Enlaces de accesibilidad

“Viajaré a Cuba el día en que se me garantice hablar con plena libertad con la oposición”


Ex-opositor de la antiguar RDA Arnold Vaatz.

El político alemán Arnold Vaatz le aseguró a Radio Martí que seguirá elevando su voz en favor de la oposición cubana.

El político alemán Arnold Vaatz, fue electo el pasado mes de septiembre como diputado del parlamento alemán por la región sajona de Bautzen, que antes de la Caída del Muro pertenecía a la extinta República Democrática Alemana, RDA. Tras los comicios integró el equipo de la Canciller Angela Merkel, que negoció con el Partido Socialdemócrata la formación del actual gobierno de coalición.

Boris Luis Santa Coloma entrevistó a este político alemán para conocer si soplarán vientos de cambio bajo la nueva constelación de conservadores y socialdemócratas al frente del poder en Berlín.

Sr. Vaatz, la Canciller Angela Merkel fue reelegida por otros cuatro años. Esta vez encabeza una coalición de los partidos cristianodemócrata, socialcristiano y socialdemócrata. ¿Cuál será la tarea principal de Merkel durante este tercer mandato?

La Canciller ha dejado claro, que su prioridad estará en la consolidación de las reformas en Europa. Esto se puede apreciar, si miramos la distribución de carteras en el nuevo gobierno. El Ministerio de Finanzas seguirá en manos de Wolfgang Schäuble, su hombre fuerte a la hora de poner en práctica su política hacia Europa. El hecho de que Schäuble se mantenga al frente del Ministerio de Finanzas, indica el propósito de la Canciller de darle continuidad a su política de austeridad presupuestaria que ha venido defendiendo todos estos años ante el resto de sus socios europeos.

¿Habrá espacio en las tareas del nuevo gobierno para el tema de los derechos humanos?

Los derechos humanos seguirán estando presentes en la política exterior alemana. Sobre todo en la condena de sus violaciones y en la defensa de quienes velan por su cumplimiento. En los últimos días esto se ha podido apreciar en la postura de la Canciller Merkel en la cuestión ucraniana y la defensa del movimiento renovador en este país.

El nuevo Ministro de Relaciones Exteriores, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, ha sido un defensor de las relaciones con Rusia. ¿No teme usted que bajo la égida de Steinmeier se debilite la posición alemana de defensa de los grupos cívicos en Rusia o de quienes en Ucrania son partidarios de un acercamiento a la Unión Europea?

Los manifestantes ucranianos exigen la dimisión del gobierno de Kiev. Su objetivo es el restablecimiento de la democracia, la legalidad y el respeto a los derechos humanos. La negativa del presidente Victor Janukovich a firmar el acuerdo de asociación con la Unión Europea es criticado por la mayoría de los ucranianos. Ucrania pertenece geográficamente a Europa y esto hace que nos unan estrechos lazos. La oposición pacífica ucraniana ha retomado las consignas de la Revolución Naranja de 2004. Alemania respalda a este movimiento y mantiene en pie su ofrecimiento al gobierno de Kiev de firmar un tratado de asociación con la Unión Europea. En esto no habrá ningún cambio.

El Ministro Steinmeier ocupó antes la cartera de exteriores durante el primer gobierno de Angela Merkel del 2005 al 2009. En aquel entonces tuvo fricciones con ella por el tema cubano. Steinmeier quería normalizar las relaciones con La Habana, pero tuvo que desistir ante la oposición de Merkel. ¿No volverá a intentarlo ahora?

El tema cubano es muy controvertido por acá. Desde hace muchos años en el seno de la Unión Europea se viene ejerciendo enormes presiones sobre Alemania – que al igual que la República Checa y Suecia – aboga por el cese de la represión contra los opositores en la Isla y que el respeto a los derechos humanos sea el indicador decisivo a la hora discutir sobre un cambio de política hacia Cuba. No tengo una bola de cristal para saber, qué hará en un futuro el Ministro de Relaciones Exteriores. Lo que sí puedo asegurarle es que seguiré demandando ante el parlamento que Alemania no cambie la política seguida hasta ahora en cuanto al régimen de La Habana.

En el marco de la ofensiva diplomática del régimen cubano en Europa, el embajador de la Isla en Berlín, le aseguró que usted nunca fue considerado “persona no grata” en alusión a su expulsión de Cuba hace ocho años. ¿Por qué no le toma la palabra al embajador y visita a Cuba? ¿En el caso que tuviera lugar esa visita, qué condiciones deberían cumplirse para que pudiera tener lugar?

Por supuesto que quisiera viajar a Cuba y hacer todo lo que deseaba y no pude lograr durante mi agitada y breve estancia en el 2005. Pero si vuelvo a Cuba, será solo bajo la condición de que se me garantice que tendré libertad plena de hablar con quien quiera, sin temor a que el gobierno me expulse como hizo en 2005, para impedir que me reuniera con los disidentes cubanos. No se puede demandar de otros el respeto a las libertades individuales, sin ser consecuente con uno mismo. Si un político viaja a un país, lo lógico es que se entreviste tanto con el gobierno como con la oposición. Por cierto se trata de un principio que defiende la diplomacia alemana, no solo en el caso de Cuba sino también con el resto de los países con que mantiene relaciones.

Santa Coloma: Muchas gracias por esta entrevista y ojalá que pronto se cumpla su deseo de viajar a Cuba.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:42 0:00

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG