación sobre corrupción, acusara a inspectores del mayor exportador global de productos de res y ave de recibir sobornos para permitir las ventas de partidas vencidas o contaminadas con salmonella.

En medio de un creciente escándalo, el ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, dijo que el Gobierno suspendió las exportaciones desde 21 unidades de procesamiento de carne.

No obstante, criticó la investigación de la Policía Federal a las compañías de empaque de productos cárnicos y consideró que sus hallazgos fueron "alarmistas", ya que utilizaron unos pocos incidentes aislados para manchar a toda una industria que mantiene estándares rigurosos.

Una prohibición generalizada a las exportaciones de carne de Brasil sería un "desastre", agregó Maggi. "Rezo, espero, trabajo para que eso no ocurra", afirmó al hablar con periodistas frente a su oficina en Brasilia.

El escándalo derivado de la operación policial denominada "Carne Fraca" podría dar un duro golpe a uno de los pocos sectores de la mayor economía de América Latina que han prosperado durante una recesión de dos años.

La policía nombró el viernes a BRF S.A., JBS S.A. y a decenas de otras empresas más pequeñas en una investigación de dos años sobre cómo las empacadoras de carne presuntamente pagaron a inspectores para que pasaran por alto prácticas que incluyen el procesamiento de carne caducada y el envío de exportaciones contaminadas con salmonella.

Según los investigadores, las compañías supuestamente mejoraron la apariencia y el olor de las carnes vencidas aplicándoles sustancias químicas y productos baratos como agua y harina de mandioca.

Las acciones de JBS, el mayor exportador mundial de carne de res, cayeron casi un 2,2 por ciento el lunes, y las de BRF, el principal exportador de productos avícolas, cerraron con una leve alza de 0,75 por ciento.

El presidente Michel Temer buscó restar gravedad a la investigación y dijo que involucra sólo a 21 de las más de 4.800 procesadoras de carne de Brasil. No obstante, el líder de la asociación gremial ABPA, Francisco Turra, dijo a periodistas que el caso puso a toda la industria en peligro y "destruyó" la imagen de calidad de sus productos.

China, que el año pasado compró cerca de un tercio de toda la carne exportada por Brasil (13.900 millones de dólares), suspendió la importación de productos cárnicos brasileños como "medida de precaución".

La Unión Europea detuvo las importaciones desde cuatro plantas de procesamiento de carne brasileñas, indicó la ABPA, citando al Ministerio de Agricultura. En declaraciones a la prensa en Bruselas, el portavoz comunitario Enrico Brivio dijo el lunes que las empresas implicadas en los sobornos tendrán prohibido enviar carne al bloque temporalmente.

Por su parte Corea del Sur dijo en un comunicado de su Ministerio de Agricultura el lunes que endurecería las inspecciones de carne de pollo importada desde Brasil y que prohibiría temporalmente las ventas de productos avícolas de BRF. Pero el presidente Temer aseguró hoy que Seúl dio marcha atrás a su decisión tras tener la confirmación de que nunca compró productos adulterados.

Chile y Hong Kong anunciaron también una suspensión temporal de las importaciones de carne bovina brasileña.

Brasil fue en 2016 el mayor productor de carne bovina en el mundo y uno de los principales exportadores, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. También es un exportador de peso de productos de pollo y cerdo. Sus carnes llegan a 150 países, la mayoría de la Unión Europea y Asia. El sector representa el 7,2% de las exportaciones brasileñas.

Carnes sospechosas siguen a la venta en Cuba

Hasta el momento ninguna tienda o mercado cubano ha retirado los congelados provenientes de ese país, reporta desde la isla el diario alternativo 14ymedio. En los sitios digitales que ofrecen una amplia gama de alimentos para que los emigrados abastezcan a sus familiares en la Isla, se mantienen en oferta la carne de res y los pollos brasileños.

El lunes los productos cárnicos del gigante sudamericano continuaban a la venta también en la red minorista, donde tiene una gran presencia el pollo congelado de las marcas Frangosul y Perdix, de las compañías JBS y BRF respectivamente, las dos que maquillaron y adulteraron sus productos según la investigación de la Policía Federal de Brasil.

En el caso del pollo, las autoridades han advertido que se trata más de un fraude económico, consistente en agregar agua al producto para aumentar el peso, sin riesgo para la salud.

La nota agrega que los medios oficiales difundieron la noticia del escándalo, centrándose en las posibles repercusiones sobre el Gobierno de Michel Temer. El Ministerio de Salud Pública no ha emitido ninguna advertencia y empleados del Ministerio de Comercio Interior evitaron pronunciarse sobre el tema al ser preguntados por 14ymedio.

(Con información de EFE, AP, Reuters, BBC Mundo, 14ymedio)

XS
SM
MD
LG