Enlaces de accesibilidad

Erislandy Lara agradece a seguidores por su apoyo


Erislandy Lara puso en malas condiciones a Jan Zaveck.

El boxeador cubano venció por nocaut técnico al esloveno Jan Zaveck en la que pudo ser su última pelea en las 154 libras. Todo hace pensar que subirá a los medianos.

El cubano Erislandy Lara (22-2-2, 13 nocauts) disfrutó el Día de Acción de Gracias en grande, porque la noche anterior derrotó por nocaut técnico al esloveno Jan Zaveck (35-4, 19 KOs), y conservó su título superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

El pleito finalizó en el comienzo del tercer asalto, cuando Zaveck abandonó el combate luego de sentirse mal tras recibir una violenta combinación del cubano.

Un día después de su victoria manifestó:

"Quiero agradecerle primeramente a Dios, a mi familia, mis amigos y a todos mis seguidores por todo el apoyo y cariño que recibí ayer en mi pelea. Me sentí muy emocionado al escuchar a mi público como me gritaban, eso me dio más ánimo para acabar temprano la pelea. Quiero dedicarle especialmente a mi esposa esta pelea ya que ayer fue su cumpleaños. ¡Gracias a todos los que asistieron ayer y no se dejaron intimidar por la lluvia!".

Mediante su velocidad y talento, Lara superó a Zaveck, ex monarca wélter, en este combate realizado en el Hialeah Park and Casino, en el sur de Florida

Al final del segundo asalto Lara colocó una izquierda por el centro de la guardia del europeo, quien quedó lastimado y fue salvado por la campana.

Al comienzo del tercer episodio, Lara sorprendió a Zaveck mediante una combinación de derecha e izquierda a la cabeza. Aturdido, Zaveck (35-4) se retiró hacia las cuerdas, y Lara infligió ahí más castigo con otras combinaciones.

Erislandy Lara.
Erislandy Lara.

El réferi Telis Assimenios detuvo las hostilidades a los 41 segundos del round.

Lara marcó el ritmo desde el campanazo inicial, conectando repetidos jabs de derecha e izquierda, que remató con golpes a la cabeza. En las postrimerías del primer asalto, el cubano conectó uno de sus mejores golpes, al propinar un uppercut de izquierda a Zaveck.

"Estoy bien contento de pelear otra vez en Miami", dijo Lara. "Pienso que di un buen show para los fanáticos. Manejé bien la presión, mantuve mi guardia e hice mi pelea. Lo golpeé con la derecha en el mentón y eso le paralizó el cuerpo. Él se quejaba de dolor en una oreja y en una pierna. El resultado fue que ganamos la pelea".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG