Enlaces de accesibilidad

El fantasma de una muerte evitable


En peligro, grandes exponentes del art decó en La Habana...

Da dolor y vergüenza ajena transitar por la Avenida de los Presidentes, más popularmente conocida como Calle G, y al llegar al enorme monumento erigido al presidente José Miguel Gómez, que afortunadamente se mantiene firme y erguido, tornar la mirada hacia la derecha, y observar con estupor, ese enorme esqueleto cual
Hospital Pedro Borrás. Foto de Rebeca Monzó
Hospital Pedro Borrás. Foto de Rebeca Monzó
fantasma, que fuera el Hospital Pedro Borrás, el más grande exponente en estilo art decó en América, destinado a la salud, obra de los arquitectos Govantes y Cobarroca, cuyo similar en estilo y uso, no tan grande, se encuentra en la ciudad de Chicago, Estados Unidos, en perfectas condiciones y brindando servicios médicos, víctima el nuestro del abandono y la desidia gubernamental, quien provocara su penoso estado actual.

Los medios oficialistas achacan su deterioro a deficiencias estructurales que jamás existieron, pero no hablan de las detonaciones hechas en la acera de enfrente, en las faldas del Hospital Calixto García, cuando la fiebre de explosiones para construir túneles, ordenadas por la nomenclatura dirigente, contagió a toda la ciudad, las que muy posiblemente hayan provocado algunas lesiones en su estructura.

Tampoco nunca se le dio mantenimiento adecuado ni se resanaron los daños ocasionados al mismo, a pesar que hace más de treinta años un grupo de arquitectos, preocupados por la conservación de este patrimonio, presentaran proyectos (que yacen engavetados) para la restauración y salvación del mismo.

Este coloso de la salud se mantuvo cerrado y en total abandono, siendo víctima de la desidia burocrática, ocupantes ilegales, depredaciones y robos en sus instalaciones.
El hospital materno América Arias exponente de la arquitectura Art Deco.
El hospital materno América Arias exponente de la arquitectura Art Deco.

Ahora levita manteniéndose en pie, en estática milagrosa, presto en cualquier momento a desplomarse y caer finalmente, convirtiéndose en un fantasma cuya muerte pudo evitarse. Un valor patrimonial más perdido, al igual que la del emblemático edificio Alaska, en esta misma barriada, cuya responsabilidad recaerá históricamente sobre las mismas autoridades que nos han estado gobernando durante estos cincuenta y cinco años.
El edificio López Serrano
El edificio López Serrano
Si no se toman medidas urgentes para la restauración de estos grandes exponentes de nuestra arquitectura, también tendremos con dolor que presenciar la muerte del edificio de apartamentos López Serrano, así como del Hospital de Maternidad América Arias, ambos ejemplos también del más refinado art decó que se encuentran en precarias condiciones.

Mediante este medio estoy haciendo un llamado urgente a la sensibilidad de aquéllos en cuyas manos está poder encaminar y solucionar esta situación, que afecta a todos los cubanos en general y a nuestro patrimonio arquitectónico e histórico en particular.

Publicado originalmente en el blog Por el ojo de la Aguja de Rebeca Monzó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG