Enlaces de accesibilidad

El Papa recibe a Obama: "Welcome, mister president"


El Papa recibe a Obama
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:19 0:00

El Papa recibe a Obama

Roma ha sido literalmente blindada para la llegada de Obama, quien permanecerá 40 horas en la Ciudad Eterna.

El papa Francisco recibió este jueves en su estudio del palacio apostólico al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para el primer encuentro privado entre los dos líderes desde la elección del pontífice hace un año.

"Soy un gran admirador suyo", le dijo Obama en inglés al saludar a Francisco.

El primer papa de América recibió de pie, en la entrada de su biblioteca privada y con una cierta formalidad, al mandatario estadounidense, quien sonreía abiertamente y parecía emocionado mientras Francisco le estrechaba las dos manos.

"Welcome, mister president" (Bienvenido, señor presidente), le dijo el papa en inglés, idioma que no suele hablar.

Enseguida, dos traductores, un religioso y una mujer con mantilla negra, entraron para participar en el encuentro que se desarrolla en el escritorio papal, sentados uno delante del otro y sin otras personas presentes.
Calificándose como un "gran admirador", el presidente estadounidense, Barack Obama, habló por casi una hora de la situación mundial con el Papa Francisco e invitó al pontífice a visitar la Casa Blanca.

Obama lucía relajado y bromeó con el Papa durante la parte pública de su primera reunión ante periodistas, y en un momento dijo que no sabía cómo su esposa y sus hijas "lo aguantaban".

No se conocieron detalles inmediatos sobre lo que conversaron ambos líderes, pero antes de la reunión Obama alabó el compromiso del Papa para abordar las crecientes brechas entre ricos y pobres en una entrevista con un diario italiano.

"Es un gran honor. Soy un gran admirador", dijo el presidente cuando el Papa lo saludó en su biblioteca privada."Muchas gracias por recibirme", agregó.

Obama invitó al Papa a visitar la Casa Blanca al darle un simbólico presente de semillas y vegetales del jardín de la residencia presidencial.

La Casa Blanca dijo que se donarán otras semillas en Estados Unidos que resultarán en toneladas de productos a una organización benéfica que el Papa elija.

"Si tiene oportunidad, puede venir a la Casa Blanca y ver el jardín", dijo Obama al Papa al explicarle el regalo.

El Papa respondió en español diciendo "¡Cómo no!".

FRUSTRACIONES PRESIDENCIALES
El Papa le dio a Obama dos medallas conmemorativas y una copia encuadernada en cuero rojo del Evangelii Gaudium ("La Alegría del Evangelio"), un documento que Francisco escribió el año pasado y que es visto como el mapa de ruta de su papado.

"Sabe, probablemente lea esto en la Oficina Oval cuando esté sumamente frustrado y estoy seguro de que me dará fuerza y me calmará", dijo Obama.

El Papa le respondió en inglés: "Espero".

En otro momento durante la audiencia, luego de que la delegación se sentó y se tomaron fotografías, Obama le dijo al traductor del Papa: "Su Santidad es la única persona que tiene que soportar más protocolo que yo".

Antes de la reunión, Obama dijo al diario Corriere de laSera que la "gran autoridad moral" de Francisco había sumado peso a las peticiones de compensar los crecientes desequilibrios entre ganadores y perdedores de la globalización y el cambio económico.

"En Estados Unidos, en las últimas décadas, hemos visto una creciente brecha entre los ingresos de los que están muy arriba y los de una familia típica", sostuvo.

"Pero esto no es un problema de Estados Unidos, es un problema de los países del mundo. Y no es sólo un tema económico, es un tema moral", comentó el mandatario.

Desde su elección hace un año, el Papa Francisco ha criticado en varias ocasiones el capitalismo desenfrenado, los excesos que están detrás de la crisis económica mundial, y la creciente brecha entre ricos y pobres, incluso en países desarrollados.

Obama ha alabado repetidamente al Papa por su compasión y el énfasis en ayudar a los pobres, y la reunión podría dar ímpetu a una de sus iniciativas en Estados Unidos, como impulsar a la clase media y ayudar a los estadounidenses con ingresos bajos.

En su primera visita al Vaticano, Obama fue recibido en el patio de San Dámaso, donde lo esperaba el prefecto de la casa pontificia, el obispo Georg Gänswein, secretario también de Benedicto XVI, el papa emérito que renunció al cargo en 2013.

El mandatario estadounidense llegó a bordo del Air Force One la noche del miércoles al aeropuerto de Fiumicino procedente de Bruselas, donde participó en la cumbre Estados Unidos-Unión Europea (UE).

Obama se reunirá también este jueves con el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, y con el primer ministro, Matteo Renzi.

Por la tarde visitará el emblemático Coliseo, cerrado al público para la ocasión.
XS
SM
MD
LG