Enlaces de accesibilidad

El vaso de leche diario sigue siendo un sueño


ARCHIVO. Un hombre camina con unos vasos de leche en un albergue organizado en una escuela.

Desde que el gobernante Raúl Castro prometió en 2006 garantizar un vaso de leche diario a cada cubano, la producción de leche fresca, sumada a las costosas importaciones de leche en polvo no alcanza aún para cumplir esa promesa.

La producción de leche fresca está muy lejos de satisfacer las necesidades del país, admitió el diario local Escambray, al informar que las provincias de Sancti Spiritus y Pinar del Río son las únicas que mostraron un ascenso en la producción leche hasta el pasado mes de julio.

En Sancti Spíritus al cierre del primer semestre la producción acumulada entre los envíos a la industria y la venta directa superaba los 17 millones de litros, “cifra equivalente a un 4 por ciento de crecimiento en comparación con igual etapa del año anterior, aunque con niveles muy lejos de satisfacer las necesidades.”

Desde que el gobernante Raúl Castro prometió en 2006 garantizar un vaso de leche diario a cada cubano, la producción de leche fresca, sumada a las costosas importaciones de leche en polvo no alcanza aún para cumplir esa promesa.

El número de vacas en ordeño aumentó ligeramente, pero estos modestos avancen enfrentan los mismos viejos problemas introducidos por la economía estatal en el sector agropecuario.

Falta el alimento, los potreros están empobrecidos y según admitió Escambray, “las existencias actuales representan alrededor del 70 por ciento de las necesidades de comida para la masa vacuna.”

Lejos está el sector de situarse a la par de las posibilidades productivas que atesora; sin embargo, los rumbos que exhibe parecen encaminados a sostener el resultado actual para, al menos, no volver a retroceder.

A los problemas de alimentación se suman otros como la ineficiencia del almacenamiento y transporte de la leche fresca a los centros de procesamiento.

El vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación, Adel Yzquierdo Rodríguez, revisó la pasada semana al estado en que se encuentra una fábrica de leche en polvo que desde hace dos años se construye en la ciudad de Camagüey.

“Luego de varios plazos incumplidos de terminación por deficiencias durante el proceso inversionista la planta se encuentra ya en la etapa final de construcción civil y montaje tecnológico, para lo cual cuenta con la participación directa de especialistas de la República Popular China”, dijo el periódico local.

Los funcionarios del sector agroindustrial tienen su esperanza en esta planta cuya puesta en marcha está prevista para el próximo domingo, 25 de agosto, ya que ayudará a disminuir la casi 35 mil toneladas de leche en polvo que Cuba importa cada año a elevados precios en el mercado internacional.

Alexis Gil Pérez, director de la Em­presa de Productos Lácteos de Camagüey, dijo que la planta tiene una capacidad para procesar 60 mil litros diarios de leche de óptima calidad, materia prima con la que se elaborarán seis toneladas de leche en polvo y un volumen de mantequilla.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG