Enlaces de accesibilidad

Elián González sigue jurando fidelidad a Castro en Quito


Elián González en Ecuador
Elián González, el niño balsero que cobró notoriedad en 1999 cuando fue rescatado por pescadores cerca de las costas de Florida, dijo en Quito (Ecuador) que él estaba para continuar la labor de Fidel Castro y que espera dentro de poco graduarse (de ingeniero industrial, en Matanzas) como "un joven comunista más".

González, quien cumplió en Ecuador 20 años de edad, fue uno de los participantes del Festival Mundial de la Juventud y es primera vez que sale de Cuba, luego del incidente internacional que lo volvió famoso en todo el mundo.

Hay que recordar que en 1999 Elián fue sacado de Cuba por su madre en una balsa, y en la travesía hacia Estados Unidos ella perdió la vida. Los pescadores que rescataron al niño balsero fueron considerados unos héroes, y a partir de ahí su familia en Miami luchó por todos los medios para que el muchacho permaneciera junto a ellos. Se desató entonces una agria disputa legal (en la que participó el propio Fidel Castro con marchas y mítines públicos) entre el padre del niño y sus familiares en EE.UU. Al final, una jueza norteamericana dispuso que el pequeño regresara a Cuba, con su padre.

Elián González (a quien la prensa ecuatoriana nunca le quitó el remoquete de "balserito") no pasó inadvertido en el encuentro de más de 10.000 jóvenes en Quito, donde se reunió con el canciller Ricardo Patiño. Cuando le pidieron que recordara el episodio que mantuvo en vilo a la comunidad cubana en el 99, Elián comentó que consideraba a Fidel Castro "un Dios". "Fidel, siendo presidente, convocó a todo su pueblo por la causa de un niño que él ni conocía", explicó Elián. "Lo hizo sin saber de dónde provenía mi familia y sin saber si mi padre iba a representar a la revolución. Pero él le dio la confianza, por eso es su grandeza. Para mí, Fidel Castro es todo, es mi padre y el padre de la humanidad. Ahora está anciano y para seguir su labor están los jóvenes del mundo, los de Cuba, y estoy yo, un fiel seguidor que lo ama. El mayor de mis orgullos es que Fidel me considere su amigo, como, en su momento, también me consideró Hugo Chávez".

Le echó la culpa de la muerte de su madre a la Ley de Ajuste Cubano, y dijo que Cuba "vivía orgullosa" de su Revolución. También tuvo palabras elogiosas para el presidente Rafael Correa.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG