Enlaces de accesibilidad

Entrenador aclara que Rigondeaux no está haciendo sparring con Pacquiao


El boxeador estadounidense Floyd Mayweather Jr. (i) y el boxeador filipino Manny Pacquiao posaron durante una rueda de prensa el 11 de marzo de 2015, en Los Ángeles, California (EEUU).

No tiene sentido, porque entrenar con un boxeador que pesa 20 libras menos que Mayweather y zurdo, carece de lógica: Freddie Roach.

El entrenador de boxeo y miembro del Salón de la Fama Freddie Roach, quien tiene a su cargo la preparación del campeón filipino Manny Pacquiao en la pelea contra el estadounidense invicto Floy Mayweather Jr. aclaró que el campeón de las 122 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA) y de la Organización Mundial de Boxeo (WBO), el cubano Guillermo Rigondeaux, no está haciendo guantes (sparring) con Pacman como informara GMA News.

Según el escritor de boxeo de la cadena ESPN Dan Rafael, él conversó con Roach, quien rechazó los rumores que señalaban que El Chacal estaba entrenando con Pacquiao, porque un sparring con alguien que pesa 20 libras menos que Mayweather y que además es zurdo carece de sentido.

Pacquiao sigue en plena preparación de cara a la pelea de unificación del título welter con Mayweather Jr. y ya se tuvo que someter a la primera prueba antidopaje como está establecido en el contrato del multimillonario combate.

Aunque la información fue ofrecida hoy a través de la prensa filipina, Pacquiao, ocho veces campeón del mundo, dio muestras de orina y sangre dos días después que se anunciase de manera oficial que ambos púgiles habían acordado someterse a pruebas similares a las que se realizan en los Juegos Olímpicos.

Un especialista apareció de manera sorpresiva en el gimnasio de Los Ángeles, donde entrena Pacquiao, y le tomó las muestras de orina y de sangre.

El gran duelo entre Mayweather y Pacquiao, considerados los dos mejores boxeadores del momento, está previsto para el próximo 2 de mayo en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas (Nevada).

La pasada semana ambos protagonizaron una histórica rueda de prensa, también en Los Ángeles, a la que asistieron más de 600 periodistas de todo el mundo, y por la que desfilaron en la alfombra roja colocada en el Teatro Nokia, junto a sus promotores y entrenadores.

Ambos púgiles adelantaron que están listos para la pelea que todo el mundo quiere ver y, aunque tal vez tendría que haber llegado antes, ahora sigue siendo la más importante en la historia del deporte del boxeo y considerada ya como la pelea del siglo.

De acuerdo a los firmado en el contrato, tanto Mayweather como Pacquiao tienen que someter a la Agencia Anti Dopaje de Estados Unidos (USADA) copia de sus calendarios de entrenamientos y viajes.

Hace cinco años, las pruebas fueron eje de controversia y evitaron que el combate se celebrara, aunque ahora ha quedado demostrado que fue la excusa que puso Mayweather Jr. para que la pelea no se diese al no favorecer sus intereses deportivos y económicos.

De acuerdo a GMA News, de Filipinas, los análisis incluyen pruebas para la hormona de crecimiento humano (HGH, siglas en inglés) así como la eritropoyetina (EPO), entre otras sustancias, que están prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Mayweather y Pacquiao tienen que someterse a las pruebas posterior al combate y si fallan las mismas tendrían que pagar una multa de cinco millones de dólares, siempre de acuerdo a los informes de prensa.

Sin embargo, la multa no tendría mayor impacto económico en las multimillonarias bolsas de Mayweather Jr., que cobrará $150 millones. Pacquiao recibirá otros $100 millones.

Se espera que la recaudación por derechos de televisión de pago sean de más de $400 millones y los ingresos de taquilla de las 18.000 entradas del aforo que tiene el MGM Grand Garden Arena, supere los $50 millones, ambos nuevas marcas en la historia del boxeo.

XS
SM
MD
LG