Enlaces de accesibilidad

Ensalada Deportiva


Real Madrid.

Cristiano Ronaldo volvió a ser decisivo en una final con un tanto de falta que fulminó al Gremio brasileño (1-0).

Su tanto proclamó campeón del mundo al Real Madrid por sexta vez, tercera desde el cambio de formato al Mundial de Clubes, y cerró un 2017 inolvidable para el madridismo, el mejor de su historia con la conquista de cinco títulos.

El Real Madrid sacó a relucir su cara de las finales, siete consecutivas ganadas, especialista en las grandes citas y con un Cristiano Ronaldo decisivo, lanzado en el final de año con un puñado de récords que premian su hambre insaciable en el terreno de juego.

Una falta lejana a los 53 minutos la convirtió en gol con un disparo que se coló entre la barrera y botó para ser imposible de parar.

Zinedine Zidane y su grupo de jugadores pasan a la historia del Real Madrid cerrando el año con más títulos, cinco, con un Mundial de Clubes que pone el broche. Tuvo que pelearlo en una final de mayor nivel que el torneo. El Gremio mostró desde el inicio que el nivel competitivo ascendía y que para derribarle haría falta esfuerzo más fútbol.

Nada frenaría el ímpetu del Real Madrid, que ante las dificultades comenzó adueñándose del balón como primer paso en la búsqueda del éxito. Aparecieron Modric e Isco en su mejor versión, los dueños del juego, y solo faltaba enganchar algún balón a los puntas blancos.

El duelo se fue decantando hacia un Real Madrid que tiraba de fe e insistencia. Carvajal y Varane probaban fortuna en sus subidas, Isco chutaba desde lejos en la única ocasión que no inventaba un pase en los últimos metros y Modric era incansable en su búsqueda del gol. Acariciaba el poste tras un recorte y posterior zurdazo.

Todo hacía indicar que era cuestión de tiempo y en la reanudación se liberó el Real Madrid de presión y encerró a su rival. Con más comodidad por el bajón de fuerzas del Gremio, comenzó a llegar con peligro con un latigazo de Cristiano. El portugués estaba en todo, siempre con protagonismo en las grandes citas.

De una de las pocas llegadas a área madridista nació una petición de penalti del Gremio. Ramiro fue derribado por Ramos tras soltar un mal centro. El colegiado no pitó nada y segundos después sí señaló una clara falta que provoco Cristiano tras una bicicleta. Su disparo fue el gol que decidió la final.

Nacía un nuevo partido para el Gremio, que debía arriesgar más pero no tenía fuerzas para hacerlo, y para el Real Madrid, que se le presentaba la opción de contragolpear.

A Cristiano le fue anulado otro gol por posición ilegal de su asistente, Benzema, y las oleadas madridistas bien pudieron dejar sentenciado el duelo.

Hasta de tacón lo buscó Cristiano, un disparo de Casemiro se topó con los puños de Marcelo Grohe, que hizo su mejor parada a otro tiro de Modric que repelió finalmente un poste. Zidane movió el banquillo y con el nuevo escenario metió la velocidad de Lucas Vázquez y Bale.

El galés se mostró muy cómodo, como en la semifinal que decidió, y dejó siempre peligro en sus intervenciones. Rápido y con espacios, rozó el gol ante un Gremio sin capacidad de respuesta.

El Real Madrid se convirtió en el primer equipo que revalida la corona de campeón del mundo y puso el broche perfecto a su inolvidable 2017.

- Ficha técnica:
1 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos,
Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Lucas Vázquez, m.73);
Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.79).
0 - Gremio: Marcelo Grohe; Edílson, Pedro Geromel, Walter
Kannemann, Cortez; Michel (Maicon, m.84), Jailson, Ramiro (Everton,
m.70), Luan; Fernandinho y Lucas Barrios (Jael, m.63).
Gol: 1-0, m.53: Cristiano Ronaldo.
Árbitro: Marvin Torrentera (México). Amonestó a Casemiro (27),
por el Real Madrid.
Incidencias: final del Mundial de Clubes disputada en el Zayed
Sports City Stadium de Abu Dabi, lleno, con 35.500 espectadores en
sus gradas.

Toni Nadal: "Confío en que Rafa aguante para batir el récord de Federer"

Toni Nadal, exentrenador del número uno del tenis mundial, el español Rafael Nadal, espera que la carrera de su sobrino dure lo bastante para superar los 19 Grand Slams que actualmente tiene en su haber el suizo Roger Federer.

Toni Nadal (i) junto a Rafa Nadal (d).
Toni Nadal (i) junto a Rafa Nadal (d).

"Confío en que Rafa aguante lo suficiente para batir el récord de (Roger) Feder", ha manifestado Toni Nadal, quien hoy ha recibido, en Torrelavit (Barcelona), el Premio Segura Viudas 2017 de la Asociación de Periodistas del Tenis (APT), por su labor como técnico del diez veces ganador de Roland Garros los últimos 28 años.

A sus 31 años, Rafa Nadal suma 16 Grand Slams, tres menos que Federer, que tiene 36. Pero, a partir de ahora, alcanzar el palmarés del helvético tendrá que hacerlo sin su tío, convencido de que puede lograrlo "si le respetan las lesiones".

"Uno ya tiene una edad (57 años) y quiere trabajar donde es necesario. En un momento dado, entendí que mi trabajo con Rafa no era suficientemente necesario y pensé que no le crearía ningún problemas si me apartaba", ha explicado Toni Nadal quien la próxima temporada se dedicará a la formación de jóvenes talentos en la academia que su sobrino tiene en Manacor (Mallorca).

Él cree que Nadal se queda en buenas manos, pues su trabajo en el circuito profesional seguirá siendo supervisado "por dos grandes técnicos" como Francis Roig y Carlos Moyá, quien se incorporó al equipo de Rafa esta última temporada.

De la labor que hizo con su sobrino, se ha restado méritos: "Yo no lo he llevado a lo más alto. Si acaso he contribuido en sus años de formación. Después, Rafa ha hecho todo el trabajo. Yo solo he tenido la suerte de trabajar con un jugador que, además de ser mi sobrino, ha llegado al cenit del tenis mundial, pero yo he llegado con él de rebote".

Cuando hace repaso a los mejores momentos de su carrera como entrenador, Toni destaca "la primera vez que Rafa ganó Wimbledon, la primera vez que ganó Roland Garros, la primera vez que ganó Montecarlo y la primera que ganó la Copa Davis", aunque ha apuntado que pocos títulos le han dado más satisfacción "que sentir que salía el trabajo que íbamos haciendo en pista".

Entre los malos momentos apunta "la derrota ante Djokovic en Australia 2012, la de Ronald Garros contra Soderling en 2009 y las lesiones, sobre todo la de 2005 (las secuelas de un fractura por estrés en el pie izquierdo), cuando no sabíamos si podríamos seguir en esto".

En cualquier caso, y pese a que ha decidido apartarse del circuito profesional, Toni Nadal está convencido de que, aun sin él, su sobrino tiene cuerda para rato.

Eso sí, ha advertido que, en 2018, él y Federer no podrán ejercer el dominio que han ejercido en 2017. "Este años se ha dado la circunstancia de que Djokovic no ha estado en su mejor momento y Murray tampoco. Y Wawrinka, Nishikori y Raonic también han tenido problemas", ha recordado.

Para el año que viene, Toni Nadal, augura "la vuelta" a su mejor nivel del serbio y el escocés, "a los que se supone que se añadirán jugadores como Zverev, Dimitrov o Goffin", ha apostillado.

Por eso, ve complicado que Rafa y Roger impongan de nuevo su ley:
"El año que viene será complicado ganar muchos títulos, aunque espero que Rafael siga demostrando que es el mejor en tierra y vuelva a ganar Montecarlo, Barcelona y Roland Garros".

(Con información de EFE)

XS
SM
MD
LG