Enlaces de accesibilidad

noticias

El NYT se asoma al cuentrapropismo cubano


Ahora los isleños venden café en sus portales, alquilan viviendas, fabrican muebles de mimbre y ofertan en las calles de todo, desde DVDs piratas hasta vino hecho en casa, afirma el Times.

El reportaje toma el ejemplo de una bautense, Marisela, que pasa gran parte del día de pie frente a su fogón de una sola hornilla. Al final del día las rodillas le duelen, pero se siente satisfecha por el dinero que ha ganado.

Señala el Times que calles donde no había ningún comercio están animándose mientras los cubanos cuelgan sus anuncios pintados y sus toldos, y levantan sus puestos de venta en el frente de sus casas.

Otros, como Juan Carlos, son más escépticos. Durante cinco años él operó un restaurante en el patio de su casa, pero en el 2000 se cansó de los puntillosos inspectores y lo cerró.

Ahora no se decide a reabrirlo, alegando que si alguien que ha estado repitiendo lo mismo más de 40 años cambia de repente de discurso, hay que tener mucha fe para creerle.

XS
SM
MD
LG