Enlaces de accesibilidad

Empresario americano pone esperanzas en embotellar Sol de La Habana


Turistas extranjeros disfrutan de un día de mar en las playas del este de La Habana.

Subiéndose a la cresta de "la ola cubana", Ron Rice, promotor del conocido bloqueador solar Hawaiian Tropic, quiere repetir su éxito con Havana Sun.

El único fármaco antisolar hasta ahora conocido relacionado con Cuba no debe estar registrado en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos.

Y es que el Vampisol pertenece al campo de la ficción cinematográfica: Fue una pócima ideada por el vampiro alemán aplatanado en Cuba Wolfgang Amadeus von Dracula, concebida para que sus congéneres no se volvieran un montoncito de cenizas cuando les diera el sol (Vampiros en La Habana, Juan Padrón, 1985).

Ron Rice, promotor del famoso bloqueador solar Hawaiian Tropic, tendrá el campo libre para su nueva idea: Havana Sun.

Ron Rice, creador del protector solar Hawaiian Tropic.
Ron Rice, creador del protector solar Hawaiian Tropic.

El nuevo antisolar, que llevará el nombre de Rice, y que le daría un segundo aire a su negocio tras el lanzamiento exitoso de Hawaiian Tropic en 2007, se empezará a vender esta primavera boreal en la Florida, informa el diario The Daytona Beach News-Journal. Pero su gran mercado sería Cuba, el día que el embargo se levante, anticipa su creador.

Por ahora, su imaginación empresarial se calienta con la visión de grandes cruceros entrando en el puerto de La Habana.

"Todo el mundo va a querer traer a su regreso algo que lleve escrito 'Habana' o 'Cuba'", dice.

Su proyecto no es solamente animado por el afán de lucro y una oportunidad de negocios calzada por el hecho de que la Cuba del deshielo con Estados Unidos sea un permanente trending topic.

Tenemos buenos contactos cubanos en la familia Castro...

El News-Journal revela que Rice, de 75 años, atraca frecuentemente su yate en la Marina Hemingway, la más conocida de Cuba, al oeste de La Habana. Ha patrocinado carreras entre Cuba y Cayo Hueso y el año pasado llevó a su familia a la isla, donde se ha relacionado con figuras del jet-set político-cultural como Alex Castro, el fotógrafo e hijo del jubilado dictador Fidel Castro. Una foto tomada por éste aparece en la tarjeta de Navidad de Rice.

"Hemos hecho muchos amigos allá. Tenemos buenos contactos cubanos en la familia Castro", dijo el empresario a la publicación.

La mayoría de los foros de internet sobre viajes a Cuba recomiendan llevar un protector solar de factor elevado, por el fuerte sol cubano y porque estos productos se venden a altos precios en la isla: una loción bronceadora Panama Jack, de 8 onzas y Factor de Protección Solar bajo (4) cuesta cerca de $13 en la tienda Plaza de Carlos Tercero.

Aunque a los estadounidenses no se les permite viajar a Cuba para hacer turismo, el 2015 cerró con 161.000 que visitaron la isla bajo 12 categorías autorizadas, y un récord de 3.5 millones de visitantes de todas las procedencias, en lo que los expertos ven un efecto del deshielo en las relaciones con Estados Unidos.

Havana Sun será fabricado por la firma especializada en productos de protección solar Product Quest, con sede en Holy Hill, Daytona Beach, Florida.

Línea de productos Hawaiian Tropic.
Línea de productos Hawaiian Tropic.

Rick Webb, actual vicepresidente de la empresa, dijo al diario que también él había soñado con la venta de productos de protección solar en Cuba desde que trabajó a principios de los años 80 como distribuidor de Hawaiian Tropic en Cancún. El balneario mexicano y Cuba tenían entonces mucha interacción, recuerda.

Cuando el presidente Barack Obama anunció la reanudación de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, Rice y Webb volvieron a pensar en un antisolar para Cuba.

Havana Sun se comercializará como Hawaiian Tropic, como una mezcla exótica de ingredientes naturales procedentes de "todo el Caribe", dijo Webb.

"Es algo así como la misma idea en menor escala", dijo Webb.

Los dos están conscientes de que la posibilidad de vender el producto en la mayor de las Antillas podría tardar mucho tiempo, pues se requeriría que el Congreso de Estados Unidos levantara el embargo.

"Sólo queremos estar listos para cuando ocurra", aclara Webb

Pero Ron Rice está decidido: "No importa si lo levantan o no", dice,
"de cualquier modo lo vamos a hacer".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG