Enlaces de accesibilidad

Sondeo Post-ABC: Demócratas la tendrán difícil en comicios de noviembre


Obama recibe bajas calificaciones mientras los demócratas enfrentan el reto de una baja participación en los comicios de noviembre 2014

Mayorías de encuestados expresaron descontento con el liderazgo de Obama y la economía, y favorecieron un control republicano del Congreso.

Los demócratas enfrentarían serios escollos en las elecciones de mitad de mandato de noviembre próximo, con la tasa de aprobación del presidente Obama en un nuevo mínimo y la mayoría de los votantes favoreciendo un Congreso en manos de los republicanos, a fin de contrapesar la agenda del presidente , según revela una nueva encuesta conjunta de The Washington Post y ABC News .

El índice de aprobación de Obama cayó a 41 por ciento, por debajo del 46 por ciento que mantuvo durante los tres primeros meses del año, y el más bajo de su presidencia revelado por un sondeo Post -ABC News. Sólo el 42 por ciento aprueba su manejo de la economía, y 34 por ciento, su manejo de la situación entre Ucrania y Rusia.

El Post anticipa que la baja calificación de Obama podría ser un lastre significativo para los candidatos demócratas este otoño boreal: elecciones pasadas sugieren que cuando los índices de aprobación del primer mandatario son tan bajos, es casi seguro que el partido del presidente sufra pérdidas en las urnas en noviembre.

Los republicanos son favoritos para mantener el control de la Cámara, y la incógnita ahora sería si podrán tomar el control del Senado.

Una de las preguntas clave acerca de los comicios de noviembre es quiénes votarán. El diario capitalino recuerda que la participación en las elecciones de mitad de mandato es siempre menor que en las elecciones presidenciales, y en este punto los elementos clave de la coalición republicana --los electores blancos y los de mayor edad-- han indicado estar más seguros de concurrir a las urnas este otoño que los votantes más jóvenes y las minorías, dos grupos en los que los demócratas y Obama se apoyaron en 2008 y 2012.

Los demócratas no están tampoco desarmados, a medida que las campañas electorales se intensifican. Los estadounidenses confían más en ellos que en los republicanos, 40 por ciento a 34 por ciento, para manejar los principales problemas del país.

Por márgenes significativos, los estadounidenses perciben a los demócratas como mejores para la clase media, y en asuntos que interesan a las mujeres. Favorecen también las posiciones de ese partido en asuntos como el aumento del salario mínimo y la lucha contra el cambio climático.

Liderados por Obama, los demócratas han tratado de utilizar muchas de estas cuestiones para marcar contrastes con los republicanos, tanto a nivel nacional como en los estados donde las campañas son más reñidas .Pero el Post apunta que hasta ahora, sin embargo, hay pocos indicios de que dichos activos puedan superar las desventajas tradicionales en las elecciones de medio mandato para el partido que ocupa la Casa Blanca, o la insatisfacción en general con la dirección del país y el liderazgo de Obama.

El pesimismo sobre la economía también persiste: más de siete de cada 10 describieron la economía en términos negativos. Los enfoques del público sobre el futuro económico no son nada halagüeños. Sólo el 28 por ciento dice creer que la economía está mejorando, mientras que el 36 por ciento piensa que está empeorando y el 35 por ciento, que está estancada.

Los estadounidenses siguieron expresando su descontento por la conducción del país: dos tercios creen que anda por el camino equivocado. Al preguntárseles si los titulares en cargos públicos de cada partido merecen ser reelectos, por lo menos seis de cada 10 dijeron que no.

Entre los electores registrados, el 45 por ciento tiene la intención de votar en noviembre por el candidato demócrata en las elecciones a la Cámara, y 44 por ciento, por el candidato republicano. El Washington Post señala que, juzgando por comicios anteriores, el estrecho margen es una noticia preocupante para los demócratas . Poco antes de que perdieran el control de la Cámara en 2010, tenían una ventaja de cinco puntos en este tema.
Un 14% más de estadounidenses cree que los republicanos deben controlar el Congreso para servir de freno al presidente
Un 14% más de estadounidenses cree que los republicanos deben controlar el Congreso para servir de freno al presidente

Otra medida de las intenciones de voto surgió cuando se preguntó a los encuestados si pensaban que era más importante tener a los demócratas en control del Congreso, para ayudar a apoyar las políticas de Obama, o a los republicanos, para moderar las políticas del presidente. El 53 por ciento se inclinó por los republicanos; el 39 por ciento, por los demócratas.

Los resultados son casi idénticos a cuando se hizo la misma pregunta en septiembre de 2010, dos meses antes de una abrumadora victoria del Partido Republicano.

Los cargos federales que se ponen en juego en los comicios de medio mandato son los 435 escaños de la Cámara de Representantes, y 33 o 34 de las 100 curules del Senado de los Estados Unidos.También 36 estados eligen gobernadores y se renuevan las legislaturas estatales y cargos locales.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG